Los dolores (de la vida, en la literatura)

Leemos: “En la literatura, desde el Renacimiento hasta nuestros días, los dolores se padecen con recato en parte porque no es propio de héroes andarse quejando, en parte porque, al ser escritos, forzosamente son silenciosos, lo que no quiere decir que sean todos iguales o que sean expresados de la misma manera: la literatura rechaza la exclamación, de modo que cuando se lo evoca en una ficción lo que se ve es lo dramático, por comprensión –¿cómo no va a comprender uno el dolor de Romeo apartado violentamente de Julieta?–, o lo pintoresco –¿cómo no va uno a entretenerse con la vuelta que un novelista o poeta le da a la presentación de dolores grotescos o ridículos?– o lo pedagógico –¿no transmite acaso un dolor generalizado Primo Levi cuando relata la vida en Auschwitz?–.”

“Dolores”, por Noé Jitrik, hoy, en la contratapa del diario Página/12.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s