El tema (musical) de los viernes -y a veces sábados- (24)

Hacer ya varias semanas que andaba pensando en hacer un post “musical-pedagógico” (si se me permite la expresión). Para ello utilizaré al conocido como “el malo del Bronx”: al cantante y compositor puertorriqueño Wille Colón y su tema “Celo” –acá, versión en vivo para el/la que le interese-, y luego pasaremos al tema “Ojo con la púa”, del (genial) cantautor uruguayo Leo Masliah.

Ambos (uno desde la seriedad del “lamento pasional” de la letra; y el otro desde el humor y una sutil e inteligentísima denuncia al sistema capitalista –y a “cómo nos deja”-) pueden servir para pensar un poco –como hizo nuestro partido, el PTS, a propósito de una discusión acerca de “el amor en tiempos de restauración”, recuperando parte de la historia de la Revolución rusa de 1917 y la cantidad de discusiones y medidas concretas (de avanzada) que generó en el terreno de los géneros, los derechos de la mujer trabajadora, las concepciones acerca de “la función de la familia”, y un largo etc.- las relaciones humanas que tenemos y/o establecemos hoy.

Salute.

Ojo con la Púa

Era una noche de tantas cuando dio el descanso el pito

Los obreros de la planta se iban todos al garito

A conversar de quehaceres o del precio de las cosas

A chusmear sobre mujeres y cuestiones amorosas

Y cuestiones amorosas

Aunque era cosa frecuente darle a fulano o a mengano

Esta vuelta de repente se les fue un poco la mano

A uno de los compañeros púa y cizaña mediante

Con calidad le dijeron que su mujer tenia amante

Que su mujer tenia amante

Que mientras el se venia infatigable al trabajo

En su casa sucedían cosas de un nivel muy bajo

Que todo lo que su esposa le negaba por decente

Al irse el la morbosa se lo aceptaba al suplente

Se lo aceptaba al suplente

Así sin ningún problema siguieron los comentarios

Tanta insistencia en el tema hizo engranar al otario

Cuando hubieron descansado el ingenuo en su tormento

Fue a pedirle a su encargado para salir un momento

Para salir un momento.

El capataz conmovido por su expresión lastimosa

Dijo que si a su pedido vaya respuesta curiosa

Y el hombre se fue apurado rumbeando para su casa

A comprobar el pecado y a la infiel darle caza

Y a la infiel darle caza

Y cuando el falso carnudo iba llegando a su casa

Se le hizo el garguero un nudo y le ataco la viaraza

Porque viendo a un desgraciado que por su rancho pasaba

Se lo imagino implicado en lo que le preocupaba

En lo que le preocupaba

El obrero enceguecido olvido su amor de otrora

Dijo adiós a la libido y estrangulo a su señora

Esta vez era inocente y pese a un rumor hiriente

Era el decir de la gente una mujer excelente

Una mujer excelente

La culpa de este incidente puede ser atribuida

A personas diferentes según como se lo mida

Puede pensarse primero en tomar por inculpado

A nuestro impulsivo obrero por engranar demasiado

Por engranar demasiado

Puede haber acusaciones a los marotes estrechos

Que por dar falsas versiones fueron causantes del hecho

Finalmente hay quien acusa al que intencionadamente

Restringió a charlas obtusas el interés de la gente

El interés de la gente.

* La letra fue tomada de este buen blog, dedicado a Leo Masliah.


3 comentarios on “El tema (musical) de los viernes -y a veces sábados- (24)”

  1. Sabry dice:

    En el afan de hacerlo todo propiedad, en el sin fin de justificaciones de comprender el amor nos vemos envueltos en naturalizar la propiedad privada de los cuerpos. Como si la libertad no fuera el bien mas preciado de la humanidad la cascoteamos y nos autoboicoteamos de manera constante…
    Muy alegórico el poema a la vida cotidiana.

    Me gusta

    • Sabry: a mí lo que me gustó del tema de Masliah -además de toda la creatividad de la historia- es la sutil pero contundente denuncia a la alienación bajo el capitalismo. Denuncia que está en la “tercer hipótesis” de por qué el obrero “engrana” y comete el asesinato de su esposa.

      saludos!
      Demian

      Me gusta

  2. colo dice:

    al del genial masliah me permito meter otro bocado: el genial albert pla.celos racismo y final tragico

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s