polémica ante la edición 14 de ‘Documenta’

Leemos en el diario mexicano La Jornada sobre el desdoblamiento de las sedes para la catorceava edición de Documenta, en la cual, además, participará la artista argentina Marta Minujín con un remake de su Partenón de libros:

 

La edición 14 de ese escaparate mundial del arte contemporáneo se iniciará el sábado

Documenta se desdobla; sale de Kassel, recala en Atenas y desata polémica

La crisis griega propicia abrir un espacio de imaginación, pensamiento y acción, en lugar de seguir la desoladora configuración neoliberal que se ofrece como (no) acción, opina experto

Alejandra Ortiz Castañares
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Miércoles 5 de abril de 2017, p. 4

Atenas.

La edición 14 de Documenta, gran escaparate del arte contemporáneo a escala mundial, comenzará esta vez en la capital griega.

Con el lema Aprendiendo de Atenas, dirigida por Adam Szymczyk (Polonia, 1970), tendrá su jornada inaugural el 8 de abril con una novedad: su duplicación temporal y espacial en el área quizá más problemática de Europa, lo cual desata polémicas.

Por primera vez, Documenta sale de su histórica sede en Kassel –ciudad industrial situada en el centro de Alemania– ampliando el tiempo de exhibición de tres a seis meses, acogiendo nuevo público (el del sur de Europa) y en coincidencia con la apertura de ambas sedes por cinco semanas a partir de la inauguración de la muestra en Kassel, el 10 de junio.

En 1955 el artista y arquitecto Arnold Bode (1900-1977) dio vida a Documenta con la convicción de que tras la destrucción física y moral después de la Segunda Guerra Mundial. Alemania podía redificarse desde el arte en cuanto a su facultad de introspección y análisis, y a la consecuente superación del sentimiento de pérdida.

La migración concierne a todos

Annette Kulenkampff, directora general de Documenta, explicó en entrevista con el periódico griego conservador Kathimerini que la elección de Atenas tenía que ver con la misma motivación que llevó a fundar la institución cuando el pueblo en Alemania abrumado por el presente no lograba ver un futuro. Un paralelo equivalente a la actual situación de Atenas. Nos interesaba, además, por el momento de cambio que se vive no sólo en Europa, sino en el mundo. La cuestión de la migración, por ejemplo, concierne a todos. Atenas destaca porque sus residentes no sólo tienen que lidiar con los problemas prácticos de la cotidianidad, sino también con asuntos existenciales (26/2/16, versión en inglés).

Esa decisión ubica a Atenas en el centro de atención; la crema del arte y la prensa global escribirán, abordarán su problemática, habrá debates y desmenuzarán su realidad.

Sin embargo, Grecia tiene una herida abierta; padece la mayor tasa de desempleo de la Unión Europea (28 por ciento), donde los embates de las finanzas europeas (en particular la alemana) a través de la troika la ha puesto frente a una política de austeridad presupuestaria extrema, con la consecuente y brutal expropiación de sus recursos que están en manos extranjeras: terminales marítimas, aeropuertos, electricidad, ferrovías y recientemente el metro y el agua potable.

Los encargados de la empresa que distribuye el agua, durante una protesta frente al Parlamento, el pasado septiembre, tras la aprobación de un nuevo paquete de reformas, gritaban: ¡Ahora les falta vender la Acrópolis. Están malbaratando la riqueza y la soberanía del país!

Si la prensa de Alemania vio con recelo el desdoblamiento de Documenta, pues los principales patrocinadores son de ese país, el mundo del arte ateniense se ha mostrado abierto o implícitamente hostil.

En una entrevista con Spike Magazine, el ex ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis (casado con la artista Danae Stratou), afirmó: “Debo decir que no estoy muy contento con la idea de que una parte de Documenta tendrá lugar en Atenas. Es como un turismo de la crisis. Es un truco para explotar la tragedia en Grecia con la finalidad de masajear la conciencia de algunas personas. Es como si los ricos estadunidenses hicieran una gira por un país africano pobre, en un safari, yendo a una cruzada de turismo humanitario. Me parece ofensiva e inútil tanto artística como políticamente”.

Un antecedente de esa descentralización geográfica fue la propuesta de Carolyn Christov-Bakargiev en Documenta (13), donde había incluido en el programa lugares tan dispares como Kabul, Afganistán, Alejandría, en Egipto, y Banff, en las montañas canadienses, aunque considerados sedes satélites, secundarias.

Sin embargo, la lógica de antítesis curatorial ya la habían planteado Szymczyk y Elena Filipovic, curadores de la quinta Bienal de Berlín en 2008, dividiendo la muestra en dos partes: una se desarrollaría durante el día y la otra por la noche.

El público mexicano recordará a Adam Szymczyk, por la curaduría de la exposición Olinka o donde se crea el movimiento, montada en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo en el invierno de 2012-2013.

Szymczyk es considerado un mago de la curaduría, un descubridor de talentos, un anticonvencional y un explorador de la jungla artística global.

En un simposio, efectuado en octubre de 2014, explicó que “la posición de anfitrión después de 13 citas en Kassel parecía no ser sostenible; había que cuestionarla, aunque fuera de manera temporal y mostrar las tensiones entre el Norte y el Sur, como se articula e interpreta en la producción cultural contemporánea.

“Atenas, siendo una metrópoli mediterránea, permite alargar el discurso artístico al ser un crisol de culturas provenientes de Europa, África, Medio Oriente y Asia. Los artistas han sido invitados para crear dentro de la dinámica de esas dos ciudades.

“La ‘crisis griega’ propicia la oportunidad de abrir un espacio de imaginación, pensamiento y acción, en lugar de seguir la desoladora configuración neoliberal que se ofrece como (no) acción, implícita en la (no) elección de la austeridad”, concluyó.

La nota completa acá.


Videos: Darío Canton y De la misma llama, tomo VIII: Presentación en Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA

 

Presentación en Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA a cargo de Francisco Naishtat y Lucas Rubinich (27/03/2017)

 

 

 

Luciana Di Milta

Publicado el 31 mar. 2017
Presentación realizada el 27/03/2017 en el Instituto Germani, con Francisco Naishtat y Lucas Rubinich. Es el último tomo (dos volúmenes), octavo de la serie De la misma llama, publicada entre los años 2000 y 2017, con un total de más de 4.300 páginas. Se encuentra a la venta en Librería Hernández, Corrientes 1436 (entre Paraná y Uruguay), CABA, Argentina. Reseñas parciales sobre la obra, elogiosas y coincidentes en señalar sus rasgos poco comunes, han sido publicadas por firmas de prestigio como las de Tununa Mercado, Pablo Gianera, Osvaldo Aguirre, Ana Porrúa, Ezequiel Alemian, Elvio E. Gandolfo, Sergio Chejfec, Edgardo Dobry, Nora Avaro, Carlos Battilana, Marcelo Díaz, D.G. Helder, Guillermo Saavedra, Ariel Schettini, Álvaro Miranda

Video: Beatriz Sarlo ante un libro de Darío Canton

 

 

Subido el 18 mar. 2017

Beatriz Sarlo ante un libro de Darío Canton. Diálogo mantenido el 14 de marzo del 2017 en el estudio de la primera, a propósito del último tomo de la serie De la misma llama (La yapa II, 2007-2016, Buenos Aires, Librería Hernández, 2017).

México: Anne Waldman anunció el programa del Festival Poesía en Voz Alta.17

Anne Waldman anunció el programa del Festival Poesía en Voz Alta.17 en la Casa del Lago

Los participantes emergen de tradiciones muy diversas, pero su obra ofrece un hilo conductor: parten de la convicción de manifestar la verdad, la belleza y el humor frente al poder y la violencia

Las lenguas originarias del país están consideradas, pues el compromiso es por la diversidad cultural

Foto

En el actual gobierno federal estadunidense, encabezado por Donald Trump, hay mucha confusión, pues estamos hablando de un presidente que definitivamente no lee, expresó la poeta Anne Waldman (Nueva Jersey, 1945)
Foto Natalia Gaia/ Casa del Lago
Carlos Paul – Periódico La Jornada
Martes 28 de marzo de 2017, p. 6

Para la poeta perfomática Anne Waldman (Nueva Jersey, 1945), quien ha colaborado con creadores como Bob Dylan y Allen Ginsberg y es calificada de gigante contracultural, por Publisher’s Weekly, hay mucha confusión en el actual gobierno federal estadunidense encabezado por Donald Trump, ya que estamos hablando de un presidente que definitivamente no lee.

De acuerdo con Waldman “es importante destacar ciertos logros, como el rechazo a suprimir por su gobierno el Obamacare (Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible). Muchos creadores siempre estamos haciendo algo en contra del gobierno. Me siento esperanzada que en el mundo en el que vivo, sí hacemos cosas, pues por ejemplo sabemos también que el recorte a las becas es una gran pérdida, por lo que hay que trabajar más en organizaciones locales, en iglesias o en lugares que no sean tan costosos.

“Apoyamos a las ciudades santuarios. Pero, sobre todo, como creadores de lo que se trata es de salvar la mente. Eso es lo más importante. Ahora hay artistas que se están volviendo abogados.”

Difusión de la poética indígena

Como adelantamos ayer en estas páginas, Anne Waldman se encuentra en México para participar en el Festival de Poesía en Voz Alta.17, que se desarrollará del 29 de marzo al 2 de abril en la Casa del Lago Juan José Arreola de la Universidad Nacional Autónoma de México, foro durante el cual se podrá apreciar también el trabajo de diversos creadores y estéticas como la de las mexicanas Coral Bracho y Natalia Toledo, el chileno Raúl Zurita, la también estadunidense y reconocida saxofonista Joy Harjo, así como Guillerno Gómez-Peña, director de la Pocha Nostra.

Waldman es la programadora este año del Festival de Poesía en Voz Alta.17, el cual es coordinado por Ana Franco, y tiene como programador de poesía en lenguas originarias a Mardonio Carballo, aspecto que se debe destacar, ya que abre un espacio a esa poética como parte del compromiso del festival con la diversidad cultural del país.

En contraste con el reconocimiento a la riqueza cultural del país, de la que siempre se hace mucho alarde, prácticamente hoy seguimos desconociendo a qué suenan las lenguas originarias y su poética, dijo Carballo, quien participará en el festival.

Anne Waldman, en charla con los medios para dar a conocer los detalles del mismo, explicó que la idea es dar voz a los poetas que se manifiestan contra un mundo cada vez más hostil. De acuerdo con la poeta estadunidense, los participantes emergen de tradiciones muy diversas, pero su obra tiene un hilo conductor: parten de la convicción de manifestar la verdad, la belleza y el humor frente al poder y la violencia.

Tiempos críticos

Anne Waldman, quien vive y trabaja en Nueva York, es cofundadora –junto con Allen Ginsberg– de la Escuela Jack Kerouac de Poesía Desencarnada. “Estos son tiempos críticos en el mundo y es momento de que la voz del poeta sea, aún más, un toque de trompeta para una mayor conciencia, una visión alternativa y lúdica, y una compasión hacia los ciudadanos del planeta Tierra.

“La rúbrica para Poesía en Voz Alta.17 corresponde a los retos del Antropoceno, al de un mundo que se encuentra cada vez más a merced de la ‘mano del hombre’. Hoy todo tiene el sello humano, lo cual se puede ver reflejado en los problemas climáticos, provocados por el capitalismo, al que llamo una especie de pensamiento-zombi.

Tenemos que reflexionar al respecto, sobre cuáles son los propósitos a futuro. Cuestionarnos qué es ser humano en la actualidad. La poesía no debe estar en peligro, sobre todo en esta época, la cual, como dice un amigo, puede aliviar el dolor de estar vivo ante la falta de sensatez.

Para mayores detalles sobre los horarios y la programación del Festival Poesía en Voz Alta. 17


Habla Cordelia Dvorák, autora del documental sobre John Berger ‘The Art of Looking’ (2016)

Leemos la siguiente nota en el diario mexicano La Jornada, a propósito del estreno del documental en ese país. (La película se encuentra en YouTube, aunque -al menos por el momento- sin subtítulos en castellano…)

El humanista se definió como angry young man (joven enojado) que fue y siguió hasta el final de su vida por como estaba el mundo, explica Cordelia Dvorák, autora del filme The Art of Looking, en entrevista con La Jornada 

Armé su retrato desde el espejo de los otros con los que dialogó

Foto

La casa de John Berger (1926-2017), ubicada en el pequeño pueblo de Quincy, en los Alpes franceses, donde el escritor, pintor y crítico de arte británico vivió más de cuatro décadas
Foto Cordelia Dvorák

Foto

Detalle de los brazos de Berger, quien, en palabras de Cordelia Dvorák, fue gran ejemplo en sus convicciones políticas, en su alerta continua sobre las injusticias, en su compromiso con los marginados.
Foto Majade Filmproduction Berlin

Foto

En la imagen, el colaborador de La Jornada en una escena del filme The Art of Looking en París, en 2016
Foto Majade Filmproduction Berlin

Foto

John Berger y su inseparable motocicleta, con la cineasta Cordelia Dvorák, y en la siguiente imagen con su hija Katya en París, en 2016
Foto Majade Filmproduction Berlin

Ericka Montaño Garfias

Periódico La Jornada
Martes 7 de marzo de 2017, p. 4

Una mañana, sentada en su café preferido en Prenzlauerberg, Berlín, la directora de cine Cordelia Dvorák abrió el periódico para encontrarse con una fotografía de John Berger, de gran tamaño.

Ella pensó que era la noticia de la muerte del escritor, pintor y crítico de arte británico, pero no: era un artículo en el que se rendía homenaje a Berger por su cumpleaños 88.

Estaba tan aliviada y contenta que decidí en ese momento, y por una de esas intuiciones de las cuales salen a veces las mejores ideas, que quería hacer una película con él para su cumpleaños 90, explica Dvorák en entrevista con La Jornada.

Así nació la idea del documental John Berger or the art of looking, que el pasado noviembre se estrenó en la Volksbühne de Berlín y cuyo estreno en México se hará con tres funciones en Jalisco: en el pueblo de Ajijic, en el encuentro Docuarte, y en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

John Berger, humanista, intelectual y colaborador de La Jornada, falleció el pasado 2 de enero en París. Tuvo tiempo de ver concluido ese documental.

El primer contacto de Cordelia Dvorák con John Berger fue a través de sus textos. “Antes, sobre todo, de sus ensayos sobre arte, de su manera muy única y poco ortodoxa de observar, de acercarse a sus temas, a un cuadro, un artista, un fenómeno o pequeño evento cotidiano que le llama la atención y que desea compartir. Siempre me fascinó su manera de crear conexiones cruzadas completamente inesperadas; por ejemplo: encontrar de plano una especie de ‘eco’ entre la imagen de una Madonna y un dibujo de una rosa suyo… Hasta mucho más tarde empecé a descubrir su prosa, sus novelas y su poesía.

“Fue también siempre un gran ejemplo en sus convicciones políticas, en su alerta continua sobre las injusticias en el mundo, en su compromiso con los marginados, los desplazados, los desprivilegiados.”

–Sus lectores conocen mucho su obra, ¿qué les va a sorprender cuando vean el documental?

–Algo muy sintomático en la obra de John es su concepto de sí mismo: nunca se quería ver como novelista; siempre se definió –muy modestamente–– como un storyteller, alguien que recoge las historias que nos rodean por todos lados y las comparte con el mundo. Por eso tampoco nunca le había interesado su autobiografía o hablar mucho de su persona.

“En ese sentido nuestro documental tampoco es una biografía de John, porque a él le parecían muy aburridos esos artistas o escritores que siempre hablan de sí mismos. De ninguna manera deseaba algo así, hasta no quería ninguna entrevista o preguntas directas o personales, algo difícil como punto de partida para mí, que tenía el encargo con nuestros coproductores, como Arte y la BBC, de hacer un retrato sobre alguien importante que cumple 90 años y tiene toda una obra y vida muy plena.

“Al mismo tiempo yo estaba consciente de que John era alguien que siempre había sido muy curioso e interesado en diálogos con otros artistas, y parte de su obra son justamente colaboraciones muy interesantes y poco comunes con fotógrafos, directores de cine, dibujantes, gente de teatro y otros escritores. Entonces decidí armar el retrato sobre John justamente en el espejo de los demás, de algunos de sus más importantes colaboradores de las últimas décadas, o ‘cómplices’, como él los llamaría.”

En el documental aparecen el director de cine Mike Dib, el grafista e ilustrador turco Selçuk Demirel; el traductor y editor de John en Alemania, Hans Jürgen Balmes; su hijo Yves, “quien es pintor y nos cuenta las razones por las cuales John dejó Londres y su carrera como estrella de la BBC y explica por qué, después de haber recibido el Premio Booker, Berger se fue a vivir más de cuatro décadas a un pueblo chiquito en las altas montañas en Francia y con su hija Katya, crítica de cine, lo vemos jugando en el jardín de la casa de John en París, un juego de infancia, intercambiando asociaciones espontáneas sobre postales de arte. En cierto momento vemos a John subiendo a su moto tan querida para irse de compras, y poco después nos explica qué tienen que ver para él sus idas en moto con escribir y presencia.

“En medio de esas intervenciones vemos a John como hilo conductor en su papel preferido de storyteller,hablando con el espectador con extractos de sus textos, algunos todavía inéditos.

No he conocido a alguien que dominara la cámara como él, con esa voz tan íntima y seductora, grave y simpática a la vez y dirigiéndose a su público de la manera más directa, invitándolo a una complicidad realmente muy especial.

Dealer de miradas y apariencias

–Hablamos de un hombre que hizo del arte y la literatura su forma de manifestarse y de analizar y debatir sobre el mundo actual. ¿Qué es lo que le llamó más la atención como documentalista?

–Muchas veces, John dijo que su verdadera inteligencia era su inteligencia visual. En nuestra película nos comparte un sueño que tuvo donde se experimentó a sí mismo como una especie de “extraño dealer”, “un dealer de miradas y apariencias”.

“En el sueño logra entrar en las apariencias y así entenderlas, sin esfuerzo. Sin embargo, al despertar ya no se acuerda de cómo lo hizo. Es un momento muy conmovedor y, de una manera indirecta, también sumamente íntimo.

“Creo que nunca he encontrado a alguien que mira, que se fija y que observa como John. Mirar es el tema de su vida. Me recordó mucho a uno de sus álter egos, el filósofo Spinoza, con el cual entró también en diálogo en su libro Bento’s sketchbook, especie de encuentro ficticio con el pensador holandés. Lo que muchas personas no saben: Baruch de Spinoza, aparte de su existencia como filósofo, se ganaba la vida como constructor de microscopios y pulidor de lentes. De alguna manera John siempre me pareció un ‘pulidor de lentes’ del siglo XX.

La nota completa acá.


Biblioteca pública de NY exhibirá archivos de Lou Reed (La Jornada)

Leemos en el diario mexicano:

a08n1esp-1_miniNueva York.

La biblioteca pública de Nueva York adquirió los archivos de Lou Reed, el legendario cantante fallecido en 2013, que incluyen miles de grabaciones y documentos que serán puestos a disposición del público próximamente. La red de bibliotecas públicas de la metrópolis –ubicada en un edificio de la Quinta Avenida y considerada uno de los monumentos más conocidos de la ciudad– anunció la compra el jueves, día en que Reed hubiese cumplido 75 años. Mi sueño siempre fue hacer totalmente accesible al público el trabajo de Lou, comentó la artista Laurie Anderson, viuda de Reed.

Los archivos del cantante incluyen 3 mil 600 grabaciones de audio y mil 300 videos, así como 90 metros de documentos escritos y fotos, según la biblioteca de Nueva York.

Una pequeña muestra de su colección, con parte de su correspondencia, ya se expone en la biblioteca. La elaboración de estos archivos es el fruto del meticuloso trabajo de recolección y clasificación que lanzó Anderson después de la muerte del cantante.

Artífice de patrones deslumbrantes

Se necesita mucho tiempo para contemplar una vida; ahora que la primera etapa de la creación de estos archivos está acabada podemos dar un paso atrás y apreciar algunos patrones deslumbrantes que Lou hizo durante su larga e intensa carrera como artista, señaló su viuda.

La nota completa acá.


Video: Patti Smith canta en los Nobel ‘A Hard Rain’s A-Gonna Fall’

Publicado el 11 dic. 2016

Dans la matinée du 10 décembre 2016, la chanteuse et poétesse légendaire PATTI SMITH s’est vue confier la lourde tâche de repré­sen­ter l’auteur compo­si­teur inter­prète BOB DYLAN lors de remise des Prix du Nobel.

La Entrega del Nobel
Patti Smith dio voz al poeta y con A Hard Rain´s A-Gonna Fall ‘se rompió’
Pablo Espinosa
Periódico La Jornada
Domingo 11 de diciembre de 2016, p. 2

La Fundación Nobel transmitió en vivo la ceremonia de la entrega de los Premios Nobel 2016 desde la Konserthuset de Estocolmo. La presencia simbólica del principal laureado de la noche, Bob Dylan, la vivimos en la voz de quien eligió para representarlo y hacer sonar con ella su poesía: su hermana del alma Patti Smith, quien realizó una interpretación histórica de la obra que eligió Robert Zimmermann para recordarle al mundo cómo podemos estremecernos con la poesía: A Hard Rain´s A-Gonna Fall.

Representación histórica porque ni el propio autor, Dylan, podrá alguna vez conmocionar al auditorio como lo hizo Patti Smith, quien en el momento de entonar los versos más candentes de esa obra, sencillamente se rompió.

Ni el método Stanislawsky, ni el del Actor´s Studio, ni Grotowsky, ni Tadeusz Kantor, ni los más radicales procedimientos actorales pueden compararse con la interpretación artística hiperrealista que hizo Patti Smith. Una forma primitiva de decirlo: se rompió la madre en escena.

Los medios de comunicación y las redes sociales aprovecharon: se le olvidó la letra. ¿A la hermana de Dylan? ¿a su mejor intérprete?

Fue en este momento de la obra cuando se rompió, cuando entonó estos versos:

I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken

I saw guns and sharp swords in the hands of young children

y no pudo seguir, sencillamente la voz no llegó a su garganta, se le quedaron atorados los siguientes versos (los del estribillo ¿a quién se le puede olvidar un estribillo?), miró al vacío, estupefacta, conmocionada, su rostro comenzó a configurar el inminente llanto. Pero decidió no llorar. Solamente atinó a decir: disculpen, pido perdón, estoy muy nerviosa. Respiró hondo y siguió, pero al llegar a los siguientes versos:

Heard the song of a poet who died in the gutter

Heard the sound of a clown who cries in the alley

volvió a romperse, pero en esta segunda ocasión retomó pronto el aplomo. Las cámaras tomaron close ups que aumentaron el dramatismo del momento: una bellísima mujer de raza negra, vestida en rojo profundo, lloraba a mares; otra dama en las butacas también lloraba. Y Patti Smith entonces siguió:

I met one man who was wounded in love

I met another man who was wounded with hatred

 

La nota completa acá.

* Ver también en La Jornada Bob Dylan, el gran ausente en la pasarela de Estocolmo

** Acá una versión del tema por el propio Dylan.