Mika: capitana en la guerra y revolución de España

MikaHeroico y emocionante documental

 

La gran experiencia militante de Micaela Feldman (luego Mika Etchebéhère) durante la primera mitad del siglo XX ha resurgido los últimos años: primero con la novela de Elsa Osorio, a veinte años de su muerte, Mika[1], y ahora, con el documental de Fito Pochat y Javier Olivera, Mika. Mi guerra de España, y la edición, la primera del libro de mismo nombre, publicada ahora en nuestro país. (Las memorias de Mika, Mi guerra de España, fue publicado originalmente en Francia en 1976, en 1987 en España y luego tuvo una edición catalana y otra alemana.)

El documental cuenta la vida de Mika recorriendo sus primeros pasos en política, llegando como joven estudiante anarquista desde Rosario a una Buenos Aires que atravesaba su “semana roja” (o “trágica”), en 1919. Allí conoce a Hipólito Etchebéhère y juntos serán parte del Insurrexit (ala izquierda del movimiento de la Reforma Universitaria), para luego ingresar al recién fundado Partido Comunista –una experiencia que durará muy poco tiempo ya que se irán ante las “malas directivas” de la dirección y el “espíritu libertario” que prevalecía en la pareja–.

Tras una estadía en el sur argentino, en Santa Cruz, (donde, además de trabajar para ahorrar dinero recogerán testimonios de los pasados fusilamientos de peones en la Patagonia rebelde) se irán a la convulsionada Europa: “nos habíamos impuesto otro destino: el de luchar por la revolución”, dice Mika en su libro y en el documental (basado en el mismo), con la voz en off de la actriz Cristina Banegas.

Luego de una breve estadía en Alemania –previo paso por España y Francia–, en 1932, cuando la criminal política del estalinismo dejó impotente al proletariado más poderoso del mundo ante el ascenso del nazismo, Mika e Hipólito se incorporarán a las milicias del POUM (una organización centrista que tenía relación con Trotsky) para combatir en la guerra civil española. Serán parte de una columna motorizada de 150 combatientes, con Hipólito como jefe de la misma.

Muerto Hipólito a poco de comenzar los combates, al mes, Mika deberá elegir qué hacer: se quedará con los milicianos y milicianas, luchando en Cigüenza, retrocediendo ante la ofensiva de los fascistas –encerrada ella, las milicias y el pueblo en la Catedral de esa ciudad– y consiguiendo, con mucho esfuerzo, huir hasta llegar a Madrid. Seguirá combatiendo hasta el año de la derrota, 1939.

Una “anécdota”: arrestada tras “la broma” (tal como le ocurrirá al protagonista de la conocida novela del escritor checho Milan Kundera) de un compañero suyo, que grita varias veces “¡Viva Trotsky!” en una cantina donde estaba el ejército del Frente Popular (con peso del traidor estalinismo), Mika, derrotada la revolución (como lo muestra por ejemplo el conocido film de Ken Loach Tierra y libertad[2]), volverá a Francia y escribirá luego sus memorias.

El documental, utilizando ese libro, consiguiendo dos joyas como una entrevista que le hacen para la Tv francesa (en blanco y negro) en los ‘70, y luego (ya a color) en España, en los ‘80, combina varios elementos: el relato histórico, con un gran material de archivo de la guerra civil (y también de la Alemania de los ‘30), fotografías, la (intensa, emocionante) voz de Banegas, y otro “personaje”: Arnold, sobrino de Hipólito, quien recorrerá el periplo que hizo la pareja (y luego el de Mika, ya sola), permitiendo así contrastar las imágenes actuales (en Argentina y Europa) con las históricas. Lo esencial, la guerra civil y la experiencia de la única mujer con grado de capitana en las milicias del bando republicano, logra permear el (prácticamente permanente) suspenso que hay en el libro original de Mika, teniendo que enfrentarse a mil y un problemas (políticos, militares y hasta culturales –como el machismo–) durante el proceso revolucionario español.

Pasión, coraje, solidaridad internacionalista, convicciones políticas contra toda adversidad: una gran historia combatiente y militante que, incluso, continúa: Mika participará, a sus 66 años, de las barricadas del Mayo Francés, y luego, en 1976, de las primeras protestas en Francia contra la dictadura militar argentina. Una gran vida[3] retratada en este más que recomendable documental.

 

[1] Elsa Osorio, Mika, Bs. As., Seix Barral, 2012. (La edición española de Siruela se llama La capitana.)

[2] Puede verse al respecto sobre el proceso español el libro La victoria era posible (AA.VV., Bs. As., Ediciones IPS/CEIP “León Trotsky”, 2006) y la película de ContraImagen Revolución y guerra civil en España (disponible on line en tvpts.tv).

[3] Hay entradas en el Diccionario biográfico de la izquierda argentina. De los anarquistas a la “nueva izquierda” (1870-1976) tanto de Mika como de Hipólito (Bs. As., Emecé, 2007, pp. 207-209 y 202-204, respectivamente).

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s