Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

* Noticia aparecida ayer en el diario mexicano La Jornada

 

Lanza la UNAM iniciativa editorial para visibilizar la literatura de autoras del siglo pasado

Comienza con novelas de Luisa Josefina Hernández, Tita Valencia, La China Mendoza, Tununa Mercado y Marcela del Río, adelanta Socorro Venegas

Mónica Mateos-Vega
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de enero de 2020, p. 3

Con el propósito de ‘‘hacer visible la obra de mujeres del siglo pasado que por diversos motivos no tuvieron difusión”, la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lanza la iniciativa editorial Vindictas.

Ese proyecto comienza con una colección de cinco novelas escritas por mujeres, entre ellas Luisa Josefina Hernández y Tita Valencia, galardonadas por el Premio Xavier Villaurrutia; las narradoras y periodistas María Luisa La China Mendoza y Tununa Mercado, así como Marcela del Río (1932), profesora emérita de la Universidad de la Florida Central.

En entrevista con La Jornada, Socorro Venegas, titular de Publicaciones y Fomento Editorial, adelanta que buscarán que esta nueva colección ‘‘tenga alcances importantes, que sea una segunda mirada a la historia de la literatura hispanoamericana desde lo único por lo que se puede juzgar a un autor: a través de su obra”.

Añade que se espera también que las autoras revaloren su trabajo, pues se trata de una generación combativa.

 

Reflexión sobre la historia de la literatura

‘‘Vindictas tiene todo el sentido de un rescate, pero también de una reflexión mayor sobre nuestra propia manera en que hemos construido la historia de la literatura o cuáles han sido los criterios para determinar lo que vale y lo que no’’, detalla Venegas.

‘‘La colección representa también una postura crítica de las autoras a las que invité a formar parte del proyecto para que recomendaran y seleccionaran qué novelas rescataríamos. Estamos rastreando a varias autoras españolas, pero enfrentamos varios obstáculos; por ejemplo, que no siempre están los derechos de autor disponibles.”

La primera de las escritoras incluidas en Vindictas es Luisa Josefina Hernández (Ciudad de México, 1928), con su libro El lugar donde crece la hierba (1957), ahora con una introducción escrita por Ave Barrera. El segundo título es Minotauromaquia (1976), de Tita Valencia (Ciudad de México, 1938), quien escandalizó al medio literario ‘‘por el arrojo con que la novela narra el desencuentro con uno de los protagonistas del universo intelectual ultramasculino de la época”. La introducción de este título es de Claudina Domingo.

Primera etapa de la colección

De María Luisa La China Mendoza (1930-2018), con introducción de Jazmina Barrera, Vindictas publica De ausencia (1974). De la escritora Tununa Mercado (Córdoba, Argentina, 1939) se recupera En estado de memoria (1990), con introducción de Nora de la Cruz, que aborda la dictadura militar en ese país sudamericano.

Finalmente en esta primera etapa de la colección se incluye a Marcela del Río (Ciudad de México, 1932), con La cripta del espejo (1988), con introducción de Lola Horner.

‘‘La mayoría de las autoras viven, así que no hay mejor homenaje que proponer a los lectores que vuelvan a leerlas, pues además son de una vigencia asombrosa.

‘‘Decimos que el patriarcado se va a caer, pero no se ha caído y a veces sentimos que ni se ha tambaleado; por eso es fundamental en este momento sumarnos a iniciativas como la de la Caniem que celebra el Día del Libro y que publicó una selección de cuentos de Inés Arredondo, escritora que se ha mantenido ‘de culto’, pues el silencio no aporta prestigio a las autoras.

‘‘Vindictas es un grito para decir que ahí están ellas. Si las obras valen o tienen más calidad que otras novelas eso lo tienen que decidir los lectores, pero nunca lo dirán si no tienen la oportunidad de conocerlas.

‘‘Ninguna de estas autoras escribió para otras mujeres, es decir, son escritoras haciendo literatura y en sus obras se puede ver la ambición de ellas por escribir la mejor novela”, concluye Venegas.

 


Publicamos libro: “Siete miradas. Conversaciones sobre literatura”, con Noé Jitrik

* Tapa y contratapa del libro, publicado por la editorial cordobesa Alción. Ya se consigue en librerías de Buenos Aires como Hernández y Librería Norte.

 

 

 


Recuerdan en Madrid a John Berger (y a Santiago Maldonado)

Nota en La Jornada hoy:

Un diverso grupo de artistas e intelectuales rinde homenaje al escritor fallecido en enero

Recuerdan en Madrid a John Berger, creador de resistencias

Con vocación incólume mostró las fronteras, las encrucijadas y las pieles del mundo, expresa el traductor Ramón Vera

Exaltaron su respeto por la amistad y su incansable lucha contra la injusticia, así como su compromiso con los condenados de la historia

Foto

Iba tejiendo redes, y este tren se convierte en todos los vagones que vamos tejiendo entre unos y otros, o que había estado hilando John durante su vida, explicó Leticia Ruifernández, ilustradora de la nueva versión del libro Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos, publicada por Nórdica
Foto Armando G. Tejeda
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 17 de septiembre de 2017, p. 2

Madrid.

John Berger era un hombre bueno. También era sabiogenerosointeresado por el mundo y sus extrañezas, era alguien que sabía escuchar, que nunca miraba por encima del hombro y, ante todo, era un creador de resistencias, que no le dejó de sublevar la injusticia. Que siempre habló y se interesó por los que llamaba los condenados de la historia. Fue alguien, como dijo Ramón Vera durante el cálido homenaje en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que con esa vocación incólume mostró las fronteras, las encrucijadas y las pieles del mundo.

Un nutrido y diverso grupo de creadores, intelectuales, traductores, ilustradores y músicos se congregó en torno a la figura de John Berger, quien de alguna forma entró en sus vidas en un momento dado y que desde entonces se quedó para siempre en sus experiencias vitales, en su memoria. Todos elogiaron su generosidad y su capacidad para escuchar y aprender también de todos ellos. Era un hombre generoso en ambos sentidos, que daba y sabía recibir, y que todo ello además lo hacía con la construcción de lo que definieron redes de solidaridad y resistencia, que le permitían mantener intacta su capacidad de indignación y de defender hasta el último día su formación marxista y su ideología de izquierda.

Un viaje en tren

En un escenario en el que había una gran pantalla que tenía con letras negras el nombre de John Berger, sobre un fondo gris y blanco, que se iba transformando en riscos montañosos o en paisajes que cambiaban en una especie de viaje en tren, se fueron escuchando los testimonios, agradecimientos, poemas, canciones, bailes o reflexiones que esos creadores querían dar a su amigo y maestro.

Sentados como si estuvieran dentro de un vagón de tren y con un revisor (el periodista Alfonso Armada) haciendo de maestro de ceremonias se fueron sucediendo las intervenciones. De los primeros en tomar la palabra fue su hijo Yves Berger, quien recordó el momento en el que ya muerto su padre –el 2 de enero de 2017– decidió dibujarlo. ¿Qué palabras se pueden añadir al recuerdo de esta experiencia? El dibujo es una actividad silenciosa. O, más bien, el lugar al que nos lleva está allende todo lenguaje verbal, donde el tiempo da la vuelta, como si se pusiera del lado de los muertos. Y añadió: No hay como el dibujo para recordar y mantener los rostros de quienes nos han dejado. Pues lo que aparece en el dibujo expresa lo que une a los muertos con quienes se quedan. Es algo que no se puede expresar con palabras. Algo invisible, que sólo existe dentro de nosotros.

En total participaron en el homenaje 18 personas de las profesiones más diversos. Estaba el escritor Manuel Rivas, la cineasta Isabel Coixet, los traductores Pilar Vázquez y Ramón Vera Herrera, la ilustradora Leticia Ruifernández, los bailarines Pep Ramis y María Muñoz, el cantante vasco Ruper Ordorika –quien le compuso una canción– y el fotoperiodista de guerra Gervasio Sánchez. Todos exaltaron el profundo respeto por la amistad de John Berger, así como su infatigable lucha contra la injusticia, por lo que siempre, a lo largo de su vida, se comprometió hasta la médula en los movimientos de los que llamaba los condenados de la historia, como los zapatistas en México, los palestinos en Oriente Medio o, en su día, con los Panteras Negras en Estados Unidos.

Desde México viajó ex profeso para el homenaje su traductor y amigo Ramón Vera Herrera, quien recordó que una de las veces que John Berger fue a México, país al que le tenía un cariño especial, y después de una lectura de la presentación de su libro, hizo lo que hacía siempre al final: dedicarse a firmar libros a sus lectores. La gente piensa que en ese ritual el actor pone su firma sobre un libro tras otro con fe industrial. Pero John no era así para nada, y lo que ocurrió fue muy bonito, porque había una fila de unas 30 o 40 personas que querían que les dedicara el libro, y a la primera que llegó le preguntó su nombre, qué hacía y así lo hizo con cada persona, los entrevistaba y los reconocía como alguien especial que había llegado a su vida por algo. Vera recordó que aquella ocasión John Berger se fue muy feliz de haber estado con tanta gente y durante tanto tiempo, porque él era un “poeta que mostró las fronteras, las encrucijadas y las pieles del mundo.

Iba tejiendo redes, y este tren se convierte en todos los vagones que vamos tejiendo entre unos y otros, o que había estado hilando John durante toda su vida, explicó Leticia Ruifernández, ilustradora de la nueva versión del libro Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos, publicada este mes por la editorial Nórdica como parte del mismo homenaje.

El escritor gallego Manuel Rivas recordó que Berger era un hombre que siempre se interesó por escuchar todas esas voces desaparecidas y así escuchar el vacío. Por ejemplo, hoy aquí podemos escuchar el vacío de Santiago Maldonado, joven argentino que desapareció. Y recordó que decía que entre la esperanza y la desesperanza, un poco de esperanza.

Los bailarines Pep Ramís y María Múñoz, además de interpretar una pieza dedicada a su memoria, le escribieron una carta que resumió el sentido homenaje que le hicieron ayer sus amigos, sus cómplices intelectuales, sus lectores: Siempre fuiste un alma joven, un puente generacional entre el antes y el ahora. Hablabas de los muertos y de los vivos como comunidades que se necesitan y se complementan. Siempre los tuviste en cuenta. Ahora eres parte de esa orilla de la humanidad, John. Están en el otro lado. Quizás estés todavía en camino, no sabemos cuán lejos esta la otra ribera. Aquí, en este lado, nos dejas huérfanos de tu voz cálida y cercana que cortaba finamente la conciencia como un buen cuchillo que corta el pan.

Más información sobre el evento, en esta nota del diario español El País.


El profesor y escritor argentino Noé Jitrik, en la Cervantes

14 de septiembre de 2017

Noé JitrikLa Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes ha inaugurado hoy un portal dedicado a Noé Jitrik (Rivera, Provincia de Buenos Aires, 1928), profesor y escritor argentino que ha ejercido la docencia en universidades de su país y de Francia, México, Colombia, EE. UU., Puerto Rico, Uruguay y Chile.

Jitrik es autor de más de 60 libros dedicados a distintos temas humanísticos y autores como Horacio Quiroga, Leopoldo Lugones, José Martí o Roberto Arlt; asimismo, ha publicado numerosos libros de poemas y relatos, además de siete novelas, la última de ellas Terminal (2016). Es Caballero de las Artes y las Letras, título otorgado por el Gobierno francés (1993), y Doctor Honoris Causa por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (México), la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina) y la Universidad de la República (Uruguay).

Roberto Ferro, profesor de la Universidad de Buenos Aires y director académico de este nuevo trabajo de la Cervantes, destaca “el magisterio crítico y teórico de Noé Jitrik, que ha marcado de modo indeleble instancias decisivas en la transformación de la literatura y la cultura latinoamericana desde mediados del siglo XX”.

El portal ofrece, entre otros contenidos, una importante muestra tanto de la obra poética y narrativa como de la faceta crítica de Jitrik, además de artículos y capítulos de libros dedicados a la literatura argentina, las contradicciones del Modernismo, la lectura o la memoria. La sección de videoteca incluye una conferencia y un seminario (sesiones 123 y 4) impartidos por el profesor argentino en la Cátedra Alfonso Reyes (Tecnológico de Monterrey, México), así como una conversación con Roberto Ferro, celebrada en 2016.


#Música: Tribalistas (live Facebook 2017)

Hace unos días Tribalistas (Marisa Monte, Arnaldo Antunes, Carlinhos Brown & parceria) presentaron en vivo cuatro temas de su próximo disco, el segundo, próximo a aparecer. Bella y refinada performance –mi tema preferido: “Fora da memória”–, con diálogos y comentarios entre tema y tema (las versiones “oficiales” –en estudio– pueden escucharse y verse desde el Fb de Marisa Monte, y desde su página de YouTube la música, autoría, letras y notas).

 


En el MNBA: Inauguración de la exposición “Luis Felipe Noé. Mirada prospectiva”

Más info: https://www.bellasartes.gob.ar/exhibiciones/luis-felipe-noe.-mirada-prospectiva


polémica ante la edición 14 de ‘Documenta’

Leemos en el diario mexicano La Jornada sobre el desdoblamiento de las sedes para la catorceava edición de Documenta, en la cual, además, participará la artista argentina Marta Minujín con un remake de su Partenón de libros:

 

La edición 14 de ese escaparate mundial del arte contemporáneo se iniciará el sábado

Documenta se desdobla; sale de Kassel, recala en Atenas y desata polémica

La crisis griega propicia abrir un espacio de imaginación, pensamiento y acción, en lugar de seguir la desoladora configuración neoliberal que se ofrece como (no) acción, opina experto

Alejandra Ortiz Castañares
Especial para La Jornada
Periódico La Jornada
Miércoles 5 de abril de 2017, p. 4

Atenas.

La edición 14 de Documenta, gran escaparate del arte contemporáneo a escala mundial, comenzará esta vez en la capital griega.

Con el lema Aprendiendo de Atenas, dirigida por Adam Szymczyk (Polonia, 1970), tendrá su jornada inaugural el 8 de abril con una novedad: su duplicación temporal y espacial en el área quizá más problemática de Europa, lo cual desata polémicas.

Por primera vez, Documenta sale de su histórica sede en Kassel –ciudad industrial situada en el centro de Alemania– ampliando el tiempo de exhibición de tres a seis meses, acogiendo nuevo público (el del sur de Europa) y en coincidencia con la apertura de ambas sedes por cinco semanas a partir de la inauguración de la muestra en Kassel, el 10 de junio.

En 1955 el artista y arquitecto Arnold Bode (1900-1977) dio vida a Documenta con la convicción de que tras la destrucción física y moral después de la Segunda Guerra Mundial. Alemania podía redificarse desde el arte en cuanto a su facultad de introspección y análisis, y a la consecuente superación del sentimiento de pérdida.

La migración concierne a todos

Annette Kulenkampff, directora general de Documenta, explicó en entrevista con el periódico griego conservador Kathimerini que la elección de Atenas tenía que ver con la misma motivación que llevó a fundar la institución cuando el pueblo en Alemania abrumado por el presente no lograba ver un futuro. Un paralelo equivalente a la actual situación de Atenas. Nos interesaba, además, por el momento de cambio que se vive no sólo en Europa, sino en el mundo. La cuestión de la migración, por ejemplo, concierne a todos. Atenas destaca porque sus residentes no sólo tienen que lidiar con los problemas prácticos de la cotidianidad, sino también con asuntos existenciales (26/2/16, versión en inglés).

Esa decisión ubica a Atenas en el centro de atención; la crema del arte y la prensa global escribirán, abordarán su problemática, habrá debates y desmenuzarán su realidad.

Sin embargo, Grecia tiene una herida abierta; padece la mayor tasa de desempleo de la Unión Europea (28 por ciento), donde los embates de las finanzas europeas (en particular la alemana) a través de la troika la ha puesto frente a una política de austeridad presupuestaria extrema, con la consecuente y brutal expropiación de sus recursos que están en manos extranjeras: terminales marítimas, aeropuertos, electricidad, ferrovías y recientemente el metro y el agua potable.

Los encargados de la empresa que distribuye el agua, durante una protesta frente al Parlamento, el pasado septiembre, tras la aprobación de un nuevo paquete de reformas, gritaban: ¡Ahora les falta vender la Acrópolis. Están malbaratando la riqueza y la soberanía del país!

Si la prensa de Alemania vio con recelo el desdoblamiento de Documenta, pues los principales patrocinadores son de ese país, el mundo del arte ateniense se ha mostrado abierto o implícitamente hostil.

En una entrevista con Spike Magazine, el ex ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis (casado con la artista Danae Stratou), afirmó: “Debo decir que no estoy muy contento con la idea de que una parte de Documenta tendrá lugar en Atenas. Es como un turismo de la crisis. Es un truco para explotar la tragedia en Grecia con la finalidad de masajear la conciencia de algunas personas. Es como si los ricos estadunidenses hicieran una gira por un país africano pobre, en un safari, yendo a una cruzada de turismo humanitario. Me parece ofensiva e inútil tanto artística como políticamente”.

Un antecedente de esa descentralización geográfica fue la propuesta de Carolyn Christov-Bakargiev en Documenta (13), donde había incluido en el programa lugares tan dispares como Kabul, Afganistán, Alejandría, en Egipto, y Banff, en las montañas canadienses, aunque considerados sedes satélites, secundarias.

Sin embargo, la lógica de antítesis curatorial ya la habían planteado Szymczyk y Elena Filipovic, curadores de la quinta Bienal de Berlín en 2008, dividiendo la muestra en dos partes: una se desarrollaría durante el día y la otra por la noche.

El público mexicano recordará a Adam Szymczyk, por la curaduría de la exposición Olinka o donde se crea el movimiento, montada en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo en el invierno de 2012-2013.

Szymczyk es considerado un mago de la curaduría, un descubridor de talentos, un anticonvencional y un explorador de la jungla artística global.

En un simposio, efectuado en octubre de 2014, explicó que “la posición de anfitrión después de 13 citas en Kassel parecía no ser sostenible; había que cuestionarla, aunque fuera de manera temporal y mostrar las tensiones entre el Norte y el Sur, como se articula e interpreta en la producción cultural contemporánea.

“Atenas, siendo una metrópoli mediterránea, permite alargar el discurso artístico al ser un crisol de culturas provenientes de Europa, África, Medio Oriente y Asia. Los artistas han sido invitados para crear dentro de la dinámica de esas dos ciudades.

“La ‘crisis griega’ propicia la oportunidad de abrir un espacio de imaginación, pensamiento y acción, en lugar de seguir la desoladora configuración neoliberal que se ofrece como (no) acción, implícita en la (no) elección de la austeridad”, concluyó.

La nota completa acá.