Un arte “aparecedor”

Leemos: “A 36 años del golpe de Estado de 1976, la muestra El arte como impugnación del silencio, de Arte-Memoria Colectivo, en el Palais de Glace, reúne una serie de retratos de desaparecidos realizados de forma comunitaria a partir de fotografías en blanco y negro. Las obras, subdivididas en cuadrículas numeradas y aisladas con cintas, se construyen como mosaicos en los que confluyen pintura, activismo social e historia, las historias de maestras, periodistas, sacerdotes, dirigentes gremiales, estudiantes cifradas en el rostro. Allí están la mirada confiada de Rodolfo Walsh, multiplicada en pancartas durante la sentencia de la causa ESMA; la sonrisa de Graciela Lo Tufo, fundadora del sindicato de docentes de escuelas privadas en Rosario; el semblante apacible de Jorge Julio López, símbolo de la penosa condición de “doble desaparecido” (…)”

Completo acá.