“Difícil que un artefacto tan perfecto como el libro, que tiene cinco siglos, pueda acabar en cinco años”

Leemos: “–¿Cómo impacta el mundo digital en la función del agente literario? Se ha dicho que en el largo plazo podría ser una figura que perdería relevancia, que podría ser suprimida de la cadena de la edición.

–A la larga, todas las figuras humanas van a ser suprimidas y quedarán Amazon y Google. Puede ser, pero no me suena… Hay una gran transformación en el mundo y creo que el proyecto digital es muy interesante, pero es de escaso interés en el corto plazo y en nuestra lengua. No tengo ninguna duda de que todo trabajo digital terminará en manos de Amazon, Google, Apple, o sus sucesores y similares. Y comenzarán por suprimir al librero, luego al editor de papel, al agente literario, y el día que el software lo permita al autor. Sólo entonces existirá algo que será tan diferente a lo que llamamos libro que entramos en el terreno de la ciencia ficción. Es difícil que un artefacto tan perfecto como el libro, que tiene cinco siglos, pueda acabar en cinco años. A lo mejor dentro de cien años no existe más; pero ninguno de nosotros va a estar para verlo.”

 

* Es Guillermo Schavelzon, en un reportaje en Página/12 ayer, comentando varios temas, desde la edición de las obras completas de Paul Auster en nuestro idioma (en edición de bolsillo), hasta las nuevas medidas de control de importación y exportación de libros de Guillermo Moreno. Completo acá.