Un peronista que invita a comer empanadas, mas que peronista… (una respuesta a Omix)

Ob: nobleza obliga, así que le retribuyo el post de Omixmoron.

Para comenzar le comento que no es el único que vive en el Conurbano: hay millones que lo hacen y de hecho yo viví hasta el 2001 en Tropezón, Partido de Tres de Febrero. Y también la pasé mal, laburando 4 años en un Correo: 1 año en negro y 3 en blanco. Le llegamos a tomar el correo al “pelado” y a su hermano, los patrones, y obligamos a que “los muchachos” del sindicato, el MTA, aparecieran –logramos incluso que blanqueen a los compañeros “eventuales”, en su mayoría peruanos y bolivianos-. Luego el sindicato le hizo el aguante… a la patronal, y le dejó que cierre el correo y se mudara a otra zona (suponemos a Morón). A fin de cuentas, esa gente del sindicato –que no laburaba salvo cuando había que llevar a la gente a algún acto del Hugo… a veces con Farinello-, recibía un sobre de la patronal cada mes…

Luego de eso pasé 7 años en la provincia de Jujuy, que, junto a Chaco y Formosa, está en el triste podio de las tres más pobres de nuestro país. Le comento esto, para que quede claro que ni yo, ni ninguno de mis compañeros y compañeras, luchamos por algún “proletario teórico”.

Para no hacerla tan densa, ¿qué viví en Jujuy? La enorme contradicción de un pueblo trabajador que lucha, y las direcciones políticas que lo frenan (la CCC, el PJ, la UCR, la Tupac de Milagro Sala).

Mi militancia en la provincia incluyó, junto con la política entre el estudiantado, y un apoyo firme y decidido a las luchas obreras. En 2002 trabajadores desocupados de la construcción (y algunos que trabajaban en Paso de Jama en la empresa Roggio) tomaron la sede de la UOCRA, exigiendo trabajo y que se vaya el burócrata secretario general, Galián, del gremio –que estaba hacía más de 10 años-. Hubo represión policial (ordenada por el PJ y la UCR) y más de 100 detenidos, incluyendo a mujeres y bebés. Los soltaron a las 10 horas, por la madrugada.

Estuve también en el paro con cortes de ruta de los azucareros del Ingenio La Esperanza, en 2003, quienes reclamaban, ya que Néstor había ido a negociar ante paro docente a una provincial del litoral, “que se haga cargo el presidente”…

En 2004 hubo una gran lucha de los obreros de Aceros Zapla (ex Altos Hornos Zapla), contra la política de vaciamiento y tercerización que hacía el empresario “nacional y popular” Taselli (el de Rio Turbio… sin palabras). Fue una gran huelga con piquetes, durante 16 días, y hubo apoyo de muchos sectores, desde los desocupados (CCC; MST, PO, Pan y Trabajo) hasta compañeros nuestros como “Chiche” Hernández, delegado de la Siderar (ex Somisa), que fue mandatado por la base, y los compañeros de Zanon, que viajaron más de 48 hs. para llegar. Hubo una nueva huelga en 2006, de unos 6 u 8 días.

Podría seguir comentando las decenas de movilizaciones estudiantiles, de desocupados, de estatales. Situaciones ante el monstruo llamado Ledesma, en Libertador General San Martín (a 110 km de San Salvador de Jujuy), donde el aire se “corta con cuchillo”: es el pueblo donde ocurrieron los “apagones del terror” (burgués y militar) con más de 100 detenidos-desaparecidos. Y el miedo queda, cómo que no: está lleno de “ojos” y “oídos” el pueblo… ojos y oídos para la patronal de los Blaquier.

Por si hiciera falta aclararlo después de todo esto: también conozco al pueblo, como la mayoría de mis compañeros y compañeras del PTS. He estado en las casas de los trabajadores, en los barrios más humildes (como “el Chingo”), con los trabajadores en lucha (y cuando no luchaban también). He compartido su pobreza (de hecho la viví como uno más –con o sin trabajo-) y sus ansias de vivir mejor, de tener una vida digna (que por supuesto comienza con un trabajo digno, salud y educación básicas). Estuve allí, con ellos: con su machismo, su alcoholismo, sus prejuicios al “blancón porteño” (y eso que soy morocho!) y a las ideas de los “zurdos”. Pero también con la determinación de pelear ante las injusticias; de defender lo que creen (creemos) justo.

También estuve allí, con ellas, con muchas mujeres trabajadoras y amas de casa: con sus miedos, con el milenario peso de la rutina y la religión. Con el temor a que el marido piense “cualquier cosa” por andar charlando con “otros hombres” (y por suerte se fueron desarrollando compañeras militantes muy buenas allá). Pero allí estaban además las grandes fuerzas y energías que despliegan para la lucha. La valentía de poner una carpa y la olla para bancar la huelga durante medio mes, luchando codo a codo con sus compañeros trabajadores. Salir a los comercios, hacer piquetes, marchas, cortes de ruta; mantener el paro, tener charlas con Chiche Hernández, con el Colo y Miguel de Zanon, leer las prensas de la izquierda, hablar para reportajes y/o videos para difundir la lucha, etc.

Y pese a todos estos sacrificios que han hecho por años trabajadores, desocupados, jóvenes, sin embargo, siguen (seguimos) siendo pobres.

Jujuy, pese a “la labor social” de la Tupac hoy, sigue cobrando salarios miserables. Nuestras propias compañeras han tenido laburos (pongámosle muchas comillas a “laburos”) limpiando casas por 200 o 300 pesos al mes… y a veces menos. ¿Qué hacer entonces? ¿Por qué estamos así? Yo creo que se impone sacar conclusiones políticas.

Ud. me dice “no desprecie mi práxis y trate de entendernos, al peronismo que media entre el estado y esos pobres de carne y hueso que el trotzkismo toma solo en su faz económica y como meros titeres de la sociedad burguesa y objetos a liberar”.

Creo que ya está claro que no consideramos a la gente como “pobres víctimas alienadas del sistema”. Pero ahora me pregunto ¿el peronismo media entre el estado y esos pobres, o el peronismo media desde el Estado entre los pobres… y los ricos? Yo creo que esta última es la afirmación que más se acerca a la realidad (la única verdad, dicen). Y si es así, Ob, usted está repitiendo la tragedia de los ’70: creer que puede cambiarse el contenido del Estado haciendo alianzas policlasistas que llevan a los trabajadores a su propia ruina. La “juventud maravillosa”, la tendencia, creía que podría hacer el “socialismo nacional” con Perón. Y cuando este regresó de España, los mandó a todos a cortarse la barba, en pos de mantener las alianzas con los capitalistas (pacto social), las mafias de la burocracia sindical y las parapoliciales/paramilitares del “Brujo”… Si uno piensa la enorme combatividad que fue desplegando la clase trabajadora ya desde el golpe gorila del ’55, el nuevo salto que dio desde el Cordobazo y demás “azos”, y le emergencia de una vanguardia juvenil, hay que decir que fuerzas no faltaron. Lo que faltó fue una estrategia, una política, para vencer.

Incluso en esa época estaba el llamado “campo socialista” que, junto a la revolución cubana, despertaba el imaginario e impulsaba a la acción a miles y miles… Para nosotros no fue un “triunfo” los sucesos de 1989-’91: fue una “restauración dentro de la restauración”. Se perdieron aquellos estados obreros, ya profundamente burocratizados, y se avanzó con la restauración del capitalismo. Ha sido un proceso negativo, visto desde la óptica de las masas y la clase trabajadora (y ni hablar de la militancia marxista).

(Esto viene a cuento porque, aunque Ud. no contestó mis comentarios al anterior post que hizo, dedicado a la troskósfera, le planteé dos cosas: que, para empezar no decimos ni hacemos lo mismo que el resto de la izquierda: y Ud. aquí me trae citas del MST, del Mas y del PO referidas a la caída del Muro ¡y ninguna nuestra! -y encima hace mal los deberes: porque lo cita de un foro stalinista… de los que aún quedan, repitiendo mentiras que atrasan décadas y que -casi- nadie cree hoy…-. Y lo otro: dentro de la etapa de restauración, uds. los peronistas, han realizado su propia “perestroika”: la de Menem en los ’90.)

Volviendo, pregunto, a raíz de la cita de MauriK: ¿si no hay “traidores reformistas”, que ilusionan a los que luchan con pequeñas y parciales mejoras (pan para hoy, hambre para mañana), qué es lo que hizo que el capitalismo siguiera funcionando durante todo el siglo XX, con catástrofes como las crisis económicas y las guerras? ¿Por qué siguen los burócratas como Pedraza y tantos, veinte, treinta años en las cúpulas de los sindicatos obreros? Me parece que algo tiene que ver la política con todo esto…

Y la política de Trotsky y (muchos de) sus seguidores como nosotros, es sumamente valiosa: fue la que mejor previó muchos de los acontecimientos actuales, como ya comenté en el post de la troskósfera. Planteó que si no se barría a la burocracia con una revolución  política que restableciera la democracia obrera y campesina (soviética), ésta se haría restauracionista y agente del capitalismo. Como sabemos, esto fue lo que finalmente ocurrió… y fue un golpe que dio nuevo impulso al imperialismo y a la reacción mundial para una segunda década de restauración burguesa, comenzada a inicios de la década de 1980.

Si en los ’70 el peronismo terminó traicionando a su combativa militancia (obrera y juvenil), ¿por qué habríamos de estar mejor hoy, con una fragmentación social y un retroceso político enormes? ¿Por qué tanta esperanza en el kirchnerismo, en medio de una crisis económica mundial como hubo sólo en los ’30 y los ’70 el siglo pasado? Para nosotros no sólo la teoría, sino la práctica que se propone el trotskismo, plantean una salida efectiva a los males del sistema capitalista. No los “ilusos” parches al sistema que propone el kirchnerismo con sus reformas. Porque al fin y al cabo, aún restan por venir los verdaderos “tiempos interesantes” como decía Confucio… y allí también se ordenarán las barricadas y se pondrán a prueba todos los programas.

Saludos,

DP


4 comentarios on “Un peronista que invita a comer empanadas, mas que peronista… (una respuesta a Omix)”

  1. OMIX dice:

    El post no lo puede leer bien, por que las empanadas esa roban la atención, ¿son jujeñas?. No podes jugar asi con la sensibilidad de tus lectores.

    Me gusta

  2. […] un lugar”, usé lo “autobigráfico”. Con Omixmoron, en respuesta a un post suyo, discutí y mencioné mi “capítulo jujeño”. Aquí -con unas pocas correcciones de redacción respecto al “Diablo…”-, hay […]

    Me gusta

  3. […] cosa es así: el bloggero peronio-cristiano Omixmoron (con quien ya hemos discutido en otro lugar) escribió, respecto al “debate Sarlo” pos visita a 6, 7, 8, que la progresía K (como Coscia […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s