#Poesía contemporánea de Brasil: Vera Pedrosa y Adriano Eysen

Seguimos publicando en el blog del poeta Esteban Moore traducciones que hice de poesía brasileña, a modo de pequeñas muestras.

 

Vera Pedrosa:

 

Del aire

son ciudades del jaguar

selvas del puma

matas y sierras

que antes abrigaron

a la serpiente emplumada

monarca en el aire y en el inframundo

 

al norte son narvales sus dientes

artefactos de marfil canoas de inuits

hielos flotantes

y en el entorno

mares verdinegros

perdiéndose de vista

 

El post con más poemas.

*   *   *

 

Adriano Eysen:

 

Paisaje visto desde la ventana

La ciudad es un puñal

que amanece rasgando

en el pecho del hombre

huellas de automóviles.

 

Y filetes de sol

rasuran los párpados de los transeúntes

que vomitan

sus primeras angustias.

 

La ciudad es una navaja

que sangra al hombre

donde moran dioses

y antiguos demonios.

 

El post con más poemas.


#Poesía: Damário Dacruz

 

Caja negra

Soy un hombre.

Por lo tanto,

más que palabra.

 

No pronuncio

el sentimiento

sólo como palabra.

 

Lo que fue dicho

al atardecer

no se confirma

en la madrugada.

Lo que fue visto

en el sueño

no se confronta

con la realidad.

 

Soy un hombre.

Por lo tanto,

una sorpresa.

 

 

Vuelo certero

Cada

pájaro

sabe

la ruta

de retorno.

 

Cada

pájaro

sabe

la ruta

de sí.

 

Cada

pájaro

en la ruta

se sabe

pájaro.

 

 

Olé

Cuando en la arena

un toro me mata

no me socorran,

pues nadie socorre

al toro cuando lo mato.

 

 

* Algunos poemas más del poeta de Bahía Damário Dacruz (1953-2010), en versión de DP, posteados en el blog del poeta y traductor Esteban Moore.


#Poesía: “Perspectivas” (Esteban Moore)

 

Perspectivas

 

“…un mar de cristal mezclado con fuego…”

Apocalipsis 15.2

 

Podrás escuchar ————-al tiempo que el comandante inicia

la anunciada maniobra de descenso

las palabras del pasajero ubicado en la ventanilla

quien observando desde la altura las luces de la ciudad

comenta a viva voz

la decidida vocación europea que la habita

/ destaca su relevancia para el mundo

 

Describe con abundancia de detalles

las particularidades de algunos de los lugares

/ edificios y monumentos que la caracterizan

 

Señala su ubicación en la indescifrable llanura

/ sembrada de apretados racimos de luz

Mágica -electrizada cristalería -que titila en la noche cerrada

en ese océano de sombras y brumas que magnifica

/ la oscura profundidad de su vacío

 

La voz alta en pretensiones

de este improvisado intérprete de tu ciudad

se mezcla con tus pensamientos y

…………………………………………….  Recuerdos

La suya no es o será tu ciudad

esta que se expande incontrolable -arrastrada del anhelo

/ de muchos

en las aún desnudas regiones de la pura esperanza

 

 

 

Esteban Moore, Las promesas del día y otros poemas, Córdoba, Alción, 2019, pp. 9-10.

 

Blog del poeta, traductor y ensayista Esteban Moore: http://alpialdelapalabra.blogspot.com/

 


#Poesía: “del drogado” (Leónidas Lamborghini)

del drogado

–Me drogo porque sí, porque me gusta,

porque ¡¿qué hay?! soy joven y lo hago,

si quiero destruirme me destruyo.

 

Me droga el mundo, me droga medio mundo,

el ambiente me droga, un medio ambiente;

me droga San Bernardo, drógame un Grondo.

 

El rock me droga (el tango ni me droga),

el ruido y las luces de las disco,

el calor de la ciudad y sus fríos.

 

Me droga el fúlbo, la TV y almuerzos

y micos y ginellis y una pérgola;

me droga un vano grillo, un can ciruja.

 

Me drogan los aviesos noticieros,

los juegos de video, comerciales

y los consejos de papá y de mami.

 

Me droga el cine poético, cinéfilos,

óperas y ballets, el sida, el sexo;

una papa me droga, una papada.

 

Me droga un Presidente, un juez,

un senador, un diputado y

un Intendente y un edil me drogan.

 

Y me drogan los curas sanadores

y los obispos y la gente ‘progre’

y los hipócritas, los doble faz.

 

Me droga un culo grande pa’ chambones,

me drogan las culonas y culones;

me drogan policías y buchones.

 

Me drogan tantas cosas que me drogo;

me droga este que escribe y que me escribe,

que me hace hablar al pedo: yo me drogo,

 

forro lector, porque me da la gana.

 

 

Leónidas Lamborghini, La risa canalla (o la moral del bufón), Bs. As., Paradiso, 2004, pp. 19-20.

 


#Poesía: Aldo Oliva

 

“Tornado”

Cuando el tornado, al borde del camino,

derrumbe la temblorosa hilera de los eucaliptos,

reventando el vientre de alguna liebre inadvertida;

tajando, del ganado, reses mutiladas, no

diferentes a la chatarra de los rastrojeros

incrustados en los frentes de las viejas casas;

cuando el rayo de la tinta

hienda tu frente:

eleva un himno, entonces,

a la verdad de la existencia y ármate de

levantado fuego para trocar lo aparente-

mente real. No salpiques con complicidad

la apariencia de lo inevitable. Corrompe la

furia del acecho que nos improntó; irrumpe y

diluye en la densidad de lo que finge ser.

Trama el hilaje de tu

nueva túnica. Desvístete de las añejas raigambres

que se ensañaron en tu piel.

Pide perdón por haber sido sólo hombre

y verás el canto de la forma que vendrá.

 

 

 

“Aproximación a la imagen”

En la cerrada negrura, que existe

Del espejo que reflejó tu luminoso pecho?;

Un fantasma vaciado de luz y forma?;

Una forma caída de la luz en el misterio?;

La huída del amor en la tiniebla?;

El hundimiento abisal de la memoria?;

La perdición de la Cosa?;

Sangrante.

Un pétalo ausente de la excelsa flor

de esa nada que imaginamos.

 

Aldo Oliva, Una Batalla. Poemas inéditos, poemas últimos 1978/2000, Aldebarán Ediciones, Rosario, 2002, pp. 85 y 96.


Presentación doble: “La mesa”, de Darío Canton, y “Canton lleno”, libro dedicado a su obra

+ sobre los libros:

La mesa: http://www.zindo-gafuri.com/project/la-mesa/

Canton lleno: https://www.elcuencodeplata.com.ar/libro/347/canton-lleno/

 


Se reeditó “La mesa” (1972), poema de Darío Canton

* Ya está en las librerías la reedición de La mesa, poema de Darío Canton publicado originalmente en 1972 por la editorial Siglo XXI de Argentina, por la editorial Zindo & Gafuri.

 

 

** Y aquí, una versión del prólogo que hice para esta reedición, publicado en el suplemento “Radar libros” del diario Página/12, junto a fragmentos del libro.