Los recortes y ajustes llegan a la cultura española (con la complicidad de directivos y autoridades, contra los trabajadores del teatro)

Leemos: Los ánimos andan caldeados en el Teatro Real. Gerard Mortier, ante las amenazas de los trabajadores de movilizarse para suspender los próximos estrenos del Teatro Real, ha advertido: “Esas movilizaciones acabarán yendo en su contra”. En declaraciones a elcultural.es, el director artístico del coliseo madrileño ha expresado su “preocupación” por la enrarecida situación laboral que vive el teatro. Aunque confía en que finalmente la empresa y los empleados lleguen a un acuerdo. “Ignacio García-Belenguer [administrador general de la entidad] ya está negociando con los sindicatos”.

La polémica la ha encendido la advertencia de la empresa de que en los próximos meses recortará a cada trabajador entre 3.000 y 4.000. El motivo, según explica Francisco López, portavoz del comité de empresa, es una “gravísima negligencia”, que consiste en que sus responsables no han aplicado el 5% de recorte salarial fijado por el Gobierno de Zapatero mediante un Real Decreto de mayo de 2010. Y lo que es más, subieron la remuneración del personal un 2’3 % en concepto de revisión del IPC, cuando esa misma norma estatal determinaba que no podía superarse el 0,3%. Así pues, han venido cobrando indebidamente un 7% por encima de lo estipulado para los funcionarios. (…)

“Nosotros hemos intentado hasta el último momento evitar esta situación. Pero ahora no tenemos margen de maniobra. Debemos aplicar la ley. Lo intentaremos hacer de la forma menos gravosa para los trabajadores y atenderemos los casos particulares en que pueda ser más dura la aplicación”, señala Muñiz. Parece que el panorama es oscuro para los próximos estrenos del coliseo madrileño (Vida y muerte de Marina Abramovic y Cyrano de Bergerac, con Plácido Domingo). El Comité de Empresa amenaza con realizar paros los días de función. En un comunicado anuncian que “no están dispuestos a seguir financiando lo que se ha convertido en un cortijo para unos pocos y los sueldos astronómicos que cobran algunos directivos del teatro”. Miguel Muñiz lamenta esa postura: “Están en su derecho pero harían mucho daño al teatro y nosotros no podemos hacer nada más que cumplir lo que se nos ha ordenado”.

Completo acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s