El 3D permite dar una sensación de hiperrealismo: Wim Wenders

El alemán estrenó en Berlín Everything Will Be Fine, su segunda cinta en ese formato

El cineasta será reconocido en la Berlinale con el Oso de Oro por su trayectoria

En la película me interesaba mostrar el proceso de sanación, de perdón, ante la muerte, comenta

Foto

James Franco y Wim Wenders (atrás) durante la presentación del filme fuera de competenciaFoto Reuters
Alia Lira Hartmann
Corresponsal

Berlín.

Fuera de competencia, el maestro del cine alemán Wim Wenders estrenó en la Berlinale Everything Will Be Fine, que protagoniza el estadunindese James Franco, figura consentida de esta edición, ya que participa en tres producciones.

Filmada en 3D y protagonizada por James Franco y Charlotte Gainsbourg, la película de Wenders es una de las más esperadas en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

A los 69 años, el realizador de uno de los filmes más famosos sobre Berlín, Las alas del deseo, recibirá el sábado un Oso de Oro en reconocimiento a su trayectoria de 45 años, que incluye clásicos del cine como París, Texas.

Wenders no deja de explorar en el quehacer cinematográfico. Explicó que las posibilidades técnicas que da el formato en tercera dimensión en el manejo de las tomas en primer plano fue una de las razones de haber optado por él.

Funciona muy bien para los momentos en que sólo está una persona delante de la cámara, dijo.

Aporta una sensación de hiperrealismo al permitir exaltar las expresiones de los sentimientos de tal forma que parece que fueran observadas a través de una lente de aumento, señaló.

“Al final de rodar Pina (cinta en la que aborda el trabajo de la bailarina alemana Pina Bausch) descubrí que el 3D tenía ese potencial, más allá de espacios y arquitecturas”, dijo Wenders sobre una apuesta que sorprendió y dividió a la crítica, que comentó que es uno de los primeros melodramas filmados en tres dimensiones, recurso de gran efectividad para amplificar las emociones.

Al referirse a la historia de la película, basada en la novela homónima del autor noruego Bjorn Olaf Johannenssen, Wenders comentó a La Jornada que le interesaba mostrar el proceso de sanación, de perdón a uno mismo y a los otros cuando se enfrenta a la muerte. Eso no llega por sí solo ni tiene que ver con el paso del tiempo; hay que buscarlo; hay que trabajar para alcanzarlo.

Wenders señaló que la historia le llegó por correo electrónico y apenas hace dos semanas concluyó el trabajo de edición de la cinta para estrenarla en Berlín.

Se trata de un drama familiar que aborda la historia de un escritor (Tomas), protagonizado por Franco, quien también es escritor y pintor.

La historia es ésta: En un día nevado, Tomas conduce una camioneta y atropella a dos niños; uno de ellos fallece, lo que le provoCa una profunda crisis. Escribir es lo que le ayuda a enfrentar el mundo.

El cienasta alemán se refirió, por último, a su candidatura al Óscar por La sal de la Tierra. Afirmó: Voy tranquilo (…) No tengo la más mínima esperanza. Voy, disfruto de la vida y sé que no ganaremos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s