¿“Lisístrata siglo XXI” en Medio Oriente?

Leemos: Nacido en Rumania, Radu Mihaileanu emigró de su país por la brutal dictadura de Nicolae Ceausescu. Un hipotético viaje de visita a su abuela en Tel-Aviv fue la excusa que le permitió salir rumbo a París y al exilio. Graduado en el Idhec (Institut des Hautes Études Cinématographiques), su trayectoria fue conocida internacionalmente gracias a la inolvidable El tren de la vida , por la que le otorgaron el premio Fipresci en Venecia. Como raro privilegio para los espectadores argentinos, se pudieron ver en nuestras pantallas tanto ésa como sus dos películas posteriores: Ser digno de ser y El concierto . A ellas se añade ahora la sensible y humana La fuente de las mujeres , aplaudida en el último Festival de Cannes. En este film, la acción se sitúa en un pueblo perdido en algún lugar entre el norte de África y Medio Oriente. Allí la tradición obliga a las mujeres a buscar agua en las montañas bajo el tórrido sol del desierto. Cansadas, un día acuerdan una huelga de sexo hasta que los maridos se ocupen de la situación.

Mihaileanu, premiado por su trayectoria en la última edición de Pantalla Pinamar, conversó con adn sobre la película, que ahora llega a los cines argentinos.

-Sus películas son dramas con inteligentes dosis de humor. ¿Qué aparece primero al momento de escribir sus historias?

-Cuando escribo un guión, desde el primer momento están las dos raíces, la tragedia y la comedia. En La fuente de las mujeres , cuando ellas deciden hacer una huelga de sexo, aparece el humor. Pero existe una parte trágica, porque la decisión lo es y, por ende, también son trágicas sus consecuencias. Durante la escritura me preocupo de que haya un equilibrio entre estas dos vertientes. A veces la comedia le da cierto respiro a la historia, y también al espectador y a mí mismo. En esta película cumplen la misma función los cantos y la danza: siempre tiene que haber un equilibrio.

-¿Las canciones de la película pertenecen a la tradición folklórica o son de su autoría?

-Con Alain-Michel Blanc, mi amigo y coguionista, intentamos pasar bastante tiempo conviviendo con la cultura que queremos retratar. En este caso, vivimos en varios de estos pueblos y entrevistamos a muchas mujeres. En algunas comarcas eso causó rechazos, pero en otras participábamos en las fiestas locales. Tomamos prestada la música para reflejar la forma de comunicación entre las mujeres y reescribimos las letras acorde a lo que necesitaba la historia.

-¿Cómo fue su primer acercamiento al cine, considerando la censura que hubo en Rumania?

-Tuve en la infancia un acercamiento a la vez profundo y superficial con el cine. Todos los domingos por la mañana iba a ver cine mudo. Ahí descubrí a Chaplin, que me marcó mucho, aunque en esa época no me diera cuenta. Veía que con sus películas todos estaban contentos, que se reían y que era posible que en la vida el más chiquito se impusiera al más grande. Ésa fue una marca indeleble para mí. Bajo la dictadura de Ceausescu el cine estaba muy poco desarrollado y muy censurado, a diferencia de la danza y el teatro, que también adoraba y que no tenían tantas limitaciones. En verdad, mi sueño era ser dramaturgo. El cine fue un accidente feliz al llegar a Francia.

(…)

-¿Cómo se une su apellido con el de Lucian Pintilie, el prohombre del cine rumano?

-Gracias a una pequeña coincidencia: Duminica la ora 6 , la primera película de Lucian Pintilie, cuenta la historia de mi papá, y fue escrita por él. Trata del encuentro de mis padres, y con mi hermano aparecemos en la película cuando éramos niños. El único cineasta rumano conocido internacionalmente durante la dictadura fue Pintilie.

-¿Qué piensa de los nuevos realizadores rumanos?

-Soy muy amigo de todos los directores de la nueva ola del cine rumano, y de alguna manera considero que son herederos del cine de Pintilie, realista y tragicómico a la vez. No formo parte de esa nueva ola por varias razones: soy un poco más viejo y tengo un estilo diferente. También tengo una historia que impide que mi cine sea puramente rumano.

Completo acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s