Cine y setentismo: pasado presente y futuro…

Leemos, en Escribiendo cine: ¿Qué los motivó a realizar una película de estas características?

Cuando comenzamos a filmar se cumplían 30 años del golpe del 76. Se revalorizaba “la militancia”, pero mostrando la época como una lucha entre las organizaciones guerrilleras y el Estado. Ningún “relato” centraba su mirada en la magnitud del ascenso obrero en todo el país después del “Cordobazo”, la clase obrera estaba fuera de foco, no podíamos ver sus imágenes y escuchar sus voces, lo que ahora conseguimos con el archivo inédito recuperado para esta película.

Hoy la película es más actual que hace 6 años. Los sindicatos están en el centro de la escena otra vez. Se discute que hace y que no hace la CGT, Moyano y el gobierno. Se discute la “democracia sindical”. Surgieron luchas como la de KRAFT del 2009, que recientemente volvió a la luz por las denuncias de espionaje con el llamado “Proyecto X”. Es interesante ver como la gendarmería apunta sus pequeñas cámaras para filmar a los manifestantes, “marcarlos” y “darles miedo”. Mientras nosotros apuntamos nuestras cámaras y nuestro cine para generar un puente histórico que permite dar una nueva moral a los trabajadores recuperando su historia para el cine.

Nosotros no tenemos nada que ver con rescatar “la memoria” desde la nostalgia o la institucionalización que se hace de “los 70” desde el Estado. Creemos que Memoria para Reincidentes aporta a la actualidad un pantallazo, no “del pasado” sino “del futuro”. En lo fundamental la película permite dilucidar como actúan el Estado, la burocracia sindical y los partidos tradicionales en momentos agudos donde no pueden “controlar” al movimiento obrero. (…)

¿Consideran que es la primera película que habla del tema desde el antiperonismo?

Con Memoria para Reincidentes abordamos la historia de los trabajadores desde la izquierda. El relato de la burocracia sindical peronista, que tan bien retrató Raymundo Gleyzer en Los Traidores, es que la izquierda son “infiltrados”, algo ajeno al movimiento obrero real. La famosa escena donde Barreda se dirige a la asamblea con la cara de Perón atrás y grita “no vamos a dejar que cambien la azul y blanca por el sucio trapo rojo” concentra ese discurso. Pero un valor que tiene Memoria para Reincidentes es que se puede “ver” literalmente la izquierdización de amplios sectores del movimiento obrero argentino, abierto a ideas guevaristas, trotskistas, socialistas. La pregunta es: ¿eso es solo “pasado”, o puede ser un “recuerdo del futuro”?

 

* Son Violeta Bruck, Gabriela Jaime y Javier Gabino, hablando de su película Memoria para reincidentes, que se estrena hoy (y continúa todos los días), a las 21 hs., en el Cine Gaumont.

(Otras -algunas- reseñas y apariciones de la peli, acáacáacá y acá.)

** La entrevista completa acá.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s