La pasión política (revista Veintitrés sobre ‘Mi vida’, de Trotsky)

TROTSKY DOCUMENTA LOS PROCESOS QUE CAMBIARON LA HISTORIA

La pasión política

29.11.2012

Mi vida, intento autobiográfico
León Trotsky
(CEIP) León Trotsky, Buenos Aires, e Instituto del Derecho de Asilo Museo Casa de León Trotsky, México, 2012

Corría 1929 cuando Lev Davidovich Bronstein, más conocido como León Trotsky, escribió Mi vida, intento autobiográfico, en Prinkipo, Turquía. Se trata de su obra más conocida y la primera que realizó en el exilio. La nueva versión, revisada y recogida según la edición francesa abreviada publicada por su amigo Alfred Rosmer en 1953, incorpora artículos inéditos en español como la nota autobiográfica del revolucionario, publicada en 1922 en la revista Proletarskaia Revolutsia, y la Introducción de Rosmer (quien también agregó un apéndice donde recorre la última etapa de la vida de Trotsky, asesinado en 1940).

Se trata de un libro apasionante, sencillamente porque la vida que narra desborda pasión (política) y recorre los momentos más intensos del siglo XX. “Los sucesos de mi vida personal están de tal manera insertos en la trama de los hechos históricos que es casi imposible arrancarlos de ella”, explicó Trotsky.
Así, la obra se convierte en un documento de los procesos políticos que cambiaron el curso de la historia. A lo largo de 45 capítulos, Trotsky relata su infancia –en Ianovka– y describe la forma de vida del campesinado ruso, sus inicios en la militancia revolucionaria, su estadía en diferentes cárceles y sus exilios. Por caso, cuenta que luego de pasar dos años en la región de Irkutsk, en 1902 logra fugarse “después de fabricarme un pasaporte falso con el nombre de Trotsky; de allí viene mi seudónimo, que rápidamente se convirtió en mi verdadero nombre”.
Bronstein también recuerda su rol en la revolución de 1905, su relación con la II y la III Internacional, su vínculo con Lenin, la revolución de 1917, la posterior burocratización de la URSS y su deportación, entre otros sucesos.
“En sus páginas continúo la lucha a la que he consagrado mi vida –escribió Trotsky desde el exilio–. Exponiendo, caracterizo y valoro; relatando, me defiendo y, a menudo, ataco. Pienso que es la única forma de darle objetividad a una biografía en un sentido más elevado; es decir, convertirla en la expresión más adecuada de una personalidad y las condiciones de una época”.
Para Gabriela Liszt, quien escribió la presentación de la autobiografía, la reciente reedición interpela a “las nuevas y viejas generaciones que surgen a la lucha frente a la crisis económica internacional” para que su batalla “no comience desde cero”.

http://veintitres.infonews.com/nota-5820-zonaroja-La-pasion-politica.html



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s