#Poesía: “del drogado” (Leónidas Lamborghini)

del drogado

–Me drogo porque sí, porque me gusta,

porque ¡¿qué hay?! soy joven y lo hago,

si quiero destruirme me destruyo.

 

Me droga el mundo, me droga medio mundo,

el ambiente me droga, un medio ambiente;

me droga San Bernardo, drógame un Grondo.

 

El rock me droga (el tango ni me droga),

el ruido y las luces de las disco,

el calor de la ciudad y sus fríos.

 

Me droga el fúlbo, la TV y almuerzos

y micos y ginellis y una pérgola;

me droga un vano grillo, un can ciruja.

 

Me drogan los aviesos noticieros,

los juegos de video, comerciales

y los consejos de papá y de mami.

 

Me droga el cine poético, cinéfilos,

óperas y ballets, el sida, el sexo;

una papa me droga, una papada.

 

Me droga un Presidente, un juez,

un senador, un diputado y

un Intendente y un edil me drogan.

 

Y me drogan los curas sanadores

y los obispos y la gente ‘progre’

y los hipócritas, los doble faz.

 

Me droga un culo grande pa’ chambones,

me drogan las culonas y culones;

me drogan policías y buchones.

 

Me drogan tantas cosas que me drogo;

me droga este que escribe y que me escribe,

que me hace hablar al pedo: yo me drogo,

 

forro lector, porque me da la gana.

 

 

Leónidas Lamborghini, La risa canalla (o la moral del bufón), Bs. As., Paradiso, 2004, pp. 19-20.

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s