Patti Smith: cantar, leer, escribir

Leemos en el diario español La Vanguardia:

lavanguardia_g_12319213579-kufd-u411649390781dni-992x558lavanguardia-webPatti Smith (30 de diciembre de 1946) continúa su viaje literario que arrancó en el 2010 con Just Kids (Éramos unos niños). Su M Train, que salió en Estados Unidos el pasado año, llega ahora en castellano (Lumen), justo cuando a un colega del escenario le han dado el premio Nobel de Literatura.

Se abre la senda…

Bob Dylan recibe el Nobel por sus canciones, no por sus libros. No pienso que sus libros tengan la misma calidad que sus canciones.

¿No le gustan?

No encuentro que sus libros sean interesantes como Roberto Bolaño, por ejemplo. Admiro a Bob Dylan como autor de canciones. Mi escritura es diferente, no me comparo. Fue una influencia importante cuando era joven y creo que es uno de los más grandes escritores de canciones.

M Train, un libro de libros.

Es el libro de un lector y es sobre muchas cosas. Cuando empecé no tenía ningún argumento. Quería escribir libre de cualquier trama o responsabilidad. Sólo quería que la obra se desplegara. Como soy una adoradora de los libros y leo constantemente, los libros fueron apareciendo a pesar de que no tenía un plan para esto.

Un mundo literario.

Siempre he amado los libros, desde pequeña. Cuando era niña, me gustaban más los libros que los juguetes. Mi madre nunca me compró juguetes y yo no los quería. Quería libros para mi cumpleaños, para Navidad.

¿Escritora o cantante?

Nunca quise ser cantante. Cantaba en la escuela, pero nunca me interesó. Siempre quise ser escritora. No soy ni músico, nunca he tocado un instrumento. Así que no me considero a mí misma una músico. Me considero una performer y he escrito muchas canciones. Pienso que en esencia soy una escritora y una performer.

¿Escribe cada día?

Escribir forma parte de mi disciplina diaria. Cantar es importante, es la manera de comunicar. Pero puedo vivir sin cantar y no creo que pueda vivir sin escribir.

La fiebre por las palabras.

Vengo de una familia de clase media baja, sin posibilidades de viajar. Vivía en una zona rural y los libros abrían mi mundo. Podía ir a cualquier sitio con ellos, a la estratosfera, a un café de París, al pasado o al futuro. Siempre he tenido una fuerte imaginación y los libros la alimentaron. Nací después de la Segunda Guerra Mundial y no había televisión. Teníamos radio y escuchabas rock and roll. Pero los libros fueron mi gran forma de entretenimiento. Aprendía cosas pero, sobre todo, encendían mi imaginación.

En este relato, la musa del punk rock desvela su intimidad.

Desde joven, en los 70, me vi muy implicada en el punk rock y siempre fui una lectora. Empecé como poeta no como una estrella del R&R. Entré en el rock por la poesía. Mi estilo de vida no ha cambiado mucho. Siempre me ha gustado leer y sentarme en los cafés a leer y escribir. Lo hacía en los 70 y lo sigo haciendo ahora.

¿Una visión melancólica?

No soy una persona de tipo depresiva. Creo que la melancolía aparece porque empecé a escribir al cumplir los 66. Había muchos cambios a mi alrededor y tuve el sentimiento de que me hacía mayor por primera vez en mi vida. Nunca lo había pensado. De pronto, a los 66, me pareció que era un número serio y que iba hacia el terreno de la mortalidad. Empecé a pensar en la muerte. No en un sentido triste, ni depresiva, pero consciente del fin.

La nota completa acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s