Las penas que llegan cuando se (nos) va un poeta

Un amigo -que lo estuvo visitando- ya me había comentado la internación en el Güemes del poeta Mario Trejo. Y ahora se fue. ¿Qué decir? Que (una vez más) hay tristeza, y que resta leer, releer, recuperar (y por qué no, recrear) lo que fue la trayectoria de este gran artista de la palabra y los sentimientos.

Van abajo (estoy en el laburo y no tengo sus libros a mano) algunas notas aparecidas estas horas, y unos fragmentos de su poema “Orgasmos”, tomado de un post de homenaje en Taringa.

* Se fue un poeta tremendo, un tipo genial. Que escribió teatro junto a Alberto Vanasco en los ´40, que integró Poesía Buenos Aires en los ´50, que hizo radio y televisión de la buena en los ´60, década en la que también colaboró para las revistas Primera Plana y Confirmado; década en la que ganó el Premio de Poesía Casa de las Américas, recorrió todos los continentes y guionó cortometrages para su amigo Bernardo Bertolucci; hizo canciones junto a Waldo de los Ríos y Astor Piazzolla (la más recordada Los Pájaros Perdidos con cientos de versiones en todo el mundo).

Míticos ´60 en los que dirigió en el Instituto Di Tella de Buenos Aires varias obras, la más controvertida, Libertad y otras intoxicaciones ( 1967).

* La poesía está de riguroso luto. El genial Mario Trejo murió ayer a los 86 años. El poeta, que había nació el 13 de enero de 1926, empezó escribiendo teatro junto a Alberto Vanasco, con quien fundó el HIGO Club en 1946, un movimiento de agitación cultural que promovía una suerte de happenings: exhibiciones de pintura y escultura que duraban pocos minutos, acompañadas por lecturas de poemas. Su primer poemario, Celdas de la sangre (1946), es una colección de sonetos clásicos de forma y contenido heterodoxos. En la década del 50 participó de la creación de la revista Poesía Buenos Aires y colaboró también en Letra y Línea. Su segundo poemario, El uso de la palabra, ganó el Premio de Poesía Casa de las Américas, en 1964. Trejo hizo de todo: guiones de cine para su amigo Bernardo Bertolucci; canciones junto a Waldo de los Ríos y Astor Piazzolla, como Los pájaros perdidos, con cientos de versiones en todo el mundo; y dirigió varias obras en el Instituto Di Tella, en los 60, como Libertad y otras intoxicaciones. El autor de La pena capital (1980), Orgasmo y otros poemas (1989), entre otros títulos, publicó su último poemario Los pájaros perdidos (2010), con prólogo de Guillermo Saccomanno.

* El poeta Mario Trejo murió este domingo a los 86 años. Trejo, que fue destacado como poeta, dramaturgo y periodista nació el 13 de enero de 1926 en Buenos Aires o La Plata, ya que no hay demasiadas precisiones sobre su origen, aunque pasó una larga temporada de su vida en Rosario. Ahí, fue que conoció a su compañera María Fernanda con la que se casó en 2010 y compartió hasta el último día de vida.

Inclasificable. Imposible ubicarlo en algún ismo, más allá de que en sus comienzos se involucró con el invencionismo y el surrealismo. Su obra, de las más solitarias producidas en el país y en lengua española, está concentrada en El uso de la palabra, cuya primera edición es de 1964 (en Cuba) y que tuvo sucesivas reediciones ampliadas y, a la vez, definitivas.

En 1946 creó, junto a Alberto Vanasco, el HIGO Club, un movimiento de agitación cultural que promueve, ya en esa época, una suerte de happenings (exhibiciones de pintura y escultura que duraban pocos minutos y eran acompañadas de lecturas de poemas en pleno centro de Buenos Aires, 1946-47). Es en ese momento que publica Celdas de la sangre, una colección de sonetos clásicos de forma y heterodoxos de contenido.

También colaboró en la creación de tangos memorables con Piazzolla (“Los pájaros perdidos” tiene una veintena de versiones) y entrevistó a personalidades como Ernesto Che Guevara y Salvador Allende, entre otros.

Entre 1989 y 1991, alterna entre México, Guatemala y Estados Unidos. En el 2008, Fondo Nacional de las Artes, edita una Antología con prologo de Liliana Heer. El mismo año, la Fundación Argentina para la Poesía le otorgó el Gran Premio de Honor. En mayo de 2010 se publica su nuevo libro, “Los Pájaros Perdidos”, con prólogo de Guillermo Saccomanno.

Orgasmo

(fragmentos)

1

Breve vida feliz

Breve muerte feliz

3

Huir de la pequeña historia.

La anécdota me saca de quicio.

Vivamos el Gran Cuento.

Estoy traduciendo.

Hablo una lengua que apenas conozco

sonidos heredados

robados a lo lejos

ruidos enfermos de cultura.

Yo quiero hablar de mi lengua

lengua enferma

asesina del padre y de la madre

lengua experta

jerga de la experiencia.

Tartamudeo

Gruño

Digo sólo estertores.

La garganta se seca

vomito canciones mongoloides

y mi madre junto a mí

repite que me deja para siempre.

Un aeropuerto está cerca.

Siempre será así.

9

No hay nada más honesto que la necesidad.

10

Ha llegado la hora.

Confesaré.

Daré datos precisos.

No mentiré.

No caeré en contrabando.

Tomaré todas las drogas.

Acataré lo sagrado y lo profano

su único hijo

nuestro dolor.

No codiciaré la muerte del prójimo.

Me revolcaré sólo de amor.

La noche, sabemos, etcétera, etcétera, etcétera.

El alba

ya lo dije es oficio de sobrevivientes.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s