Un poema (sin nombre) de Juan Gelman

 

golpio las puertas para ver

las dos ternuras de antinoche/cuando

cosías sangre en tu traje/

es decir/la brevedad del ciego

que derramaba tu caballo/

tu entrar en puntas de alma/

los fuegos de tu quieto plumón/

es doloroso que te quedes/

es doloroso que te vayas/también duele

el desjesús que hay en tu piel/

como ofendida por otoños clavados/

lo que entreabrís para cerrar/

¿a dónde vas con tu puño marino/

tu luz aconsejada?/

nuestro cuerpo es un perro sin amo/

un borracho sin sombra/

todos los viajes encallan en nustra enorme palidez/

 

Juan Gelman, Anunciaciones,

Madrid, Visor Libros (Colección Visor de Poesía, 223), p. 24.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s