El espíritu de Lou Reed, su ecuanimidad, están en Heart of Dog: Laurie Anderson

Leemos en el diario mexicano La Jornada:

Venecia.

Reflexiones filosóficas, enseñanzas tibetanas, imágenes de infancia, obras pictóricas y música componen Heart of a Dog, el ensayo fílmico con el que la veterana artista multidisciplinaria Laurie Anderson concurre al Festival Internacional de Cine de Venecia.

Es una película sobre el amor, destacó la estadunidense de 68 años sobre este metraje en el que plantea la muerte. Su voz, a modo de narrador, acompaña con sus reflexiones al espectador, al que desafía visualmente con diversos filtros, tanto reales como imaginarios.

El proyecto surgió como una invitación del canal de televisión francoalemán Arte para que hiciera un ensayo personal, y aceptó porque la película combina lo que ella hace: “pintura, historias y música.

Es una película sobre las historias y acerca de cómo funcionan. No es sobre mí, señaló.

Aunque la lectura sea universal, la cinta se construye con referencias personales, como el accidente que sufrió de pequeña y casi la deja postrada de por vida; la muerte de su perra, la de su madre o el suicidio de un amigo cercano.

No menciona, sin embargo, la muerte de su marido, el músico Lou Reed, quien sí aparece en cálidas imágenes personales.

Lou está en la película de muchas formas, como parte importante de muchas historias. Está su espíritu, señaló.

Hay mucha de su ecuanimidad. Tuvimos muchos debates sobre la fuerza y cómo expresar las cosas de forma sencilla, aseguró sobre el músico. Señaló, además, que se insipiró de su fuerza.

A modo de collage, Heart of a Dog une historias ligadas a la muerte, las enseñanzas del profesor tibetano Mingyur Rinponche, las del Libro tibetano de los muertos y el pensamiento filosófico de Soren Kierkegaard o Ludwig Wittgenstein

a10n1esp-1_mini

Es una cinta sobre el amor, dice Laurie Anderson
Foto Ap

 

 

La propuesta de Anderson tuvo buena recepción, al igual que el nuevo trabajo del polaco Jerzy Skolimoswsky 11 Minutes, frenético retrato de la Polonia actual que deriva en una eclosión final.

 

 

 

 

Laurie Anderson, the world’s leading performance artist, sketches the connections between birth and death, dream and reality, humans and animals.

 

Marianna Ninni recensisce “Heart of a dog” di Laurie Anderson, in concorso alla 72ma Mostra del Cinema di Venezia.
Montaggio: Paolo Righini



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s