“Gyula Kosice: patrimonio universal” (Pierre Restany)

Pierre Restany: […] Tu fuerza creadora y poética consiste en que tu tiempo está identificado con el tiempo de los otros. Pero ocurre que este último, para los otros, no lo está realmente. Si algún día puedes realizar tu propuesta de la ciudad hidroespacial será porque el tiempo de los otros habrá coincidido en verdad con el tuyo. Por eso las condiciones son tan complejas, porque en el fondo no es una cuestión de mercado, de crítica, sino una cuestión de dinámica planetaria, en un mundo que adquiere inclusive mayor entidad cosmológica. La tuya es una propuesta de orden inédito, que requiere para su ejecución una escala todavía no comprendida en su totalidad, una realidad, repito, mega-humana…

-Pero yo quiero coordinar el tiempo de todos, el mío, el tuyo y el de los demás, a favor de una tecnología humanizada creada por el hombre y capaz de liberar al hombre.

-Todo lo que dices es muy auténtico. Tal vez tu suerte sea…

-¡Vivirlo!…

-Aunque no lo vivas es igualmente valioso.

-Pero es vital que llegue el momento y se construyan los primeros hábitats prototipos de ensayo, para integrar todas las artes a través de las ideas, la pintura, la escultura, el diseño, la holografía, el video, la poesía…

-Estoy de acuerdo contigo. Puedo también aceptar tu impaciencia de querer vivir este concepto estructural anunciado hace tanto tiempo; pero déjame decirte que importa más la proyección de tu pensamiento que la realización en su inmediatez, tu capacidad de asumir contra viento y marea este tipo de conciencia en la dimensión ética. Pero debes mantener la distancia. Lo magnífico es que tú, hombre de la segunda mitad de nuestro siglo, hayas sido capaz de imaginar y estructurar un pensamiento colectivo, porvenirista, de esta envergadura. Porque forma parte del patrimonio universal. […]

kosice-gyula-entrevisiones-1985-“Pierre Restany: la crítica de arte en los umbrales del nuevo humanismo integral”, en Gyula Kosice, Entrevisiones, Bs. As., Sudamericana, 1985, p. 235.


Formas y colores (de un porvenir-presente)

* Reproduzco (con algunas fotos más) la reseña que escribí para ramona. La muestra continúa hasta el 25 de mayo.

Esta exposición MADI Internacional del Palais de Glace contiene una “sección” de (el siempre presente en numerosas muestras) Martín Blaszko, Camilo Arden Quin y José Aguiar, junto a vitrinas que ilustran parte de los inicios de Madí (catálogos y folletos, libros y fotos, noticias de los diarios), y una nueva generación de artistas del Uruguay, Brasil y la Argentina, que –según se anuncia- continúan los pasos de aquella vanguardia pionera (llamada originalmente Movimiento de Arte Concreto-Invención).

Tenemos entonces colores y formas que escapan de los marcos impuestos por “la tradición”, y esculturas de diversos materiales (plásticos, maderas, acrílicos) y tamaños. Una muestra que tiene mucho de geometría en función del objeto artístico (polígonos regulares e irregulares, rombos, pentágonos y hexágonos). Como se buscaba desde el comienzo del movimiento, acá hay inventiva pura.

Lo que no queda del todo explícito en este MADI Internacional es si realmente hay una “real continuidad”, como propone el texto de presentación. Allí dice que “siguen vigentes todos los principios estéticos, éticos y filosóficos” de Madí. ¿Será así? Al menos podría dudarse de lo filosófico y ético. ¿Qué defienden los artistas hoy? ¿Defienden algo? ¿Alguna “causa”? Uno de los primeros Madí, Gyula Kosice, por ejemplo, cuenta en un nuevo libro publicado el año pasado: “nosotros ya no hacíamos lo concreto, sino la invención total del objeto. Fue entonces que surgió ‘Madí’, palabra puramente inventada, pero que a la vez es la contracción de ‘¡Madrí, Madrí! ¡No pasarán!’, expresión utilizada por los republicanos españoles durante la Guerra Civil” (Autobiografía, Bs. As., Asunto Impreso Ediciones, pp. 45 y 46). Entonces, en las décadas de 1930 y 40 había una gran causa político-social –nada menos que la Revolución Española- en la cual cifrar esperanzas e incluso referenciarse.

Hoy entonces, habría que conocer y analizar realmente qué continuidades con aquellas experiencias hay en estos nuevos artistas “madí-seguidores” (¿tendrán manifiestos, revistas? ¿algún agrupamiento internacional?).

* Hacer click en cada imagen para agrandar las fotos.