“No tengo una voz auténtica; es un caos único” (Billie Holiday)

* Hoy, que se cumple el centenario del nacimiento de la gran cantante Billie Holiday, posteamos una nota aparecida en el diario La Jornada de México y dejamos un tema.

Captura de pantalla 2015-04-07 a la(s) 11.05.10(…) La vida de esta reina del jazz fue difícil desde sus comienzos. Holiday nació como Eleonora Fagan el 7 de abril de 1915 en Baltimore, en Maryland. Sus padres eran muy jóvenes y la pequeña se crió principalmente con familiares, en medio de una pobreza extrema. Una de sus primas la maltrataba y fue violada por un vecino. Al final, fue transferida a un hogar de acogida donde volvió a ser maltratada, esta vez por las monjas que lo dirigían.

Holiday huyó y se ganó la vida limpiando y prostituyéndose. Fue en el tocadiscos de un burdel donde escuchó por primera vez jazz y blues de leyendas como Louis Armstrong y Bessie Smith. Más tarde, se mudó con su madre al barrio neoyorquino de Harlem, donde pidió trabajo en clubes y cafés. Por un par de dólares a la semana encontró finalmente empleo como cantante en el club nocturno Jerry Preston’s Log Cabin. Su nombre artístico es un homenaje a su actriz favorita, Billie Dove, y el apellido de su padre, Clarence Holiday.

Casualmente, una tarde de 1933 John Hammond pasó por el club y la contrató para que grabara con el clarinetista Benny Goodman. Aquel fue el gran salto para Holiday, que en los años siguientes haría más de 350 discos, compartiría giras con artistas como Count Basie y Artie Shaw, y legaría su impronta en el swing y el jazz vocal con sus improvisaciones.

Con su hermoso y proporcionado rostro y una gardenia blanca en sus cabellos negros, la cantante afroestadunidense apodada Lady Dayse convirtió en estrella en el legendario teatro Apollo, de Harlem, y en coliseos de todo el mundo. Sin embargo, el enraizado racismo que dominaba en Estados Unidos en los años 40 la afectó profundamente.

Aunque el público blanco aplaudía a Holiday en prestigiosos escenarios, como el Carnegie Hall o el Metropolitan, la cantante tenía que entrar y salir por la puerta de atrás. Y el racismo fue el tema de su mayor éxito discográfico, Strange Fruit, una apasionada denuncia de los linchamientos de la época, escrita por el poeta Lewis Allan. La canción, que emana tristeza y furia al mismo tiempo, habla de cuerpos negros que se bambolean de árboles por cuyas hojas y ramas gotea sangre.

La nota completa acá.

Rare Live Footage of one of the firtst
anti rascism songs ever.


3 comentarios on ““No tengo una voz auténtica; es un caos único” (Billie Holiday)”

  1. Dejo una nota interesante. La cacería de Billie Holliday. un relato sobre la persecución que sufrió por parte de la antecesora de la DEA
    http://www.politico.com/magazine/story/2015/01/drug-war-the-hunting-of-billie-holiday-114298.html#.VSF3WtyG_4U

    Me gusta

  2. Milton Eugenio Rodríguez dice:

    Billie Holliday fue una de las más grandes intérpretes de jazz.
    Y cuando disminuía su nivel de voz, aumentaba su expresividad.
    Nunca nos vamos a cansar de escucharla.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s