Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

* Noticia aparecida ayer en el diario mexicano La Jornada

 

Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

Comienza con novelas de Luisa Josefina Hernández, Tita Valencia, La China Mendoza, Tununa Mercado y Marcela del Río, adelanta Socorro Venegas

Mónica Mateos-Vega
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de enero de 2020, p. 3

Con el propósito de ‘‘hacer visible la obra de mujeres del siglo pasado que por diversos motivos no tuvieron difusión”, la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lanza la iniciativa editorial Vindictas.

Ese proyecto comienza con una colección de cinco novelas escritas por mujeres, entre ellas Luisa Josefina Hernández y Tita Valencia, galardonadas por el Premio Xavier Villaurrutia; las narradoras y periodistas María Luisa La China Mendoza y Tununa Mercado, así como Marcela del Río (1932), profesora emérita de la Universidad de la Florida Central.

En entrevista con La Jornada, Socorro Venegas, titular de Publicaciones y Fomento Editorial, adelanta que buscarán que esta nueva colección ‘‘tenga alcances importantes, que sea una segunda mirada a la historia de la literatura hispanoamericana desde lo único por lo que se puede juzgar a un autor: a través de su obra”.

Añade que se espera también que las autoras revaloren su trabajo, pues se trata de una generación combativa.

 

Reflexión sobre la historia de la literatura

‘‘Vindictas tiene todo el sentido de un rescate, pero también de una reflexión mayor sobre nuestra propia manera en que hemos construido la historia de la literatura o cuáles han sido los criterios para determinar lo que vale y lo que no’’, detalla Venegas.

‘‘La colección representa también una postura crítica de las autoras a las que invité a formar parte del proyecto para que recomendaran y seleccionaran qué novelas rescataríamos. Estamos rastreando a varias autoras españolas, pero enfrentamos varios obstáculos; por ejemplo, que no siempre están los derechos de autor disponibles.”

La primera de las escritoras incluidas en Vindictas es Luisa Josefina Hernández (Ciudad de México, 1928), con su libro El lugar donde crece la hierba (1957), ahora con una introducción escrita por Ave Barrera. El segundo título es Minotauromaquia (1976), de Tita Valencia (Ciudad de México, 1938), quien escandalizó al medio literario ‘‘por el arrojo con que la novela narra el desencuentro con uno de los protagonistas del universo intelectual ultramasculino de la época”. La introducción de este título es de Claudina Domingo.

Primera etapa de la colección

De María Luisa La China Mendoza (1930-2018), con introducción de Jazmina Barrera, Vindictas publica De ausencia (1974). De la escritora Tununa Mercado (Córdoba, Argentina, 1939) se recupera En estado de memoria (1990), con introducción de Nora de la Cruz, que aborda la dictadura militar en ese país sudamericano.

Finalmente en esta primera etapa de la colección se incluye a Marcela del Río (Ciudad de México, 1932), con La cripta del espejo (1988), con introducción de Lola Horner.

‘‘La mayoría de las autoras viven, así que no hay mejor homenaje que proponer a los lectores que vuelvan a leerlas, pues además son de una vigencia asombrosa.

‘‘Decimos que el patriarcado se va a caer, pero no se ha caído y a veces sentimos que ni se ha tambaleado; por eso es fundamental en este momento sumarnos a iniciativas como la de la Caniem que celebra el Día del Libro y que publicó una selección de cuentos de Inés Arredondo, escritora que se ha mantenido ‘de culto’, pues el silencio no aporta prestigio a las autoras.

‘‘Vindictas es un grito para decir que ahí están ellas. Si las obras valen o tienen más calidad que otras novelas eso lo tienen que decidir los lectores, pero nunca lo dirán si no tienen la oportunidad de conocerlas.

‘‘Ninguna de estas autoras escribió para otras mujeres, es decir, son escritoras haciendo literatura y en sus obras se puede ver la ambición de ellas por escribir la mejor novela”, concluye Venegas.

 


#Poesía: “Perspectivas” (Esteban Moore)

 

Perspectivas

 

“…un mar de cristal mezclado con fuego…”

Apocalipsis 15.2

 

Podrás escuchar ————-al tiempo que el comandante inicia

la anunciada maniobra de descenso

las palabras del pasajero ubicado en la ventanilla

quien observando desde la altura las luces de la ciudad

comenta a viva voz

la decidida vocación europea que la habita

/ destaca su relevancia para el mundo

 

Describe con abundancia de detalles

las particularidades de algunos de los lugares

/ edificios y monumentos que la caracterizan

 

Señala su ubicación en la indescifrable llanura

/ sembrada de apretados racimos de luz

Mágica -electrizada cristalería -que titila en la noche cerrada

en ese océano de sombras y brumas que magnifica

/ la oscura profundidad de su vacío

 

La voz alta en pretensiones

de este improvisado intérprete de tu ciudad

se mezcla con tus pensamientos y

…………………………………………….  Recuerdos

La suya no es o será tu ciudad

esta que se expande incontrolable -arrastrada del anhelo

/ de muchos

en las aún desnudas regiones de la pura esperanza

 

 

 

Esteban Moore, Las promesas del día y otros poemas, Córdoba, Alción, 2019, pp. 9-10.

 

Blog del poeta, traductor y ensayista Esteban Moore: http://alpialdelapalabra.blogspot.com/

 


#Poesía: “del drogado” (Leónidas Lamborghini)

del drogado

–Me drogo porque sí, porque me gusta,

porque ¡¿qué hay?! soy joven y lo hago,

si quiero destruirme me destruyo.

 

Me droga el mundo, me droga medio mundo,

el ambiente me droga, un medio ambiente;

me droga San Bernardo, drógame un Grondo.

 

El rock me droga (el tango ni me droga),

el ruido y las luces de las disco,

el calor de la ciudad y sus fríos.

 

Me droga el fúlbo, la TV y almuerzos

y micos y ginellis y una pérgola;

me droga un vano grillo, un can ciruja.

 

Me drogan los aviesos noticieros,

los juegos de video, comerciales

y los consejos de papá y de mami.

 

Me droga el cine poético, cinéfilos,

óperas y ballets, el sida, el sexo;

una papa me droga, una papada.

 

Me droga un Presidente, un juez,

un senador, un diputado y

un Intendente y un edil me drogan.

 

Y me drogan los curas sanadores

y los obispos y la gente ‘progre’

y los hipócritas, los doble faz.

 

Me droga un culo grande pa’ chambones,

me drogan las culonas y culones;

me drogan policías y buchones.

 

Me drogan tantas cosas que me drogo;

me droga este que escribe y que me escribe,

que me hace hablar al pedo: yo me drogo,

 

forro lector, porque me da la gana.

 

 

Leónidas Lamborghini, La risa canalla (o la moral del bufón), Bs. As., Paradiso, 2004, pp. 19-20.

 


#Poesía: Aldo Oliva

 

“Tornado”

Cuando el tornado, al borde del camino,

derrumbe la temblorosa hilera de los eucaliptos,

reventando el vientre de alguna liebre inadvertida;

tajando, del ganado, reses mutiladas, no

diferentes a la chatarra de los rastrojeros

incrustados en los frentes de las viejas casas;

cuando el rayo de la tinta

hienda tu frente:

eleva un himno, entonces,

a la verdad de la existencia y ármate de

levantado fuego para trocar lo aparente-

mente real. No salpiques con complicidad

la apariencia de lo inevitable. Corrompe la

furia del acecho que nos improntó; irrumpe y

diluye en la densidad de lo que finge ser.

Trama el hilaje de tu

nueva túnica. Desvístete de las añejas raigambres

que se ensañaron en tu piel.

Pide perdón por haber sido sólo hombre

y verás el canto de la forma que vendrá.

 

 

 

“Aproximación a la imagen”

En la cerrada negrura, que existe

Del espejo que reflejó tu luminoso pecho?;

Un fantasma vaciado de luz y forma?;

Una forma caída de la luz en el misterio?;

La huída del amor en la tiniebla?;

El hundimiento abisal de la memoria?;

La perdición de la Cosa?;

Sangrante.

Un pétalo ausente de la excelsa flor

de esa nada que imaginamos.

 

Aldo Oliva, Una Batalla. Poemas inéditos, poemas últimos 1978/2000, Aldebarán Ediciones, Rosario, 2002, pp. 85 y 96.


Presentación doble: “La mesa”, de Darío Canton, y “Canton lleno”, libro dedicado a su obra

+ sobre los libros:

La mesa: http://www.zindo-gafuri.com/project/la-mesa/

Canton lleno: https://www.elcuencodeplata.com.ar/libro/347/canton-lleno/

 


Se reeditó “La mesa” (1972), poema de Darío Canton

* Ya está en las librerías la reedición de La mesa, poema de Darío Canton publicado originalmente en 1972 por la editorial Siglo XXI de Argentina, por la editorial Zindo & Gafuri.

 

 

** Y aquí, una versión del prólogo que hice para esta reedición, publicado en el suplemento “Radar libros” del diario Página/12, junto a fragmentos del libro.

 


Novedad editorial: “Canton lleno. Ensayos sobre la obra literaria de Darío Canton”

* Puede leerse el prólogo que hice al volumen publicado por El cuenco de plata, posteado en el blog del poeta Esteban Moore.

 

Escriben:

Osvaldo Aguirre

Ezequiel Alemian

Elvio E. Gandolfo

Pablo Gianera

Cristian Molina

Delfina Muschietti

Ana Porrúa

Guadalupe Salomón

* * *

Hay una riquísima y variada crítica en torno a Darío Canton, a su obra literaria inmensa y heteróclita. La multiplicidad de enfoques, el rigor teórico, la imaginación creativa que posee cada uno de los trabajos que aquí se publican permiten apreciar cómo se puede ir construyendo una vasta “red semiótica” en torno a una de las más originales obras en el campo de la poesía (rioplatense y latinoamericana) y también la autobiografía.

Se espera, así –“superando” de algún modo la “dispersión” previa en cuanto a la recepción crítica y periodística, que se fue dando a lo largo de varias décadas–, que la presente colección de ensayos contribuya a una mejor y mayor comprensión, conocimiento y difusión del autor y de su obra en los terrenos de la crítica y la academia, del periodismo y la cultura, y especialmente entre los lectores y lectoras. Que favorezca, promueva, incentive, el ingreso a la poesía de Darío Canton.

Demian Paredes