Minería, tragedias y política (II)

Por varias noticias que pude leer (por ejemplo acá y acá), me entero que Chile, EE UU y España, planean explotar la tragedia vivida por los 33 mineros de Copiapó. Se harán películas y series: “Los 33”, “Los 33 de Atacama”, son algunos de los títulos previstos.

De inmediato recuerdo algo que decía León Trotsky, en 1924: “La pasión del cine se basa en el deseo de distraerse, de ver algo nuevo, inédito, de reír y hasta de llorar no sobre la propia suerte sino sobre la de otro. El cine ofrece una satisfacción óptica totalmente viva e, inmediata a todas esas necesidades sin exigir nada (…). De ahí la afición y la gratitud del espectador hacia el cine, fuente inagotable de impresiones y de sensaciones”.

Esta aguda –y sencilla al mismo tiempo- descripción del fenómeno, se mantiene vigente… claro que su función varía si se habla de lo que fue la experiencia del Estado obrero ruso en aquellos años o si se habla de las audiencias que tiene la industria cultural de los países capitalistas.

Una vez más, la “industria cultural” –Hollywood y otras empresas- busca lucrar con una tragedia… que tiene claros responsables: los empresarios mineros y el gobierno que hizo la vista gorda ante las pésimas condiciones laborales de los mineros. Al show mediático y reaccionario del presidente Piñera  de “unidad nacional” (mil millones de personas vieron el rescate por TV –¡lo que significó seguramente una muy buena suma por los derechos de retransmisión para la TV chilena!-) tendremos que sumar ahora estos nuevos productos: historias de happy end, parciales, mutiladas, que nada dirán de las decenas de accidentes, mutilados y muertos que hay en la minería todos los años, en Chile y en muchos otros países del mundo.

¿Qué hubiera pasado si los mineros nunca hubieran sido encontrados? ¿Habría hoy realitys, películas, series, video-juegos y tantos otros productos que están saliendo al mercado? ¿O hubiera habido luto, condolencias del gobierno e indemnizaciones a los familiares, buscando silenciar lo más posible las causas reales de la tragedia?

Por supuesto que uno se alegra muchísimo de que hayan logrado sobrevivir los trabajadores de Copiapó –por sus propios medios y habilidades, por su tesón; y no por la (falta de) previsión de los empresarios y el gobierno-. Lo que indigna es que, una vez más, la industria del entretenimiento que es Hollywood y sus émulos menores, sacie su sed de ganancias ante una tragedia… 100% capitalista.

Sentimientos de humanidad, solidaridad, fraternidad y alegría, pisoteados por la burguesía y su show-business.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s