El Pentágono y sus films…

Leemos hoy en el diario mexicano La Jornada:

El ministerio de Defensa ha sido acusado por los republicanos de haber confiado algunos secretos de Estado a Kathryn Bigelow, directora del filme que trata sobre la caza de Osama Bin Laden, para promover el principal logro del presidente Barack Obama en la lucha contra Al Qaeda.

Sin embargo, a excepción de una reunión de 45 minutos entre la directora, su guionista y el jefe de operaciones especiales del Pentágono, Michael Vickers, para unapresentación general del filme, no contó con la colaboración del Pentágono, aseguró Phil Strub, responsable de la oficina del departamento de Defensa, que se encarga de relaciones con la industria cinematográfica, a diferencia de muchas otras películas y series de televisión producidas cada año.

Strub explicó que cuando un productor recurre al Pentágono para conseguir apoyo para una película se le pide que envíe el guión y lo que espera del ministerio.

A menudo se trata de apoyo técnico para aportar realismo a un personaje o a una escena, o para que el Pentágono facilite el acceso a instalaciones militares o proporcione tanques, aviones o barcos necesarios para la película.

Esta ayuda no es gratuita. El material es alquilado y el Pentágono exige el derecho a controlar el guión.

Queremos que los actores que encarnan a militares se comporten como nosotros deseamos que los militares se comporten, justificó Vince Ogilvie, adjunto de Strub.

No hay duda de que el Pentágono colaboró en una película que muestra a un sargento sádico como Nacido para matar, o a un soldado impulsivo e individualista en Vivir al límite, película por la cual Kathryn Bigelow ganó un Óscar.

Este derecho de control alimenta las acusaciones de censura, o al menos de influencia indebida sobre las producciones, lanzadas especialmente por el autor David Robb en su obra Operation Hollywood.

Nos convierten en prostitutas porque quieren que adoptemos su punto de vista. La mayoría de películas sobre el Ejército son publicidades de reclutamiento, dice en este libro el director Oliver Stone, a quien el Pentágono le negó ayuda para sus filmes Pelotón y  Nacido el 4 de julio,sobre la Guerra de Vietnam.

El productor Jerry Bruckheimer sí se ha beneficiado del Pentágono para películas como Pearl Harbor, La caída del Halcón Negro o Top Gun.

 La nota completa acá.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s