Falleció el cineasta Adolfo García Videla

Captura de pantalla 2016-01-21 a la(s) 16.34.55El pasado domingo 17 de enero falleció el cineasta, profesor universitario y activista Adolfo García Videla. Autotitulado “argenmex” –“nacionalidad” adoptada por tantas y tantas personas que tuvieron que exiliarse de Argentina tras el golpe militar, y aun antes–, García Videla llegó ese mismo año del golpe, 1976, a México, país donde se radicaría definitivamente.

“Siempre escribí. Aterricé en el cine allá por los 18 años de edad”, comentó en una obra inédita, Detrás del miedo, aludiendo a sus comienzos en la actividad artística. Como director, productor, guionista deja más de media docena de obras, entre documentales, series y películas, como La Venus maldita (1967, inédita en nuestro país), Los paseos con Borges (1975-77, disponible online) y Testimonios Zapatistas (1987). Su cortometraje Del viento y del fuego obtuvo, en 1984, el premio Ariel al Mejor Cortometraje Educativo, Científico o de Divulgación Artística. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) hizo público su pesar ante el fallecimiento del cineasta.

En 2006 García Videla lanzó Trotsky y México. Dos revoluciones en el siglo XX. Ese mismo año, presentando su película en Buenos Aires, en el Hotel Bauen (recuperado por sus trabajadores), junto a Esteban Volkov –nieto de León Trotsky, también radicado en México–, explicó en un reportaje: “lo que me interesaba fundamentalmente era reconstruir esta historia en este momento como una posibilidad de volver a pensar el socialismo y los caminos posibles, los errores cometidos. Trotsky era un gran defensor de la democracia dentro del socialismo. Y cuando le gana Stalin, ya sabemos que se forma una dictadura feroz, cerrada, vertical absolutamente. Entonces, ése es uno de los factores por los que lucha. Repensar esto era mi idea fundamental”.

La nota completa, en La Izquierda Diario.


Documental sobre los últimos años del revolucionario, narrados por su nieto, Esteban Volkov

Leemos hoy en el diario mexicano La Jornada:

Documental sobre los últimos años del revolucionario, narrados por su nieto, Esteban Volkov

Mis memorias con Trotsky rehace la historia de unperiodo de persecución y falsificación

Dirigido por Adolfo García Videla, se exhibió el jueves pasado en la UACM

Reyes Martínez Torrijos
Periódico La Jornada
Sábado 31 de agosto de 2013, p. 4

a04n1cul-1_miniLos últimos años de León Trotsky, uno de los más conocidos dirigentes de la Revolución Rusa, son relatados por su nieto Esteban Volkov, quien atestiguó la persecución, el exilio y su muerte en nuestro país, en el documental de Adolfo García Videla, Mis memorias con Trotsky, que se exhibió este jueves en el plantel Centro Histórico de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

Esta producción de Chekacua AC fue calificada como documento histórico de escala mundial en la ronda de comentarios que ofrecieron su director, acompañado de Volkov, Enrique Dussel, rector de la institución capitalina, el poeta y editor Eduardo Mosches y el académico Claudio Albertani.

Volkov es el último sobreviviente de quienes compartieron el duro trasiego del político nacido en Ucrania (1879); narra los hechos, los encuentros y enconos con personalidades mexicanas, como los pintores Diego Rivera, Frida Kahlo y David Alfaro Siqueiros; el escritor francés André Malraux, entre otros, y los dos atentados que sufrió y que concluyeron con el asesinato del ex líder del Ejército Rojo el 21 de agosto de 1940 en su casa de Coyoacán, a manos de Ramón Mercader.

Tras la proyección, Albertani dijo que el pensador previó el proceso de burocratización de la Revolución soviética que devino en la dirigencia dictatorial de Stalin. Lo mataron porque, con razón o sin ella, su nombre evocaba la denuncia del totalitarismo y la posibilidad de otra revolución humanista y democrática que sus verdugos se encargaron de destruir.

También dijo que ahora que el rector Dussel ha sabido rencausar a nuestra institución a su original tradición humanista, ojalá que Sieva (Esteban Volkov) reconsidere donar a la UACM el archivo fotográfico de su abuelo, ofrecimiento generoso que no fue valorado en su justa dimensión anteriormente.

Durante su intervención, Enrique Dussel afirmó que “este espléndido documental merecería horas de reflexión. Ha logrado el autor García Videla un relato rápido, ligero, muy interesante que uno ve y quiere seguir escuchando. Pero el contenido del documental es tan grande que puede ser visto en China, en India, en Estados Unidos aun… en Europa; es un relato de un personaje gigantesco del siglo XX contado de forma tan personal que estremece.

“Lo que nos ha contado es sumamente importante, porque es el sobre quien quiso rescatar a la más grande revolución del siglo XX de ese camino burocrático y totalitario que fue muy difícil de captar en su momento…

Y respondió a la solicitud de Albertani: Ayer visité la casa de un gran arquitecto que también fue perseguido, en este caso por el nazismo alemán, que se llama Max Cetto, quien está en posibilidad de donar su residencia en el Pedregal y que quizá destinemos al archivo, así que yo también pediría que si tiene un archivo de León Trotsky y el museo no pudiera acogerlo, la UACM tendría la gloria de poder tenerlo. Tenemos el archivo de Gregorio Selser y el de Paco Ignacio Taibo II.

Volkov señaló que su misión esreconstruir la memoria fundamental de este periodo de persecución y falsificación y felicitó a García Videla, porque el armado de este documental fue un trabajo gigantesco y una proeza.

“El capitalismo ha llegado a un nivel de explotación, de destrucción del planeta; el marxismo es una de las opciones que existen. Ojalá hubiera otras ideologías, otros métodos que nos pudieran dar una solución para salir de este infierno en el que está viviendo gran parte de la población… y las enseñanzas de Trotsky son muy valiosas en ese aspecto: dejó un arsenal gigantesco de teoría revolucionaria”.


El análisis del fascismo que Trotsky hizo con el método marxista sigue vigente, dice su nieto

Presentan libro conmemorativo por el 73 aniversario luctuoso del revolucionario ruso

El análisis del fascismo que Trotsky hizo con el método marxista sigue vigente, dice su nieto
Merry MacMasters

“El tema del fascismo abordado por León Trotsky –cuando su surgimiento en Alemania– con gran precisión y profundidad mediante el análisis marxista, contrariamente a lo que muchos pudieran pensar para nada ha perdido su gran actualidad y relevancia”, expresó Esteban Volkow, nieto del revolucionario ruso, en la presentación de La lucha contra el fascismo en Alemania, dentro de las actividades conmemorativas del 73 aniversario del asesinato del dirigente perpetrado el 20 de agosto de 1940.

Coeditado por el Instituto del Derecho de Asilo Museo Casa de León Trotsky, de México, y el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotsky (CEIP), de Buenos Aires, el libro comprende una selección de textos que el revolucionario escribió sobre el ascenso de Hitler y la lucha contra el fascismo.

Volkow observó que el fascismo es la carta habitual que saca el sistema capitalista en momentos de crisis extrema para mantener su hegemonía y poder, y para ello saca a la calle todos sus aparatos de represión. América Latina ha vivido hasta el cansancio dichos regímenes que usualmente han sido encabezados por militares prestos para desempeñar dichas labores.

Testigo del crimen cometido contra su abuelo, para Volkow el CEIP es un ejemplo y una muestra de lo que debe ser el actuar de auténticos revolucionarios trotskistas: encauzar sus energías y entusiasmo hacia metas valiosas y concretas, entre ellas, educar políticamente a las nuevas generaciones víctimas del sistema capitalista al poner a su alcance el vasto arsenal ideológico para que sepan qué tierra pisan y qué rumbo deben tomar para su emancipación y liberación.

Un clásico de la literatura política

En nombre del CEIP, Jimena Vergara dijo que la lectura de los textos que conforman el volumen, parte de la colección Obras escogidas de Trotsky, es de vital importancia, no sólo por representar un análisis sociológico preciso de dicho fenómeno, sino porque integran un complejo teórico articulado con la necesidad de dar respuestas políticas inmediatas a los problemas, no sólo de la lucha contra el fascismo, sino de la revolución socialista.

Para José Antonio González de León, director del Museo Casa de León Trotsky, lugar de la presentación, la actualidad de La lucha contra el fascismo en Alemania consiste en que hay varios elementos analizados por el creador del Ejército Rojo que están vivos hoy, transformados y actualizados.

El lector encontrará que tenemos similitudes en estos años de crisis con aquellos años de crisis que explican el deterioro de un Estado que buscó arreglarse descomponiendo sus mundos sociales y políticos, al hacer intervenir grupos y organizaciones desorganizadas que podemos reconocer hoy en grupos delincuenciales.

Guillermo Iturbide, del CEIP de Buenos Aires, en una misiva enviada al acto, dijo que el presente tomo es uno de los más grandes clásicos de la literatura política del siglo XX, y que las páginas que componen el volumenfueron escritas como textos urgentes, de combate político

*   *   *

* Más sobre este libro y el plan de las Obras Escogidas de León Trotsky en http://www.ceipleontrotsky.org/; y en http://edicionesips.com.ar/


Video: Mis memorias con Trotsky – Esteban Volkov

Publicado el 20/08/2013

Este 20 de agosto se cumplieron 73 años del atentado que le costó la vida a León Trotsky. Con ese motivo, el cineasta Adolfo García Videla presentará un video documental que tiene como eje una serie de entrevistas con Esteban Volkov, nieto del célebre revolucionario ruso y testigo del ataque contra su abuelo, durante su exilio en México.
Aquel día, el adolescente Esteban Volkov regresaba de la escuela (http://www.jornada.unam.mx/2005/08/19…) cuando a lo lejos percibió un movimiento inusitado frente a su casa. Había una patrulla y gente entrando y saliendo. Algo raro pasaba: ”Tuve una sensación de angustia y una premonición”. Al entrar vio a su abuelo, León Trotsky, herido en la cabeza y un charco de sangre sobre el piso.
El comunista español Ramón Mercader, a las órdenes de José Stalin, acababa de asestarle un golpe mortal con un piolet (http://www.jornada.unam.mx/2005/04/22… ). No obstante el dolor, en medio del ajetreo de familiares, colaboradores y policías, el revolucionario ruso tuvo fuerzas para hacer dos peticiones: que sus guardias personales no mataran al agresor, para que confesara quién lo había mandado, y que retiraran a su nieto del lugar. Horas después, Trotsky moría en un hospital y el mundo se conmocionaba con la noticia.
“Mis memorias con Trotsky” es el título del video de García Videla (http://www.jornada.unam.mx/2005/07/19…), en el que Volkov evoca su vida al lado del fundador del Ejército Rojo, así como su azarosa infancia deambulando por Europa, entre amigos y protectores, mientras la feroz dictadura estalinista iba exterminando a parte de su familia y otras personas del entorno político del revolucionario.


Realizan documental con entrevistas al nieto de León Trotsky

Leemos en La Jornada en línea:

México, DF. Este 20 de agosto se cumplieron 73 años del atentado que le costó la vida a León Trotsky. Con ese motivo, el cineasta Adolfo García Videla presentará un video documental  que tiene como eje una serie de entrevistas con Esteban Volkov, nieto del célebre revolucionario ruso y testigo del ataque contra su abuelo, durante su exilio en México.

Aquel día, el adolescente Esteban Volkov regresaba de la escuela cuando a lo lejos percibió un movimiento inusitado frente a su casa. Había una patrulla y gente entrando y saliendo. Algo raro pasaba: ”Tuve una sensación de angustia y una premonición”. Al entrar vio a su abuelo, León Trotsky, herido en la cabeza y un charco de sangre sobre el piso.

El comunista español Ramón Mercader, a las órdenes de José Stalin, acababa de asestarle un golpe mortal con un piolet. No obstante el dolor, en medio del ajetreo de familiares, colaboradores y policías, el revolucionario ruso tuvo fuerzas para hacer dos peticiones: que sus guardias personales no mataran al agresor, para que confesara quién lo había mandado, y que retiraran a su nieto del lugar. Horas después, Trotsky moría en un hospital y el mundo se conmocionaba con la noticia.

“Mis memorias con Trotsky” es el título del video de García Videla, en el que Volkov evoca su vida al lado del fundador del Ejército Rojo, así como su azarosa infancia deambulando por Europa, entre amigos y protectores, mientras la feroz dictadura estalinista iba exterminando a parte de su familia y otras personas del entorno político del revolucionario.

La presentación del video se llevará a cabo este miércoles (13 horas) en el Museo Casa Leon Trotsky (donde vivía Trotsky cuando fue asesinado), situado en Río Churubusco 410, Col. Del Carmen, en Coyoacán. En el acto estará presente Esteban Volkov.


Esteban Volkov, nieto de Trotsky: “Mi abuelo tenía una confianza absoluta en el futuro socialista del género humano”

Esteban Volkov, nieto de León Trotski, guardián de su memoria, y único testigo vivo de su asesinato, recuerda a su abuelo con motivo de la presentación en México de una nueva edición de Mi vida / Intento autobiográfico, escrita por el revolucionario en 1930 y publicada ahora por el Museo Casa León Trotski y el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotski (CEIP).

(* Nota del diario español El País)


Presentación de Mi vida, de León Trotsky, en su última morada

544432_4441518447078_1770931201_nLeemos a Bárbara Funes en la página de la LTS-CC de México:

En el 130 aniversario de la muerte de Karl Marx, el alegre bullicio de decenas de jóvenes entró en el Museo Casa de León Trotsky, como nueva metáfora de la continuidad en el pensamiento de los dos revolucionarios. Ellos, junto con intelectuales, trabajadores y periodistas, se dieron allí cita para asistir a la presentación de la nueva edición de Mi vida / Intento autobiográfico, del gran revolucionario ruso, la más reciente publicación coeditada por el Museo casa de León Trotsky y el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotsky (CEIP) y segundo volumen de las Obras Escogidas. En el auditorio del museo, colmado con más de 150 personas, José Antonio González de León (director), Esteban Volkov (nieto de León Trotsky), Manuel Aguilar Mora (de la Liga de Unidad Socialista y maestro de la UACM) y Pablo Oprinari (por la LTS y el CEIP de México) integraron la mesa.

González de León abrió la presentación, reivindicando la calidad de la nueva edición, con cuenta con traducciones revisadas y corregidas e incluye un apéndice de Alfred Rosmer, amigo y compañero de Trotsky; planteó también la pertinencia de esta publicación en el marco de los nuevos fenómenos que sacuden el mundo, como las movilizaciones en Grecia, Bulgaria, la India, y la crisis económica que golpea, pero empieza a hallar dura resistencia en sectores de jóvenes y trabajadores. Luego cedió la palabra a Esteban Volkov, quien con gran orgullo destacó la figura de León de Trotsky como dirigente revolucionario y su lucha titánica contra el estalinismo, y reivindicó la labor del CEIP de difundir la obra de su abuelo, poniéndola al mismo nivel del gran historiador del trotskismo Pierre Broué, ya fallecido. A continuación, Oprinari expuso la obra de Trotsky, la vigencia de sus elaboraciones teórico-polítcas y su apasionante vida como revolucionario, que propuso como fuente de inspiración para las nuevas generaciones de jóvenes que nace a la vida política. Asimismo, hizo un recorrido por el inicio de la actividad revolucionaria de Trotsky, sus primeros intentos por ligarse a los trabajadores, así como por algunos de los momentos más álgidos de la lucha de clases que le tocó vivir, como la gran epopeya de la Revolución Rusa de 1905, el primer embate de la combativa clase obrera rusa, y luego la Revolución Rusa de 1917, los convulsivos hechos de la década de 1930. Cerró su ponencia señalando que las obras de Trotsky constituyen una herramienta ineludible para los trabajadores, jóvenes e intelectuales que queremos tomar el cielo por asalto.

Por último, el Museo ofreció un cóctel con brindis para celebrar el lanzamiento de la obra.

 

Contáctanos para adquirir la obra a:

 

ediciones.armasdelacritica@gmail.com

 

Videos

González de León http://www.youtube.com/watch?v=ziRwC_ntycM

Volkov http://www.youtube.com/watch?v=pdaeLeskdrE

Oprinari http://www.youtube.com/watch?v=HNKnTatt_Ds

Aguilar Mora http://www.youtube.com/watch?v=GqvA7SVeAXY

Saludo desde el CEIP Argentina http://www.youtube.com/watch?v=dum05Xc-C3s

Entrevista a Estevan Volkov El País http://internacional.elpais.com/internacional/2013/03/16/actualidad/1363395931_030136.html


Presentan autobiografía de Trotsky, “aporte fundamental para los tiempos actuales” (La Jornada)

Mi vida… fue escrito por el ideólogo en 1929, desde el exilio, en Prinkipo, Turquía

En el libro se destaca la gran importancia que daba a la educación de las nuevas generaciones de revolucionarios, comentó Esteban Volkov, nieto del líder ruso

Fabiola Palapa Quijas

El legado de León Trotsky, quien dirigió y protagonizó los mayores acontecimientos revolucionarios y contrarrevolucionarios mundiales del siglo XX, es fundamental y plantea la reactualización del pensamiento y la práctica, la teoría y sus lecciones revolucionarias, sostuvieron Esteban Volkov, Pablo Langer Oprinari y José Antonio González de León durante la presentación del libro Mi vida: intento autobiográfico.

El volumen, coeditado por el Centro de Estudios, Investigaciones y Publicaciones León Trotsky (CEIP), de Argentina y el museo que lleva el nombre del revolucionario ruso, se presentó el jueves en la casa que habitó Trotsky en el tradicional barrio de Coyoacán, frente a un público formado en su mayoría por jóvenes, que mostró gran interés por este personaje, cuya autobiografía escribió en 1929, desde el exilio, en Prinkipo, Turquía.

Esteban Volkov recalcó que la vida de Trotsky, su abuelo, es ejemplo de enseñanza; en ella destaca la gran importancia que daba a la educación de las nuevas generaciones de revolucionarios, al hacer accesible la extensa experiencia de las luchas pasadas para aprender de sus triunfos y de sus derrotas.

Advirtió que hoy día tenemos ante nosotros el capitalismo más voraz y depredador. Estamos llegando a un nivel de sobrexplotación y de salarios ínfimos que ubican al trabajador tercermundista en condición de hambruna, de incertidumbre y de jornadas laborales, en muchos casos, por debajo del nivel de vida de los estadunidenses del siglo XVIII y XIX.

Volkov calificó como acierto la edición del segundo tomo de las Obras Escogidas de León Trotsky, porque pone al alcance de las nuevas generaciones el gran acervo ideológico y de memoria histórica de la trascendental lucha revolucionaria de su abuelo.

Pablo Langer Oprinari, del CEIP con sede en México, explicó que la obra de Trotsky no sólo es un tapiz magistral de una vida dedicada a la revolución, sino que plantea cuestiones esenciales en la construcción de una perspectiva de transformación radical de la sociedad. El libro constituye una aportación fundamental para los tiempos actuales, precisó.

De acuerdo con los ponentes, el libro incorpora artículos autobiográficos y es una nueva versión revisada y corregida según la edición francesa abreviada publicada por Alfred Rosmer en 1953, quien agregó un apéndice de su autoría, en el cual recorre los últimos años de exilio de Trotsky en Turquía, Francia y Noruega, para finalizar en México, donde fue asesinado.

El director del Museo Casa León Trotsky, José Antonio González de León, se refirió al título que Trotsky originalmente había querido dar a sus memorias: Medio siglo, pues se encontraba próximo a cumplir 50 años.

“Medio siglo –dijo González– hubiese expresado mejor la idea de Trotsky, como aclara Gabriela Liszt en la presentación del libro; la intención del autor no era relatar su vida personal aislada de los hechos sociales, sino reflejar los grandes eventos de ese periodo: el cambio de época, el surgimiento del marxismo en Rusia, el surgimiento de la burocracia estalinista y su lucha contra ella”.

Antes de finalizar la presentación, el historiador Manuel Aguilar Mora compartió con el público una lectura del libro León Trotsky, de Alfred Rosmer. Asimismo, Oprinari adelantó que el CEIP editará próximamente los escritos del revolucionario ruso sobre Alemania y el fascismo, así como una edición especial de los escritos latinoamericanos.


Esteban Volkov y Jose Antonio González de León envían saludos desde México por la aparición de ‘Mi vida’, de Trotsky

* La presentación de Mi vida de Trotsky, realizada el pasado 4/12 con la presencia de Gabriela Lizst (del CEIP “León Trotsky”), Christian “Chipi” Castillo y Jorge Altamira, se puede ver completa acá.


Abajo, el saludo de Esteban Volkov, nieto de Trotsky, y de Jose Antonio González de León, director del Museo-Casa de León Trotsky.

 


“El marxismo está cada día más vigente” (reportaje a Esteban Volkov, nieto de Trotsky)

ENTREVISTA A ESTEBAN VOLKOV, NIETO DE TROTSKY, A 75 AñOS DE LA LLEGADA A MEXICO DEL REVOLUCIONARIO RUSO

“El marxismo está cada día más vigente”

Esteban Volkov no es sólo el nieto de Trotsky, sino también el único testigo aún con vida de su asesinato por un agente de Stalin, el español Ramón Mercader. Químico de profesión, reivindica el legado de su abuelo.

Por Eduardo Febbro

Desde México D.F.

Esteban Volkov atravesó un siglo sin perderse nada del que dejó atrás ni del nuevo en el que vive como si fuera un contemporáneo recién llegado a este mundo de tecnología y mentiras globalizadas. Esteban Volkov hablaba en francés con su abuelo, León Trotsky, de quien se cumplen 75 años de su llegada a México. El revolucionario ruso había huido de los esbirros de Stalin para instalarse en México. Trotsky y su mujer trajeron a Esteban Volkov desde París.

La historia de Volkov niño es una tragedia que la abrumadora alegría con que hoy se expresa no permite ni siquiera adivinar. Esteban Volkov no es sólo el nieto de Trotsky, sino también el único testigo aún con vida de su asesinato por un agente de Stalin, el español Ramón Mercader. El padre de Volkov fue deportado a Siberia en 1928 y desapareció en un Gulag cuando fue enviado allí en 1935. Su madre escapó de la URSS con él y se reunió con los Trotsky en la isla turca de Principios. La vida no le dio descanso y se suicidó en Berlín en 1933.

Esteban Volkov se quedó solo en la capital alemana hasta que lo trasladaron a un internado de Viena y después a París. Trotsky y su esposa estaban exiliados en México y lograron traer a Esteban con ellos. Hubo un primer atentado contra Trotsky del que toda la familia salió ilesa. Pero llegó un infiltrado, Ramón Mercader. El 20 de agosto de 1940, cuando Esteban Volkov volvió del colegio, encontró a Trotsky con el cráneo roto a martillazos. Volkov cuenta que Trotsky pidió a su entorno que alejaran a su nieto de le escena.

Esteban Volkov creció en México. No hace política. Estudió ingeniería química, pero siempre mantuvo viva la memoria de León Trotsky a través del museo, que es la casa donde vivió con sus abuelos, Trotsky y su mujer. Esteban Volkov tiene 86 años y una memoria que no falla nunca. En esta entrevista con Página/12, el nieto del revolucionario ruso evoca aquellos años, el legado de Trotsky, su obra y los estragos del mundo actual.

–75 años después de la llegada de Trotsky a México y cuando han transcurrido 72 años de su asesinato, ¿qué pueden representar hoy la figura y el legado de León Trotsky?

–En la medida en que el marxismo está cobrando cada día más vigencia, a pesar de todas las veces que lo han enterrado siempre surge con más vida, uno de los mensajeros y portadores y guías marxistas más actuales es indiscutiblemente el gran revolucionario León Trotsky. Fue un personaje clave en uno de los acontecimientos más importantes de la historia contemporánea como fue la Revolución Rusa. Trotsky tuvo un papel vital en ella. Pero lo que es más meritorio en él en todas las etapas en las que intervino es el hecho de que transcribió con minuciosidad toda aquella experiencia histórica y política. Trotsky dejó un legado muy valioso, un arsenal ideológico revolucionario de gran actualidad y extremadamente fértil y útil para todas las luchas revolucionarias actuales y futuras. No hay dudas de que el capitalismo está demostrando que es un sistema totalmente obsoleto e injusto y que no cumple para nada las necesidades del género humano. Al contrario, el capitalismo está destruyendo el planeta, está creando más miseria, mas sufrimiento. La necesidad de un cambio es vital. Tengo la certeza de que la mayor parte de la humanidad tomará conciencia de esta situación y luchará por otro mundo. Es ahí donde todo el arsenal ideológico de Trotsky es extremadamente valioso. Hoy los medios intoxican a las masas y terminan creando eso que Marcuse llamaba una mentalidad unidimensional. Pero los procesos de toma de conciencia son como relámpagos.

–Muchos historiadores consideran que ese arsenal está aún inexplotado.

–Ocurre que es muy vasto: no hay área, no hay país que Trotsky no haya abarcado en sus análisis. Cualquier documento que uno lea de Trotsky es muy útil e instructivo y con un gran acierto en sus análisis. Por ahora no hay otra cosa mejor que el socialismo. El marxismo fue el único que hizo un diagnóstico certero de lo que es el capitalismo. Trotsky hizo el mismo análisis en lo que se refiere a lo que realmente era el burocratismo stalinista. ¡Nadie mejor que él! Esa fue su gran contribución: haber analizado el bonapartismo stalinista. Lamentablemente, el trotskismo no escapó a la deriva que conocen todos los partidos políticos. Pero el pronóstico de Trotsky cuando decía “estoy seguro de la Cuarta Internacional” está abierto, aún no se ha cumplido. Sus seguidores deberían hacer que eso sea una realidad. No hay que encerrarse en una campana de vidrio. Los partidos deben llevar a cabo una labor activa y revolucionaria. No hay que encerrarse en un café para discutir y sentirse grandes teóricos de la humanidad.

–El México que Trotsky conoció cuando llegó hace 75 años era un país revolucionario. El de hoy es muy distinto.

–Si, él llegó a México cuando aún persistían el espíritu y el oleaje de la Revolución. Aún había un clima revolucionario. Después vino un proceso de industrialización bajo un régimen capitalista y México se alejó de los fundamentos de la Revolución Mexicana.

–Curiosamente, usted ha protegido el legado de Trotsky pero, sin embargo, no ha incurrido en el campo de la política.

–No, claro, yo soy químico. Mis comentarios son los del observador científico, no del político. Pero yo he vivido en carne propia todo el capítulo que fue la contrarrevolución stalinista. Todo ese clima de asesinatos, de terror, de monstruosas falsificaciones históricas. Lo he vivido en carne propia y conmigo millones de seres humanos. Pero yo tengo el privilegio de estar vivo y poder testimoniar. Sabemos que la memoria histórica es uno de los patrimonios más importantes del género humano. Para poder construir el futuro hace falta esa memoria histórica. Uno de los grandes crímenes de Stalin, aparte de masacrar a millones de seres humanos, falsificar la historia y arrancar páginas y alterar su contenido, fue justamente esto: mutilar y falsificar la historia.

–¿Usted cree que los crímenes del stalinismo están mal conservados por la memoria en relación con los que cometió Hitler?

–Indiscutiblemente Hitler fue un gran, gran criminal, pero en esa competencia yo creo que Stalin le gana por mucho. Hitler era un asesino frío dentro de su lógica racista y absurda. Pero Stalin le incluyó a eso una dosis de crueldad y de sadismo que nadie ha superado hasta ahora. No le bastaba con matar. Yo soy un sobreviviente con suerte.

–¿Usted conservó vivo el recuerdo de Trotsky a través del museo que está en Coyoacán un poco para rescatar esa memoria?

–Yo seguí viviendo en esa casa muchos años con la abuela. Su deseo siempre fue conservar ese lugar histórico. Y no ha sido sin lucha y sin esfuerzo. Los stalinistas de México intentaron en muchas ocasiones borrar ese lugar. ¡Hasta quisieron hacer una guardería infantil! Pero no lo lograron. Yo nunca me interesé en la política, pero por ósmosis estaba al corriente de todas las dinámicas de las luchas. Pero Trotsky siempre me protegió de la política. En tiempos del abuelo él les decía a sus secretarios y guardaespaldas que no me hablaran a mí de política. El trataba de alejarme de la política. Pero yo he vivido una vida normal, muy cerca de esa atmósfera de adrenalina que se vivía en la casa de Trotsky. Era un estado de excitación muy grato.

–Sin embargo, usted fue testigo del primer atentado y del segundo, el que le costó la vida a Trotsky.

–Sí, en el primer atentado, cuando ametrallaron la casa, yo estaba ahí. Nos salvamos todos milagrosamente. Uno de los stalinistas vació su revólver sobre la cama donde yo estaba escondido. Pero me encogí y me salvé.

–¿Qué piensa hoy de movimientos como el de los indignados o el movimiento estudiantil mexicano YoSoy132?

–Es un inicio, el comienzo de una conciencia para asumir una actitud de lucha política. Aporta mucho.

–En este aniversario de la llegada de Trotsky a México, ¿qué es lo que usted recupera de él como mensaje, como compromiso más allá de su obra?

–Yo creo que lo principal es el aspecto ético, moral, donde el actuar debe estar coordinado con el pensar. El pensamiento y la acción deben ser una sola cosa. La verdad debe estar por encima de todo. El ejemplo es su vida. Ha sido una guía, para mí y mi familia. Para mis hijas, por ejemplo, que no son marxistas ni revolucionarias, ellas tienen muy inculcado ese principio ético de absoluto respeto a la verdad y a la justicia.