Una exposición recorre en México el exilio de Trotsky a través de sus libros

México, 9 ago (EFE).- Una exposición inaugurada hoy en la capital mexicana recuerda el exilio del revolucionario ruso León Trotsky en varios países del mundo, entre ellos México, a través de fotografías, revistas y una parte de su biblioteca personal.

Las publicaciones que el dirigente soviético fue recopilando durante su exilio pueden verse ahora en el Museo que lleva su nombre en el barrio de Coyoacán, en el sur de Ciudad de México, en la misma casa donde pasó sus últimos años de vida y donde fue asesinado.

La muestra, titulada “Exilio, una mirada a través de la biblioteca personal de León Trotsky”, permite al visitante hacerse una idea del peregrinaje del político ruso, quien llegó a México en 1937 tras serle denegado el visado en Noruega y gracias a la política de asilo del entonces presidente mexicano, Lázaro Cárdenas.

“Aquí podemos ver al Trotsky más íntimo, al personaje que está entre el profeta desterrado y el exiliado, tal y como lo diría el escritor polaco Isaac Deutscher”, aseguró a Efe Martín Manzanares, investigador del Instituto del Derecho de Asilo, organismo situado en las mismas instalaciones de la Casa-Museo.

Explicó que mientras se estaban llevando a cabo los procesos de Moscú contra antiguos miembros del Partido Comunista, en México Trotsky escribía sobre los “gángster de Stalin, quienes posteriormente serían los encargados de acabar con su vida”.

En esta exposición, que recoge aquellas obras que quedaron en el Museo después de que la mayoría fueran enviadas a la Universidad de Harvard, en EE.UU., se descubren, de acuerdo con el curador Jesús Salinas, los gustos personales del revolucionario, más allá de la política, como por ejemplo el arte, la literatura o la ciencia.

Asimismo, según la también curadora Leslie García, se hallan algunas de las obras que se publicaron en varios países en el marco de la “campaña de desprestigio” contra su persona y que el dirigente soviético acostumbraba a leer en la intimidad y coleccionar.

“De alguna manera gracias al exilio pudo recuperar muchos de los libros que estaban prohibidos”, apostilló García, quien aclaró que las fotografías también guardan relación con las publicaciones, pues están recopiladas de un libro del biógrafo David King.

Según la curadora, algunos libros también permiten un mayor acercamiento a los periodos de exilio de Trotsky, quien pasó por ocho países diferentes desde 1929 hasta 1940, entre ellos Turquía o Dinamarca, pues aparecen firmados y fechados, lo que ayuda a llenar vacíos históricos en los que no existen datos.

A la inauguración de esta exposición, que permanecerá abierta hasta el próximo 12 de agosto, también asistió el nieto del revolucionario, Esteban Volkov, quien llegó a México de niño gracias a su abuelo, y quien en declaraciones a Efe recordó cómo el de Trotsky fue un caso “paradigmático” del derecho de asilo.

“Es una página muy gloriosa que me enorgullece de la historia de México, su hospitalidad con los exiliados, no solo con Trotsky, sino con los españoles, argentinos, nicaragüenses, siempre ha sido muy admirable el papel de México”, dijo este hombre de 86 años.

Además de la exposición, el Museo León Trotsky presentó hoy el primer catálogo bibliográfico que registra los aproximadamente 4.500 títulos que alberga, entre donaciones puntuales, obras de Trotsky y la significativa aportación que supuso la entrega de toda la biblioteca del sindicalista Rafael Galván por parte de su familia.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s