Video | #Poesía: lectura de Esteban Moore (2021)

Demian Paredes

Esteban Moore -poeta, traductor y ensayista- lee “Mi Buenos Aires querido”, “Con Bogey en Casablanca” y “Viejos papeles”: tres piezas de su autoría, de “Selección poética”, volumen preparado por Jorge Rivelli (Buenos Aires, ed. La Porteña, 2019), en improvisada filmación, con sonido ambiente (el de la pizzería La Americana, de avenida Corrientes al 1300), durante la tarde del 11 de octubre de 2021.

MI BUENOS AIRES QUERIDO

en una bella ciudad

del lejano sur del mundo

un niño

con amorosa osadía

se tiene en la hamaca

sus impulsos agitan

la desparramada ceniza de los muertos

en nuestras habitaciones

gobernadas por el cerrojo

la memoria es un muro

que no puede ser derribado

CON BOGEY EN CASABLANCA

bogey bebe en silencio

el agrio bourbon del olvido

su mirada perdida en la noche africana

oculta las profundas cicatrices del amor

desde la mesa observa al pianista

que sin emoción acaricia en el aire

con manos de brillante caoba

las teclas de un piano destartalado

en el fondo del salón a media luz

acompañada por una vieja guitarra

la francesita delgada y triste

sostiene el tibio mate de la espera

bogey la mira a través del humo del cigarrillo

para comentar lentamente como sólo él puede hacerlo

con la entonación propia de un reo del abasto

“muchachos… ella algún día lo comprenderá…

…carlitos se nos ha ido para siempre”

VIEJOS PAPELES

Un sábado por la tarde

dedicado a la limpieza de la baulera

a poner en orden trastos viejos

descubrí entre unas cajas de cartón

un paquete envuelto en papel madera

atado con grueso hilo de cáñamo

oscurecido —–empolvado por el tiempo

Al abrirlo

encontré algunas cartas de mi abuela -recetas de cocina

facturas amarillentas de comercios que ya no existen

prospectos médicos

recortes de diarios

-principalmente de la página de avisos fúnebres

-estampitas de santos

(entre otros tantos registros

de su ordenado universo doméstico)

y varios cuadernos

correspondientes a sus últimos años de vida

en los que anotó en prolijas columnas

sus gastos –semana por semana

en el mercado –la panadería

-el pago del periódico

las cuentas de medicamentos

-del pedicuro

-del oculista –de sus médicos

También estaban asentadas las sumas

que donaba regularmente

a la parroquia de San Patricio

a estas entradas les sigue la leyenda:

» le dejé una botella de whisky al párroco»

y el precio correspondiente de compra

Testimonio fáctico de una estrategia personal

para ganarse un lugar

en el cielo

*El blog de Esteban Moore: https://alpialdelapalabra.blogspot.com/

**Video filmado por D.P.



Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s