“El uso poético de la lengua”: “un acceso directo y sensible al mundo” (Arnaldo Antunes)

Antunes textual

Leemos hoy en P12 un reportaje de Silvina Friera desde San Pablo al músico y poeta Arnaldo Antunes:

–“Los nombres de los sonidos no son los sonidos/ los sonidos son”, se lee en uno de los poemas. Su obra está atravesada por la cuestión del sonido. Si se pudiera aplicar algo así como el principio del Big Bang a la poesía, ¿se podría afirmar que en el comienzo está el sonido?

–La palabra poética tiene por naturaleza una dimensión sonora, una dimensión visual y de sentidos también. El sonido me llevó a hacer canciones. El trato con las palabras me llevó al deseo de entonar. Y esto me impulsó a la música y a las artes visuales, buscando una entonación gráfica o algo así. Yo creo que la poesía tiene mucho movimiento: el sonido trae el sentido. El ritmo es un trabajo cuerpo a cuerpo con la sonoridad del poema que va haciendo emerger los sonidos. Según Paul Valéry, la poesía es una excitación entre sonido y sentido.

–Juega mucho con las palabras, con las similitudes sonoras, aunque el significado sea radicalmente opuesto…

–Sí, la relación entre los nombres de las cosas y las cosas es una cuestión que está presente. La poesía transforma la lengua como la estamos utilizando ahora en esta charla, en la comunicación. La lengua es algo que está entre nosotros y las cosas. El uso poético de la lengua acaba creando una opacidad en que las palabras dejan de ser una intermediación entre nosotros y el mundo, y pasan a ser un acceso directo y sensible al mundo. Las palabras en sí se cosifican y adquieren otra dimensión.

–¿Qué impacto tuvo para su generación la poesía concreta?

–Mi generación recibió con mucha más naturalidad esa poesía que en la época en que había surgido, cuando causó tanta polémica y reacciones diversas, justamente por su osadía, sus desafíos y experimentaciones, por el diálogo de la poesía con otros lenguajes. Todo eso fue muy chocante en aquel momento. Mi generación combinó la información de la poesía concreta con la música popular porque Augusto de Campos escribió muchas cosas sobre bossa nova, Tropicália y se aproximó a Caetano Veloso, que musicalizó algunos de sus poemas. Y había revistas de poesía que publicaban a los poetas concretos junto con los poetas más jóvenes; todo un universo de la contracultura que estaba cercano a la canción popular. Todo esto llegó con mucha naturalidad. Yo fui muy influido por la poesía concreta. Pero mis influencias vienen de varias áreas: de los poetas modernistas como Carlos Drummond de Andrade, João Cabral, Manuel Bandeira, Vinicius de Moraes, de la tradición de la canción. Todo esto fue construyendo mi sensibilidad.

–“El silencio no se lee”, escribe usted. ¿El silencio no es una cuestión menor cuando se habla de poesía?

–Un poema que genera esta conclusión de que el silencio no se lee está en los espacios entre las palabras, en el blanco de la página. Hay muchas maneras de pensar el silencio. No hay un silencio absoluto, pero sí gradaciones de silencios, de sonidos. Los intervalos y las pausas son como una materia prima, una fuente adonde vamos a hacer nuestros ritmos. Ese poema tiene la gracia de la sonoridad, esa asonancia entre silencio, y se lee casi una desdicha de lo que está dicho en el poema. En verdad es una paradoja. Mis poemas están llenos de juegos de lenguaje y ambigüedades.

–¿Qué encuentra en la paradoja y la ambigüedad?

–Intento dar un golpe en la conciencia de las personas y mover la sensibilidad al mismo tiempo. Yo creo que conciencia y sensibilidad son fases de un mismo proceso y se traducen mutuamente; son maneras de alterar los sentidos de quien recibe un poema. No me gusta la idea de que un trabajo artístico venga a confirmar aquello que las personas tienen preestablecido en su forma de sentir el mundo. El deseo de un artista genuino tiene que ser alterar la vida interna de las personas.

–La duda y la pregunta, ¿podrían ser el estado “natural” del poeta?

–Sí, mucho más que las certezas. Me gustan más las excepciones que las reglas (risas).

 

Completo acá: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/4-31915-2014-04-15.html



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s