El cínico “realismo” de Jorge Asís

Leemos en la página de Asís un artículo de su autoría. Allí dice que el asesinato del joven militante del PO Mariano Ferreyra “fortalece indirectamente” al sindicalismo tipo Moyano. Y que, pese a todo, éste es “un mal necesario” para “la sociedad” (¿?). A lo que agrega –con su habitual desparpajo- que el asesinato “nos muestra la racionalidad de la existencia del sindicalismo peronista”.

¿Qué ocurre? Que Asís nos llama –al PO y al PTS- “izquierda seria”. Reconoce que el trotskismo quiere “conquistar” los sindicatos de la CGT. Y que así, “el sistema sería irreparablemente otro”, ya que los trotskistas buscamos terminar “con las injusticias elementales del capitalismo”.

Ante esto, el escriba y ex “embajador cultural” del menemismo, muy leído por las usinas republicanas, alerta a la burocracia sindical, a quien ve “dormida”, ya que ellos deben encargarse de evitar “la radicalización clasista de los trabajadores”… y a la propia burguesía, diciendo: guarda con meterse con los sindicatos actuales: podrían caer en peores manos… No conviene que los empresarios cuestionen los sindicatos moyanistas (y de toda la CTG) burocratizados: ¡son “garantía de confianza”!

Más allá de las burradas como la de sostener en tono experto que el PO es “morenista” (en referencia a Nahuel Moreno, líder histórico de la corriente que fundó el MAS en los ’80 y no tiene relación alguna con PO más que su filiación trotskista), hay que reconocer que con cierto “realismo” Asís tiene razón en sus alertas.

Algo tendrá que ver su pasado estalinista en el PC argentino –como le contó con detalles a Isidoro Gilbert para su libro La Fede-, un enemigo mortal del trotskismo. Pero también con su literatura. Porque Asís, que escribió una novelita en 1974 llamada Los reventados, bien podría ser él mismo un “personaje típico” de ella: un chanta, un busca, que siempre privilegia concretar algún “negocio” para beneficio personal…

Más que una ficción entonces, hablamos de una verdadera autobiografía del susodicho. Una verdadera unidad entre autor y personaje. Un autor/personaje que además no modera su cinismo, acusando a la izquierda de aprovechar “la espesura de la víctima” para desarrollar la “movilización”. Dice: “La muerte, en definitiva, legitima siempre cualquier impostura”. Mas por su biografía ya sabemos quién es el impostor.

Pero qué se le va a hacer, cada tanto nos toca toparnos con el realismo cínico de un verdadero reventado, de alguien a quien no da para comprarle, como diría mi viejo, un auto usado…


One Comment on “El cínico “realismo” de Jorge Asís”

  1. […] tenemos que venir a resolver los problemas?’”. Como queda claro en este “recuerdo” –y como ya lo hemos dicho hace un tiempo- este monotemático literato es él mismo un personaje como los de sus novelas: un auténtico […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s