David Cronenberg sobre ‘Maps to the stars’

(…)
Lo único que me mueve es la curiosidad por la condición humana. Nunca utilizo mi trabajo para vengarme de nadie. Ni siquiera de mi padre. Es sólo curiosidad. La condición humana es como un diamante con muchas caras y cada película es una forma de enfocar cada lado, pero siempre es el mismo diamante. 
¿Es el Hollywood de ahora diferente del de hace, por ejemplo, diez años cuando empezó a planear la película?
Hollywood es siempre el mismo. La única diferencia es que ahora hay más películas de superhéroes, pero el mecanismo se mantiene intacto. Hollywood se mueve por ciclos. La última época interesante fueron los 60, cuando el movimiento hippy y películas como Easy rider hicieron que se tambalearan las estructuras de la industria. Lo que vino después, sin duda, fue el último período interesante que ha vivido; la última edad de oro a la altura de lo que pasó en los 40. Quién sabe si no pasará dentro de poco lo mismo y toda esta factoría de películas de superhéroes acabe por implosionar. Pero, todo, incluso los períodos de bonanza, obedece al único principio de hacer dinero. Eso se mantiene igual a través del tiempo.

La nota completa acá.

 

(…) «Ha sido una experiencia catártica porque la película se ha cocinado despacio. Han sido diez años esperando para realizarla y ahora estamos finalmente aquí, estrenándola. Bruce (Wagner) escribió el guión hace veinte años y en la última década hemos ido añadiendo detalles, puliendo la historia, manteniendo la estructura y los personajes. Entiendo que ha costado mucho producirla porque es un material muy oscuro», explica el director.

El guión de «Maps to the stars» muestra poca empatía por la vanidad y la ambición de los famosos, los que una vez fueron famosos o los que serán famosos en el futuro. «Si me decidí a esperar e intentar una y otra vez rodar este filme es porque nunca había leído nada ni remotamente parecido. Bruce es alguien que ha vivido en Los Ángeles, conoce la industria y la entiende. La locura de Hollywood es demasiado bella como para no retratarla. Jamás he estado obsesionado con Hollywood, aunque ?Le Monde” escribiera que yo detesto a Hollywood y esta era mi venganza, no es cierto. La amargura que surge en el filme viene más por Bruce que por mí».

La nota completa acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s