hoy arranca el Ciclo de documentales y muestras de Enfoque Rojo

Ciclo de documentales y muestras de Enfoque Rojo
Proyectamos 
“La ciudad de los fotógrafos”
Viernes 13/9 a las 20:30 hs. / IPS (Riobamba 144 / CABA)

securedownload

Queremos comenzar con una serie de muestras fotográficas temáticas y proyección de documentales sobre la fotografía en los distintos procesos convulsivos de la lucha de clases. En esta ocasión, al cumplirse el 40º aniversario del golpe militar del genocida Pinochet en Chile, proyectamos “Ciudad de fotógrafos”, que trata sobre un grupo de fotógrafas/os que se organizó en plena dictadura pinochetista y cómo sus registros no sólo sirvieron como legado histórico sino que también como armas de denuncia y pruebas fundamentales para el inicio de procesos en la justicia, y también es lo que permitió el nacimiento de la AFI (Asociación de Fotógrafos Independientes de Chile).
Al finalizar la proyección proponemos realizar un debate, ligando el Chile de ayer y de hoy, y el rol de los fotógrafos documentalistas, corresponsales en general y desde nuestra militancia, en la actualidad.
También habrá una exposición fotográfica con imágenes del Chile de ayer y el de hoy y habrá para los que quieran adquirir materiales del CEIP, de Contraimagen-TVPTS, revista Ideas de Izquierda, postales, etc…

Luego los invitamos a quedarse a disfrutar de una buena cerveza y música en el bar. 

 

¡Los esperamos en el IPS, el viernes 13/9 a las 20:30hs!

Taller de Estereoscopía – Espacio Fundación Telefónica

EFT17dejulio


Un fotógrafo de la decadencia (norteamericana)

1373115436_682180_1373116466_album_normal

Leemos en el diario español El País acerca del trabajo del fotógrafo Camilo José Vergara:

Precisamente por haber recogido el “espíritu imperecedero que brilla en la decadencia” y por haber sabido “reflejar la cultura vibrante y en constante cambio de nuestras comunidades” es por lo que la Casa Blanca ha concedido a Vergara la medalla nacional. El fotógrafo se sorprende de esa visión positiva que subraya la presidencia y aunque no reniega de ella, llama la atención, fiel a ese sentimiento trágico de la vida que lo acompaña desde su niñez, en la parte oscura del sueño americano. “Es cierto que en la historia de EE UU hay un espíritu de adaptación y de superación, pero no lo es menos que hay mucha gente que se pierde, las cárceles están llenas, hay muchos que mueren antes de lo que debieran… Para mí, lo importante es mostrar el lado físico de todo esto. Los árboles, los muros, las escuelas, las carreteras también nos hablan de manera elocuente de la realidad”, señala.

Con su trabajo Vergara pretende provocar un diálogo sobre el espacio urbano en las ciudades y el reflejo de la sociedad que ello supone. Sus fotografías de una biblioteca abandonada en Camden (Nueva Jersey) -una de las ciudades más pobres de EE UU- en cuyo interior han echado raíces varios árboles, empujaron a las autoridades a no derribar el edificio y a protegerlo con una valla. “Mi contribución tal vez tenga que ver con que la reja esté allí, pero el Ayuntamiento no ha hecho nada para impedir que la biblioteca se caiga a pedazos”, se lamenta el fotógrafo.

De camino a Washington a recoger el premio, Vergara tiene previsto volver a parar frente al edificio y retratarlo de nuevo. “Ver qué tipo de persona se sienta allí, qué tipo de basura le echan por la reja… Esa es su historia, esa es su vida, pero si usted me pregunta a quién le sirve eso, yo no se lo puedo decir. Pero creo que es importante que la gente constate esa idea de transitoriedad de las cosas y dé más valor a lo que está viviendo ahora”.

La nota completa acá.

Y acá, una pequeña (breve) fotogalería.


Documenta ‘Occupy Sao Paulo’ la feroz batalla por un hogar (La Jornada)

Leemos hoy en el diario mexicano:

El fotógrafo Carlos Cazalis presenta su libro hoy en la biblioteca José Vasconcelos

Desde los más ricos hasta los más pobres están buscando un espacio para ocuparlo, afirma

Este trabajo me ayudó a descubrir que estoy contento de estar en cualquier parte del planeta

Imagen 2

Jorge Caballero

Periódico La Jornada
Jueves 2 de mayo de 2013, p. 8

Para el fotógrafo mexicano Carlos Cazalis, su libro Occupy Sao Paulo, publicado con apoyo del Programa de Coinversión del FONCA y la editorial alemana Kehrer Verlag, “es una documentación urbana sobre la condición humana y su lucha por un hogar en una de las ciudades más grandes y pobladas del mundo… por eso el título, porque es todo mundo, desde los más ricos hasta los más pobres buscando un espacio en su ciudad para acuparlo, porque el mercado inmobiliario es altísimo en Sao Paulo, más ahora que viene el Mundial y la Olimpiada se ha disparado de una manera impresionante. Pero igual ricos y pobres están ocupando espacio público”.

El génesis de Occupy Sao Paulo data del trabajo que el fotógrafo inició en 2005, cuando comenzó uno de los proyectos documentales más importantes en su carrera: The Urban Meta, el cual se centra en fotografiar, desde diversas perspectivas, las problemáticas y demandas que viven las grandes urbes del planeta cerca o rebasando ya los 20 millones de habitantes, y a las que actualmente se les conoce como megaciudades.

Entre acero y concreto

Sao Paulo, Teherán, Dhaka, Osaka, la ciudad de México, Lagos y el Cairo conforman, hasta la fecha, dicho proyecto que ha sido expuesto y publicado en diversos espacios internacionales, pero Occupy Sao Paulo es el primero que se edita como libro y lo presenta hoy en el vestíbulo del teatro de la Biblioteca México José Vasconcelos, donde estará acompañado por Patric Clanet, director adjunto del Instituto Francés para América Latina (IFAL), y la arquitecto Paloma Vera.

La idea inicial de este proyecto, comenta Cazalis: “Era registrar la ocupación de un edificio en el centro de Sao Paulo, que en 2005 era la mayor ocupación en Latinoamérica, pero poco a poco me fui involucrando con las historias de la gente que ocupaba el inmueble y me fui a registrar otros lugares del sur y del norte de la ciudad, hasta conocer la indigencia, que es muy evidente; además de las ocupaciones que hacen los ricos al oeste de la ciudad, sólo que ellos se encierran y ponen seguridad en los espacios que ocupan.

“En Occupy Sao Paulo están los distintos ámbitos humanos, como la lucha y/o deseo de la gente por tener un hogar en la ciudad, entre ricos y pobres; además la convivencia del ciudadano rodeado constantemente por un medio ambiente de acero y concreto, así como la indigencia como parte del ámbito urbano; las favelas de la zona este, las ocupaciones de edificios abandonados del centro de la ciudad, las ocupaciones en los limites de la ciudad, el deterioro de las zonas verdes, las historias de la clase alta en un auto éxodo a comunidades amuralladas y la reserva federal de indios Guaranís dentro de la ciudad, todo está contenido en el libro.”

El fotógrafo mexicano comparte aspectos de su trabajo en otras urbes y señala: “Después de la experiencia en Sao Paulo, me fui a vivir a Dubai y de ahí a Osaka, porque descubro que hay una especie de favela a las afueras de esa ciudad, que mide un kilómetro cuadrado, donde viven 50 mil personas segregadas, marginadas, alcoholizadas y manipuladas por la mafia. El gobierno no las toma en cuenta y sólo hay 10 Organizaciones no gubernamentales queriendo hacer algo por cambiar su situación. A partir de ahí me intereso por las urbes que están llegando a los 20 millones de personas y decido documentar las cinco más importantes, pero ya llevo ocho y la novena será Tokio. Se ha vuelto su propia ciudad el proyecto, que esUrban Meta, porque meta en latín es ‘lo que sigue’; por medio del proyecto cuestiono que más de la mitad de la humanidad desde 2007 vive en ciudades y la concentración mayor en las megaciudades, las cuales ocupan sólo el dos por ciento de la superficie del planeta y consumen el 65 por ciento de los recursos. Este proyecto es para ver cómo se ha concentrado la mayoría de la gente”.

De lo que se ha dado cuenta el Cazalis al retratar estas urbes es que: “Todas comparten los mismos problemas: urbanización descontrolada, escasez de agua, sobrepoblación y contaminación ambiental. Sin embargo, lo que más afecta a la población sicológicamente es estar rodeados de concreto todo el tiempo, no vivimos en un ambiente natural, sino en uno creado completamente por el hombre.

Problemas comunes

En el libro se cuestiona mucho cómo nos afecta en nuestra vida diaria esta situación… no sé cuando me dí cuenta de esto, creo que surgió de repente como cualquier proyecto fotográfico que inicias y le encuentras interés. Yo nací en la ciudad de México, a los cuatro años me fui a vivir a Río de Janeiro, después a Buenos Aires y también estuve viviendo en Nueva York… siempre he estado viajando y me gusta mucho la naturaleza, creo que por eso me dí cuenta.

En la charla, el fotógrafo confesó que este desarraigo que siente por haber vivido en distintos países sí se refleja en Occupy Sao Paulo: Creo que en este libro en particular, que habla del hábitat, de la búsqueda de una casa, es una búsqueda personal que me ayudó a descubrir que esa ansiedad que tengo no importa, porque estoy contento de estar en cualquier parte del planeta.

Cabe mencionar que una selección de estas fotografías fueron reconocidas con el primer lugar en la categoría de Temas Contemporáneos del premio World Press Photo en 2009.

Occupy Sao Paulo se presenta hoy a las 19 horas en el vestíbulo del teatro de la Biblioteca México José Vasconcelos, ubicada en Plaza de la Ciudadela 4, Centro Histórico. Entrada libre.


Muestra fotográfica: Ouka Leele – La utopía transgresora

Imagen 1


Muestra fotográfica itinerante – 20 de octubre en Plaza de Mayo [Calle Bolívar frente al Cabildo]

http://pixelote.createsend1.com/t/ViewEmail/j/7F1E707B5D548186

http://pixelote.createsend1.com/t/ViewEmail/j/7F1E707B5D548186


Donan a la Casa Azul fotografía alusiva a la Comisión Dewey (diario La Jornada)

Fue captada en 1937, durante una sesión de esa instancia en el recinto de Coyoacán

Desde el pasado 5 de junio, la imagen entregada por la familia Escudero es parte del Archivo Diego Rivera y Frida Kahlo

Será restaurada y exhibida al público, adelanta la directora del museo

Ericka Montaño Garfias
Periódico La Jornada
Jueves 5 de julio de 2012, p. 3

En 1937 la Comisión Dewey llegó a México para escuchar la versión de León Trosky respecto de las acusaciones que hizo en su contra José Stalin.

Las sesiones de esa instancia se realizaron en la casa de Diego Rivera y Frida Kahlo, en Coyoacán, y durante una se tomó una fotografía en la que aparecen la pintora y el político ruso asilado en México. Desde hace unos días esa imagen, donada por la familia Escudero, forma parte del acervo de la Casa Azul.

La imagen, captada ese año, tiene como protagonistas a Trotsky, Kahlo, Jean van Heijenoort, guardaespaldas y secretario del político ruso; el diputado mexicano Antonio Villalobos, jefe del Departamento Central de la ciudad de México, y el coronel, diputado e inspector general de policía del territorio norte de Baja California José Escudero Andrade.

Las hijas del general Escudero, Elodia, Martha, Elsa y su nuera Elba, donaron la foto al museo. La fotografía está en proceso de restauración, que se llevará dos o tres meses, y luego será exhibida al público, adelantó a La Jornada Hilda Trujillo, directora del recinto.

La familia Escudero reúne otros documentos relacionados con la Comisión Dewey, que también serán donados al museo, para que sean exhibidos en conjunto, añadió Trujillo, quien destacó la importancia de la fotografía, ya que presenta un momento histórico.

Queremos exhibirlas en conjunto para revivir ese periodo que ocurrió en la Casa Azul, precisó la funcionaria. Se trata, además, de resaltar la importancia de una donación de este tipo, en la que una familia estadunidense confía en una institución mexicana para dejar sus documentos, cuando casi siempre ocurre que son universidades del país del norte las que adquieren archivos mexicanos para sacarlos de aquí, subrayó.

La fotografía estuvo guardada durante varias décadas como un tesoro familiar, y a finales de los años 90 del siglo pasado fue llevada a una preparatoria como parte de una tarea escolar en la ciudad de Whittier, cerca de Los Ángeles. Ahí una de las maestras se dio cuenta de que la mujer que aparecía en la imagen era Frida.

León Trotsky llegó a México en 1936, como asilado político, estatus que le fue concedido por Lázaro Cárdenas. Fue en septiembre de 1937 cuando la Comisión Dewey, llamada así porque la presidía John Dewey, determinó que los juicios en Moscú eran un fraude y proclamó la inocencia de Trotsky, quien fue asesinado en 1940.