¿Hamaca o péndulo? (de niñerías y existencialismos en los “bloggers K”)

(Esto lo escribí antes del ultimo post que hicimos y publicamos con el Diablo; pero no perdió nada de su validez para el debate -en medio de las acusaciones y reclamos cruzados entre macristas y oficialistas-kirchneristas por la situación de Soldati-.)

Mendieta, en un post de Artepolítica, en un arranque de sinceridad “existencialista” (kirchnerista), aprovecha la crisis ¿e incomodidad? que le generan las “contradicciones” del “modelo” tras los asesinatos en Formosa y en la villa de Soldati, tratando de explicar dónde está parado (políticamente), y de paso intenta polemizar con la izquierda que él llama “de volante y megáfono”, buscando zafar con la excusa de lo “no-sencillo” que sería tener “responsabilidad de Estado y gobierno”.

Vamos a responderle entonces.

Si hay algo Mendieta –lo único, supongo- en lo que podemos acordar, es en “lo absurdo de todo tipo de dogmatismos”. Pero guarda, que en realidad, De te fabula narratur; el kirchnerismo –y su sector de militancia blogger- es el que en realidad propone una serie de dogmas absurdos para defender lo indefendible.

Por ejemplo decís ante el crimen de Mariano Ferreyra (perpetrado por la patota de la burocracia sindical de la UF que estuvo en el acto de Moyano y el oficialismo en River -están las fotos y videos, así que no jodan y no digas que sólo parece “aliado” tuyo y del gobierno, porque lo es) que el gobierno nacional “en vez de ocultar o presionar a la justicia para apañar los autores colaboró e impulsó una investigación en curso para encerrar a los autores materiales y los que armaron la encerrona”. ¿En serio? ¿Te parece que la investigación “en curso” va camino a hacer justicia?

Porque Pedraza sigue libre y nada indica que vaya a ir en cana. ¿Vas a decir que no fue el “autor intelectual” y que el segundo, el tercero, el cuarto y toda la patota del gremio de Pedraza se cortaron solos? ¿Y “los que armaron la encerrona”? Esa fue la Policía Federal (la misma de Soldati), que dio “zona liberada” y dejó que los asesinos huyeran. ¿Y dónde está Aníbal Fernández haciéndose responsable?

Decís: “Me sería mucho más sencillito pararme en la vereda de enfrente, toda regada de pureza y decir: ustedes, los asesinos”. Bueno, qué decir  a esto… Como los abogados: “a confesión de parte…” Si vos querés estar en la vereda de enfrente con asesinos, hacelo, hacete cargo: son tus socios, a fin de cuentas; pero no me vengas con la chicana de la “pureza”: nosotros podemos ser “puros” porque estamos en la vereda de enfrente de Pedraza, con los tercerizados en lucha, con los jóvenes y los sectores populares. Y como bien lo admitís, sos un “impuro” oficialista manchado con la sangre de los caídos por las fuerzas represivas (formales e informales) que dirige y/o apaña tu gobierno nacional.

Otro dogma, esta vez (además) utópico. Decís que el asesinato “Debe ser castigado políticamente por nosotros, los oficialistas. Así no, compañero Insfrán, porque me está haciendo cómplice de la represión de su policía a mí. Y yo no quiero tener manchadas las manos de sangre”. Y agitás: “señores de la Policía Federal que reprimieron y –según todo parece indicar- asesinaron, deberán ser investigados por la Justicia. Pero ustedes son el brazo policial del Estado. Ese Estado hoy está gobernado por mi Gobierno. Y mi Gobierno no reprime la protesta social (…) Y espero, reclamo, exijo, que los responsables políticos de la Policía Federal –Sr. Ministro Alak, Sr. Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, compañeros ministros- sean mi conducción política y mi voz y actúen”.

Tu dogma de “ser gobierno” Mendieta, te obliga a subordinarte a la “conducción política” del Estado capitalista (tenga el gobierno la línea política que tenga). Y por eso, lo que hay es impunidad, ¿comprendés? Porque ni Insfrán ni Aníbal F –responsable también por la represión de Puente Pueyrredón que acabó con la vida de Kosteki y Santillán- han sido juzgados ni castigados. Al parecer tu gobierno funciona así “correctamente”: con criminales, mafiosos y asesinos.

Y creés que zafás diciendo “Es complejísimo. Gobernar, nene, es mucho pero mucho más difícil que sacar volantes y gritar por el megáfono, nena”. “Hay unos cuantos militantes de la izquierda tradicional (sí, claro que hay algo a la izquierda del kirchnerismo) que nos acusan de ser cómplices de estos asesinatos. Sí. A mí (…). Digamos que ellos pertenecen a ideologías un tanto más ¿estructuradas?, ¿científicas? y por ello no dudan: si nosotros somos oficialistas somos cómplices y, por lo tanto, asesinos”.

¿Así que para vos la izquierda es un “megáfono y volante”? ¿Vos sabías que existe –y se desarrolla sin prisa pero sin pausa- la lucha de clases y el fenómeno del “sindicalismo de base”? ¿Y que los del PTS y los trabajadores junto a los desocupados del MTD de Neuquén estuvimos años defendiendo Zanon bajo control obrero (experiencia que se mantiene y que concretó un avanzado estatuto clasista, como no había en décadas), de varios intentos de desalojo? ¿Y que logramos organizar un paro regional de Nqn y Río Negro y que la CTA lo tuvo que llamar porque igual las bases se organizaron para defender la fábrica?

¿Y qué sabés del conflicto de Kraft-Terrabusi? Hubo semanas de paro en la gran fábrica alimenticia de zona norte mientras los oficialistas (“puros” kirchneristas) de la CGT le hacían un asado a la embajadora de Estados UnidosUn gran frente imperialista-nac&pop contra las obreras y obreros en lucha contra 155 despidos, que terminó con una represión y presos/as. Hablamos de aquellos despidos de la patronal yanqui que tu ex ministro actual intendente de Tigre, Massa, dijo que eran “justos”. Mendieta ¿no te parece que deberías dejar de caricaturizar a la izquierda marxista militante, que tiene peso e influencia dirigente en sectores de la clase trabajadorael estudiantado?

“Purismo”, “viejos dogmas del siglo XIX”, “cientificismo”… ¿algún otro cliché más “novedoso” para usar no se te ocurre?

¡Y claro, a vos te va mejor! ¿no? Reivindicás el pragmatismo peronista; el pragmatismo “del que gobierna”. Cuestión que se (te) hace difícil, Mendieta, cuando a los trabajadores, jóvenes y pobres tu gobierno (y sus puros socios) tiene que darle palos (y balas). ¿Por qué en vez de hablar de “pureza” o “impureza” no hablamos mejor de “coherencia”? Nosotros la tenemos. Vos y el oficialismo, no.

Porque no puede haber “coherencia” en (algunos) kirchneristas o semi-kirchneristas, ya que el gobierno está con el FMI y el Club de París (y la burguesía nativa), prometiendo al mismo tiempo al pueblo “no-represión”, “crecimiento” e “inclusión social”…

Vos, que estás con el reformismo kirchnerista/peronista, te hamacás –reclamándole como un niño al gobierno- que resuelva las brutales contradicciones que aparecen; que en realidad son insalvables.

Porque ¡te pido atención nene!, ya que más que una “hamaca”, el peronismo es (y fue en la historia) más bien otro juguete: un péndulo. Cuando pudo (por condiciones excepcionales económicas y sociales internas; y por condiciones particulares internacionales) fue reformista (lo máximo de una política burguesa que mantiene la explotación de los trabajadores) se inclinó a la “izquierda”. Cuando no pudo, se hizo directamente fascista (como el 3er. mandato del “general”, lleno de gorilas, luego reemplazado por López Rega, Isabel y Rodrigo), o hambreador y proimperialista (con Menem). ¿Y eso es lo que vos oponés a las ideas científicas de la izquierda marxista y trotskista?

En definitiva, como sos un “superado” (un pragmático), no tenés ningún interés en la única ideología, tradición y programa que permite aspirar a un régimen económico y social superior: el socialismo revolucionario. Vos preferís la vieja (o en chamuyo K: “renovada”) política reformista que, en años de crecimientos récord apenas si palió un poco la miseria y la desigualdad social.

En fin, ¿qué más decirte Mendieta? Decís que tenés la conciencia “casi tranquila”, que tenés “cojones” para pedirle a tu gobierno que haga las reformas… cuando en realidad no las hará: no las puede hacer porque tu gobierno y el Estado que querés reformar funciona así: protegiendo la propiedad privadas de los capitalistas; con el Estado recaudando para sus gastos (aparato represivo, burocracia administrativa y política) y colaborando en mantener la explotación de los trabajadores en el sistema.

(Ante)Ayer, en Soldati, cuando estuvimos solidarizándonos con los vecinos, escuché a un dirigente barrial: terminó gritando (exigiendo): “¡Tierra, techo, trabajo! ¡Tierra, techo y trabajo!” ¿Y sabés qué? Tu gobierno no se los puede dar… porque paga millones (de dólares y pesos) en subsidios a los capitalistas y al Club de París. ¿Quién es lo viejo y quién lo nuevo entonces? ¿Los que maquillan a este gobierno patronal, o lo que nos organizamos y luchamos para terminar con la explotación y la opresión?

Es obvio para el que quiera verlo, que el péndulo de la política burguesa se viene inclinando a la derecha… y puede que se quede allí atascado.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s