Tununa Mercado fue reconocida como Visitante Distinguida de la FFyH

Leemos en la página de la Facultad de Filosofía y Humanidades de Córdoba:

La escritora cordobesa participó con su marido Noé Jitrik del ciclo “Escritores en casa”, organizado por la Escuela de Letras, el pasado 24 de abril. [25/04/2013]

Uno de los nuevos ciclos, organizado por la Escuela de Letras de la FFyH, llamado “Escritores en casa” está pensado como un encuentro con importantes figuras de las letras, como narradores, poetas, ensayistas y críticos. En la primera actividad, realizada el 24 de abril, Tununa Mercado fue reconocida como Visitante Distinguida de la FFyH.

En el marco de un homenaje coordinado por el Centro de Experimentación y Estudios en Políticas de Escritura en el Centro Cultural España Córdoba, la escritora cordobesa pidió visitar la Escuela de Letras, lugar donde inició sus estudios universitarios. Por ese motivo, la Dirección y el Consejo de la Escuela, propusieron esta distinción.

La resolución destaca  que “a lo largo de su carrera fue desarrollando una obra literaria que alcanzó cada vez más reconocimiento por parte de la crítica especializada y de los lectores de todo el mundo, con novelas como “En estado de memoria” o “Yo nunca te prometí la eternidad” y que su producción obtuvo premios importantes como el de Casa de las Américas, el Kónex y la beca Guggenheim. También se reconocen sus actividades de solidaridad con los exiliados argentinos durante la dictadura.

Nilda “Tununa” Mercado nació en Córdoba y no terminó su carrera en la Facultad debido a los sucesivos exilios en Francia y México junto a su marido Noé Jitrik, que también fue profesor de la FFyH, con quien participó de la charla ante un nutrido público.

La presentación de Mercado estuvo a cargo de Roxana Patiño, directora de la Escuela de Letras y María Calviño, docente e investigadora de la FFyH, que se refirió a su obra literaria. “Estás en tu casa”, subrayó Calviño a modo de bienvenida.

Al ver el diploma con su nombre de pila y luego de escuchar las palabras de las presentadoras, la escritora señaló: “Siento un poco la sensación de que estuvieran hablando de otra persona”.

Tununa, que es conocida así desde pequeña y es como firma sus libros, enseguida rescató una anécdota de cuando cursaba sus estudios universitarios en la FFyH. “Estoy recordando una foto en medio del parque, en la que bajo por la calle Richardson con un cochecito donde viene mi hijo, que en ese momento tenía un año, quizás. En esa época era escabroso el terreno y no estaba tan cuidado como ahora. Llegando la recordé y me vi con una especie de traje sastre, tan elegante, como la señora de un profesor”.

Aunque le quedaron dos materias por rendir, Mercado hizo gran parte de la carrera y fue allí donde conoció a su futuro marido, Noé Jitrik, que era docente de la Facultad y fue expulsado, junto con muchos otros, a mediados de los ’60, durante la dictadura de Onganía.

“Cuando la conocí era una muchacha encantadora, pero era caprichosa y arbitraria y ocurrente y muy bella, y era todo eso, pero todavía la prueba de la escritura no se había dado. Desde que empezó con sus primeros textos, en todos estos años no he dejado de maravillarme y de asombrarme de lo que consigue escribiendo”, declaró Jitrik, su pareja desde hace más de 50 años.

Las preguntas se veían venir. ¿Cómo es vivir con un crítico literario? ¿Le mostrás tus textos? Pero Tununa no se amilana fácilmente: “Si yo pensara que es un crítico no le mostraría mis cosas”. Dijo que se los enseña a Noé en la computadora y se va para el fondo mientras él se queda leyendo. “Cuando me llama y veo que está bien, me gusta tomarme un tequila con limón y hielo como festejo porque ya no voy a tener que escribir”.

Luego de su expulsión de la UNC, Jitrik recibe una propuesta de trabajo en una universidad francesa y la familia se traslada a ese país, donde Tununa reparte su tiempo entre el estudio del francés y el dictado de cursos sobre historia y civilización de América Latina. Después regresan a la Argentina por un breve período, pero deben abandonar el país debido a las amenazas recibidas por parte de la triple A. En 1974 se radican en México hasta el fin de la dictadura en 1983. Allí organizan una comisión de solidaridad con otros exiliados argentinos y Tununa  trabaja como periodista free-lance. También fue editora de la revista Fem, una de las primeras publicaciones feministas latinoamericanas, dirigida por prestigiosas escritoras como Alaíde Foppa, Elena Urrutia, Marta Lamas y Elena Poniatowska.

Regresaron definitivamente a Buenos Aires en 1987 y cada tanto van a La Cumbre, en las sierras de Córdoba, de vacaciones.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s