Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

* Noticia aparecida ayer en el diario mexicano La Jornada

 

Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

Comienza con novelas de Luisa Josefina Hernández, Tita Valencia, La China Mendoza, Tununa Mercado y Marcela del Río, adelanta Socorro Venegas

Mónica Mateos-Vega
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de enero de 2020, p. 3

Con el propósito de ‘‘hacer visible la obra de mujeres del siglo pasado que por diversos motivos no tuvieron difusión”, la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lanza la iniciativa editorial Vindictas.

Ese proyecto comienza con una colección de cinco novelas escritas por mujeres, entre ellas Luisa Josefina Hernández y Tita Valencia, galardonadas por el Premio Xavier Villaurrutia; las narradoras y periodistas María Luisa La China Mendoza y Tununa Mercado, así como Marcela del Río (1932), profesora emérita de la Universidad de la Florida Central.

En entrevista con La Jornada, Socorro Venegas, titular de Publicaciones y Fomento Editorial, adelanta que buscarán que esta nueva colección ‘‘tenga alcances importantes, que sea una segunda mirada a la historia de la literatura hispanoamericana desde lo único por lo que se puede juzgar a un autor: a través de su obra”.

Añade que se espera también que las autoras revaloren su trabajo, pues se trata de una generación combativa.

 

Reflexión sobre la historia de la literatura

‘‘Vindictas tiene todo el sentido de un rescate, pero también de una reflexión mayor sobre nuestra propia manera en que hemos construido la historia de la literatura o cuáles han sido los criterios para determinar lo que vale y lo que no’’, detalla Venegas.

‘‘La colección representa también una postura crítica de las autoras a las que invité a formar parte del proyecto para que recomendaran y seleccionaran qué novelas rescataríamos. Estamos rastreando a varias autoras españolas, pero enfrentamos varios obstáculos; por ejemplo, que no siempre están los derechos de autor disponibles.”

La primera de las escritoras incluidas en Vindictas es Luisa Josefina Hernández (Ciudad de México, 1928), con su libro El lugar donde crece la hierba (1957), ahora con una introducción escrita por Ave Barrera. El segundo título es Minotauromaquia (1976), de Tita Valencia (Ciudad de México, 1938), quien escandalizó al medio literario ‘‘por el arrojo con que la novela narra el desencuentro con uno de los protagonistas del universo intelectual ultramasculino de la época”. La introducción de este título es de Claudina Domingo.

Primera etapa de la colección

De María Luisa La China Mendoza (1930-2018), con introducción de Jazmina Barrera, Vindictas publica De ausencia (1974). De la escritora Tununa Mercado (Córdoba, Argentina, 1939) se recupera En estado de memoria (1990), con introducción de Nora de la Cruz, que aborda la dictadura militar en ese país sudamericano.

Finalmente en esta primera etapa de la colección se incluye a Marcela del Río (Ciudad de México, 1932), con La cripta del espejo (1988), con introducción de Lola Horner.

‘‘La mayoría de las autoras viven, así que no hay mejor homenaje que proponer a los lectores que vuelvan a leerlas, pues además son de una vigencia asombrosa.

‘‘Decimos que el patriarcado se va a caer, pero no se ha caído y a veces sentimos que ni se ha tambaleado; por eso es fundamental en este momento sumarnos a iniciativas como la de la Caniem que celebra el Día del Libro y que publicó una selección de cuentos de Inés Arredondo, escritora que se ha mantenido ‘de culto’, pues el silencio no aporta prestigio a las autoras.

‘‘Vindictas es un grito para decir que ahí están ellas. Si las obras valen o tienen más calidad que otras novelas eso lo tienen que decidir los lectores, pero nunca lo dirán si no tienen la oportunidad de conocerlas.

‘‘Ninguna de estas autoras escribió para otras mujeres, es decir, son escritoras haciendo literatura y en sus obras se puede ver la ambición de ellas por escribir la mejor novela”, concluye Venegas.