“Un reino de disidencia en un universo continuo” (Pascal Quignard)

*   *   *

 

“Un fragmento de Pacuvius enuncia aquello que interrumpe el martilleo del camina plurimilenario. En 1823, J.B. Levée lo tradujo de esta manera: ‘Aquel promontorio cuyo extremo se adentra en el mar’.

Promontorium cujus lingua in altum projicit.

Una lingua es aquello a través de lo cual una sociedad se adentra en la naturaleza. Para hablar con propiedad, la lengua no prolonga lo que es. Exterioriza. Introduce lo de afuera [du hors] en una plenitud. Introducir retardo en lo inmediato: es la música (o la memoria) y la razón por la cual mnémosýné y mousiké son lo mismo. Logos insinúa lo dos en lo uno. En el año 520 después de Jesucristo, el filósofo griego Damaskios, en Atenas –antes de ser expulsado del Imperio y arrojado a Persia por los decretos cristianos–, escribía que todo logos era fundador de un reino de disidencia en un universo continuo.”

 

*   *   *

 

tapa_151Pascal Quignard, El odio a la música, Bs. As., El cuenco de plata, 2015 (ed. original 1996), pp. 20-21.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s