La guerra y la literatura: Isaak Babel y su Caballería roja, “libro feroz”, dice Juan Forn

Leemos: “Como bien se sabe, los padres de Babel querían que su hijo fuese violinista, o al menos oficial contable, pero él sólo quería escribir. Con el estruendo de la revolución llegó a Petrogrado y logró que Gorki leyera lo que escribía. Gorki lo mandó a aprender algo de la vida y de la muerte primero y escribir después. El joven Babel entendió el consejo a su manera: ocultó sus anteojos y su condición de judío y se coló en la caballería cosaca. Era el corresponsal del regimiento, tenía como obligación leerles a sus camaradas iletrados las proclamas de Lenin entre combate y combate. Cuando nadie lo veía, escribía febrilmente en una libreta las dantescas escenas a las que asistía. Es leyenda que de esa libreta salió Caballería roja, el libro que consagró y luego hundió a Babel”.

Juan Forn en una muy buena e interesante nota sobre Isaak Babel en Página/12, el pasado viernes.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s