Beck y su nuevo disco

beck-fullcoverLeemos:

Song Reader presenta un hermoso packaging, con cada canción contenida en su propia carpeta y acompañada por ilustraciones que recuerdan el diseño exquisitamente ornado de las partituras de comienzos del siglo XX. Como ejercicio de nostalgia, está perfectamente ejecutado, evocando un tiempo en el que las partituras eran el principal método de diseminación de la música, donde interpretaciones únicas de los últimos éxitos eran realizadas por músicos amateur en todo el mundo. Las canciones en sí evocan una era ida. En el prefacio, Beck apunta el desafío de escribir “canciones tocables” que tengan “una cualidad que permita a otros habitarlas y hacerlas propias”. Esto da como resultado canciones breves y bastante directas, de la blusera “Rough on Rats” a la patriótica “America, here’s my Boy”. Hay una pequeña canción llamada “Just Noise” con una progresión de acordes que recuerda a los Beach Boys y un cambio de clave que recuerda vagamente a “We’ve Only Just Begun” de The Carpenters.

El proyecto, que podría entenderse como un excéntrico viaje nostálgico de Beck, parece llegar en realidad en el momento adecuado. La tecnología de grabación es barata y hay incontables maneras de hacer escuchar el resultado de ese esfuerzo, de YouTube y Soundcloud y más allá; el que quiera puede realizar decenas de versiones de Song Reader y subirlas a la web a tiempo para Navidad, consiguiendo cientos de visitas de personas curiosas por chequear las interpretaciones y celebrarlas o condenarlas en los comments con la misma efusión. La revolución digital se las ha arreglado para mantener con vida el negocio tradicional de las partituras, con infinidad de personas que buscan fuentes confiables de tablaturas, acordes y letras, como sheetmusicdirect.com. “Tenemos un negocio digital de partituras floreciente”, dice Tom Farncombe, jefe de Edición de Music Sales, el mayor editor de partituras de Europa. “Pero también vendemos un montón de música en papel: hemos vendido casi 130 mil libros de Adele, Coldplay vende muy bien, y una gran cantidad de personas aprendió a tocar la guitarra con nuestros libros de Oasis. Y, por supuesto, no puedo ni calcular la cantidad de libros de The Beatles que se han vendido a través de los años.”

La nota completa acá.

Más info, acá y acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s