Margo Glantz: «No podemos prescindir de las redes sociales aunque no estemos en ellas» (Télam)

La escritora mexicana de 92 años, referente de la literatura contemporánea que combina erudición con desparpajo para abordar la escritura, habló de las plataformas como «espacios donde se construyen discursos».

POR EMILIA RACCIATTI

08-08-2022 | 15:22

La escritora mexicana Margo Glantz Foto Julin lvarez
La escritora mexicana, Margo Glantz.
Foto: Julián Álvarez

La escritora mexicana Margo Glantz cerró este domingo la Feria de Editores (FED) con una charla sobre literatura, redes sociales y viajes en la que hubo lugar para el humor, la ironía y el recuerdo de autores argentinos como Tamara Kamenszain, Sergio Chejfec o Sylvia Molloy, pero también funcionó como una celebración a la pasión por la escritura y la conversación sobre aquellos temas que impulsan una obra, desde la figura de Sor Juana Inés de la Cruz hasta las partes de un cuerpo.

Con una obra que indaga en lo fragmentario, en el cuerpo y también en el archivo, ya sea propio o de otros, Glantz es a sus 92 años una de las referentes de la literatura contemporánea que combina erudición con desparpajo para abordar la escritura y que pasada la etapa más compleja de la pandemia se dispuso a retomar su agenda viajera, la que ya la llevó a España, Alemania y Francia y por estos días la tiene en Buenos Aires presentando un reciente libro, «Sólo lo fugitivo permanece», editado por el periodista Demian Paredes.

Su presentación en la feria

Justamente junto a su editor, la escritora y periodista protagonizó una charla en el primer piso del Complejo C Art Media donde desde el viernes y hasta este lunes tuvo lugar la FED con miles de asistentes recorriendo los pasillos con mesas de libros, leyendo en las escaleras del complejo ubicado en el barrio de Chacarita o escuchando las charlas entre autores, editores y periodistas.

A ese lugar ingresó Glantz a las 19.15, acompañada por un grupo de amigos entre los que estaban la actriz, directora y docente Analía Couceyro y la escritora Paloma Vidal, para comenzar a la hora pactada (19.30) la charla con Paredes quien fue incorporando sus distintos libros como disparadores.

El editor comenzó destacando la pasión de Glantz por viajar y los 8000 kilómetros que atravesó de México a Buenos Aires pero a los que ella agregó son parte de unos 80.000 que ya lleva acumulados de tanto venir a esta ciudad. Contó que con la pandemia tuvo que quedarse en su casa, donde caminaba, subía y bajaba escaleras pero siempre extrañó sus itinerarios largos a otros países.

«Si no viajo, no puedo sobrevivir», aseveró sobre una práctica que la ayuda a romper la rutina y que mientras no fue posible «escribir era horrible».

«¿Vas a seguir viajando?», preguntó Paredes y la respuesta despertó la primera risa fuerte de la tarde: «Si vivo, sí», dijo ella.

La escritora se present en la Feria de Editores Foto Julin lvarez
La escritora se presentó en la Feria de Editores.
Foto: Julián Álvarez

Entre los viajes recordados por Glantz estuvo el que hizo a India y se convirtió en su libro «Coronada de moscas», título que explicó surgió «porque las moscas te perseguían» y luego agregó que no lo quisieron publicar en la Argentina. «Espero que después de esta charla lo hagan», espetó y al instante dijo: «soy insoportable, perdonen».

La conversación era seguida por asistentes de distintas edades que la escuchaban, tomaban notas y la aplaudían mientras ella, con pantalón gris, botas negras, blusa violeta y chalina fucsia, se hacía eco de ese ida y vuelta en un tono despojado de solemnidad. En esas filas se podía ver al críticos, docentes y escritores como Daniel Link, Noé Jitrik, Tununa Mercado y Cynthia Edul.

La conversación siguió por el trabajo para el libro «Saña», en el que contó que le interesaba pensar esta palabra como expresión de odio y violencia pero que también podía permitir la creación. Para la autora de libros como «Las genealogías» y «Sor Juana Inés de la Cruz: saberes y placeres», «lo importante en la escritura es el fragmento».

«En literatura, el orden de los factores altera totalmente el producto», resaltó quien fue ganadora de la medalla Carlos Fuentes en el Festival Internacional de Literatura de Guadalajara, y explicó que le interesan las variaciones al momento de escribir, que están más habilitadas en la pintura que en la escritura.

El cuerpo es insumo de su escritura así que no tardó en aparecer en la conversación, ya que relató cómo la impresionó un cuento de Juan Carlos Onetti sobre una nuca que la llevó a escribir sobre ella pero también lo hizo sobre el cabello o sobre los dientes, y sobre todo sus largas esperas en los consultorios odontológicos.

Sobre las redes sociales

Otro de sus libros, «Por mirarlo todo, nada veía» fue el disparador para hablar de las redes sociales, de las que es usuaria, especialmente de Twitter, donde tiene numerosos seguidores e imprime humor, acidez y frescura.

«No podemos prescindir de las redes sociales aunque no estemos en ellas», señaló y relató que en esa obra intentó preguntarse por el modo en qué en esos espacios se construyen discursos, donde advirtió que «no hay jerarquización y falta humor».

Paredes definió ese texto como «un mosaico del presente» y ella anunció que en Colombia le propusieron entregar el libro «en el metro», lo que la hacía sentirse muy halagada porque es un gran lugar para reflexionar sobre estos aspectos de la coyuntura.

Margo habl de la funcin de las redes sociales Foto Julin lvarez
Margo habló de la función de las redes sociales.
Foto: Julián Álvarez

Cuando el periodista advirtió que quedaba poco tiempo, la escritora enfatizó «qué suerte». Sin embargo se dedicó a sus lecturas actuales, entre las que aparecieron su amiga, la poeta, escritora y docente Tamara Kamenszain, de quien dijo que venía de leer su obra completa porque fue jurado de una tesis; Sergio Chejfec, a quien recordó como un amigo muy querido sobre el que va a escribir retomando sus dedicatorias a los libros que le regalaba; y a Sylvia Molloy, la autora argentina que falleció hace semanas en Nueva York.

El cierre fueron dos preguntas del público y su grito «compren mis libros» que se escuchó entre aplausos y risas a la escritora mexicana, cuya agenda sigue el martes a las 18.30 en la librería del Fondo de Cultura Económica, con una conferencia sobre los vínculos entre su obra y la literatura argentina, y el jueves con una entrevista pública en el Malba, a cargo de Ariel Schettini, prevista para las 19.


Conferencia de Margo Glantz martes 9, en la Librería del fondo


Margo Glantz en Biblioteca iP, desde la FED, sobre “Sólo lo fugitivo permanece”

Maxi Legnani


Margo Glantz en la Feria de editores: «Autobiografía y ficción», charla pública dom. 7/8

Ese mismo día, más temprano, la escritora mexicana firmará ejemplares junto a las editoriales Ampersand y El cuenco de plata.


Novedad editorial: «Sólo lo fugitivo permanece», cuentos de Margo Glantz

Colección: latinoamericana

Publicado: Mayo 2022

ISBN: 978-987-4489-52-4

Edición: 

Formato: 13×21

Páginas: 272

 Ver índice

 Ir a tienda

Margo Glantz

Sólo lo fugitivo permanece
Cuentos

Edición de: Demian Paredes

¿Por dónde y hacia dónde van los caminos de la vida de Nora García –alter ego de la autora–, en estos relatos? Van, en muchos casos, hacia lo que ella no creía, buscaba ni esperaba. Aventuras y desventuras, comedia y arte, ópera y tango, viajes y lecturas, crítica social y observaciones detallistas en torno a la ropa, modas y modus vivendi de distintas sociedades, incluyendo la presión permanente de los “mandatos sociales” e institucionales y la siempre, hasta ahora, tan castigada condición femenina.

Apoyada en la materialidad del cuerpo humano, Margo Glantz –nuestra autora más latinoamericana, mexicana, cosmopolita y tuitera– nos invita a recorrer sus caminos literarios: diversas empresas y peripecias domésticas, visitas obligadas (médicas) y placenteras (reuniones sociales, idas a museos y restoranes). El detalle y el fragmento, la memoria y la repetición, la obsesión y la lectura amplia, variada y erudita, articuladas con humor, sensibilidad y maestría. Prosas que conjugan ensayo y narrativa, autobiografía y catálogo experimental, historia y filosofía, sustentado todo en una vasta cultura, junto a poesías y microrrelatos.

Demian Paredes

En los medios

Revista Ñ | Mauro Libertella
Margo Glantz: “Soy una sobreviviente de mi generación”

Infobae Cultura | Hinde Pomeraniec
Margo Glantz: “Cada vez que hay un cambio cultural, político, religioso, inmediatamente las mujeres son las primeras en sufrir”

Télam | Emilia Racciatti
Margo Glantz: «No creo que nadie se salve de su propia estupidez»

Radar Libros | Página 12 | Demian Paredes
La fugitiva


#Música: Alice in Chains (live, 1993)

ALICE IN CHAINS – February 22nd, 1993 – Vooruit, Ghent, BE

24 jun 2022 ********************************************************************************************************

Support the artist(s), buy their records! ********************************************************************************************************

If you are a representative of the band and want this video removed from Youtube, please send an email to mastervideosffm@gmail.com.

Transferred straight from the Video8 master cassette.

LAYNE STALEY – vocals, guitar

JERRY CANTRELL – guitar, vocals

MIKE INEZ – bass

SEAN KINNEY – drums

00:00 intro

00:47 It Ain’t Like That

05:07 Sickman

10:44 Bleed the Freak

14:45 Put You Down

18:27 God Smack

23:23 Junkhead

28:36 Love, Hate, Love

35:27 Would?

39:22 Them Bones

41:48 We Die Young

44:47 Dam That River

48:46 Hate to Feel

54:18 encore break

57:02 Angry Chair

01:01:48 Rooster

01:08:28 encore break

01:11:16 Man in the Box

01:16:23 post show footage

Thanks to the taper and everyone who made this possible.


«Ciudad muriente» (Hermann Bellinghausen)

Ciudad muriente

Hermann Bellinghausen

Víctima mía, nuestra, de todos los cada quién sin importar quién sea, te hollamos la orilla, ensuciamos, pudrimos, desecamos tu lago, hundimos tus chinampas y llevamos al naufragio tus islas incandescentes.

Chozas, pirámides, mercados de maguey y flor y pescaderías de obsidiana, multiplicamos tus muertos hasta que dejaste de verlos, hasta la ruina final de tu Tzompantli enterrado.

Desde tu principio sin gente, los volcanes fueron testigos mudos. Lo siguieron siendo en las guerras y en las paces. En inundaciones, emergencias, terremotos.

Somos lo que somos porque nos cagamos en tu pasado desde antes de cualquier Historia.

Primero patos y pumas, venados cola blanca, zenzontles y calandrias, pececillos como flores en los jardines subacuáticos.

Primero pies descalzos y barro fino para las chinampas. Nenúfares.

Primero balsas, primero grandes y atrevidas brazadas para poblarte, te nadábamos.

Primero desnudos, después ya no tanto. Vanidosamente, nos emplumamos. Armados vivimos y armados nos llegaron.

Primero con espadas y pocos caballos, con botas y arcabuces a lo largo de tus brazos.

Primero llegaron sus frailes y sus mujeres, y las nuestras se afantasmaron, dejaron de ser lujosas. Humildes quedaron.

Señores y señoras, bohemios y violadores de indias, comerciantes del trapo, patrones fuimos unos y otros fuimos esclavos.

Primero pusieron palacios sobre las plazas y recintos de antes. Primero volvieron canales, ríos y charcos al majestuoso lago, mar de todos los corazones del valle, ombligo de la Luna que se reflejaba redonda y completa en su azogue apagado.

Primero la Luna soñaba nuestros cielos, coqueta.

Primero tuvimos cielos.

Dejamos de adorar al Sol en el temor sagrado de nuestros muertos y adoramos el cadáver de madera de un hombre ensangrentado. Acogimos en nuestros corazones las uñas del dios del dinero.

Permitimos los lupanares, recibimos de altamar vacas y toros, burros, perros peludos y gatos mansos. Importamos los mejores paños. Con nuestros borregos tejimos mantas y sarapes hasta pa’ los indios. Nunca más se les permitió andar desnudas y desnudos.

Nadie volvió a nadar en el patio de su casa entre las aguas.

Empedramos las calzadas flotantes, partimos en rebanadas la ancestral unidad del lago y sus hermanos lagos, humedales y lagunas a la redonda. Todo se volvió duro y necesario. Calles, callejones, edificios, socavones, parques, baldíos, huizachales y nopaleras se convirtieron en un solo páramo.

Aprovechamos cada palmo del nuevo suelo, especulamos, lo apostamos, lo convertimos en moneda de cambio. Lo rellenamos de piedras y basura. Lo colapsamos como agua y como tierra, desapareció de nuestras manos, ya nunca más fuimos alfareros.

Llegó el chapopote. Los talleres se hicieron fábrica y desde entonces no dejamos de transformar las cosas del paisaje, hasta obliterarlo.

Los carruajes y las carretas dejaron de crujir al arribo del humo y el hule.

Primero los daños y los efectos, ciudad de profecías siempre se adelanta, invierte el orden cronológico de los hechos, comienza siempre por el fin del mundo, desde los más antiguos.

Los barrios anteriores y los que siguieron naciendo con o sin licencia de la Corona, los pueblos del valle fueron devorados por avenidas, unidades habitacionales, zonas residenciales erizadas de mansiones y jardines, colonias industriales, almacenes, terminales y deshuesaderos.

Iglesias y rascacielos. Aquellas venden perdón, salvación, consuelo; éstos hacen gratis el suicidio o sentir que subes, tu vida es arriba del resto.

Al fin que todos hemos muerto a diario, como tú morirás, lo haces cada día. Quisiera saber quién eres. Todos ellos y ellas, el superlativo apenas del nosotros.

Turistas van y vienen, banqueros interesados en prometedoras inversiones. Matarte es la mejor inversión del mundo. Como las guerras. A nombre del desarrollo, del bienestar, asesinamos tus espacios apresurada, atropellada, improvisadamente. Eres palimpsesto de adefesios y fugaces obras de arte.

Tus pobladores olvidaron pensar en el mañana, y sordos al ayer nadan un presente inestable que los odia. No dejan de llegar de todos los puntos del país para seguir olvidando.

Nunca dejas de ser tu cárcel, tu rastro de reses en cadena, la botella plástica para tus aguas de colores o de imaginaria transparencia, tu tiradero superlativo.

Tu muerte se mide en toneladas de concreto añadido, en vigas de hierro y ríos de fría lava gris.

Haces calor de ahogo hasta en los días más fríos, indistinguible tu verano de tu invierno. Esperamos el retorno de las tolvaneras que habíamos domado, el holocausto de nuestros vapores sórdidos. Alimentamos la pasión por los juegos y los himnos en una interminable agonía de los cuerpos.

Sobrevivirán por la eternidad nuestros síntomas, sin nadie ya que los sienta. Estaciones y panteones por igual desiertos. Habrá insectos, quizás reptiles y roedores. Como al principio, sin gente.

* https://www.jornada.com.mx/2022/06/27/cultura/a06a1cul


Video: «Lectura y conversación» con Esteban Moore (Literatura en Otraparte)

Literatura en Otraparte: «Esteban Moore»

Se transmitió en vivo el 14 jun 2022

Esteban Moore (Buenos Aires, 1952) es poeta, ensayista y traductor, autor de una decena de libros de poesía y varios volúmenes de poesía en traducción del inglés al castellano de distintos autores contemporáneos en lengua inglesa. Ha obtenido becas del Fondo Nacional de las Artes y su obra ha recibido diversas distinciones, entre ellas el Premio Fondo Nacional de las Artes y el Tercer Premio Municipal en la categoría de ensayo. Por sus aportes al género recibió la Orden Alejo Zuloaga, otorgada por la Universidad de Carabobo en Valencia, Venezuela (2012), y en 2020 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lo declaró Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad. Su obra ha sido incluida en diversas antologías y parcialmente traducida al inglés, italiano, francés, alemán, lituano, portugués y albanés.

Más información:


#Literatura: Lectura y conversación con Esteban Moore (14/6, online)

Lectura y Conversación

Esteban Moore

—Martes 14 de junio—
Hora en Argentina: 9:00 p.m.
Esteban Moore

Esteban Moore
(Argentina)

* * *

Ver transmisión en vivo:

YouTube.com/CasaMuseoOtraparte

* * *

Esteban Moore (Buenos Aires, 1952) es poeta, ensayista y traductor, autor de una decena de libros de poesía y varios volúmenes de poesía en traducción del inglés al castellano de distintos autores contemporáneos en lengua inglesa. Ha obtenido becas del Fondo Nacional de las Artes y su obra ha recibido diversas distinciones, entre ellas el Premio Fondo Nacional de las Artes y el Tercer Premio Municipal en la categoría de ensayo. Por sus aportes al género recibió la Orden Alejo Zuloaga, otorgada por la Universidad de Carabobo en Valencia, Venezuela (2012), y en 2020 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lo declaró Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad. Su obra ha sido incluida en diversas antologías y parcialmente traducida al inglés, italiano, francés, alemán, lituano, portugués y albanés. En poesía ha publicado «La noche en llamas» (1982), «Providencia terrenal» (1983), «Con Bogey en Casablanca» (1987), «Poemas 1982-1987» (1988), «Tiempos que van» (1994), «Instantáneas de fin de siglo» (1999), «Partes Mínimas» (1999), «Partes Mínimas y otros poemas» (2003), «Antología poética» (2004), «Partes Mínimas -uno/dos-» (2006), «El avión negro y otros poemas» (2007), «Veinte años no son nada» (2010), «Pruebas al canto» (2012), «Poemas 1982-2007» (2015), «Las promesas del día y otros poemas» (2019) y «Selección poética» (2019). Como ensayista publicó «Primer Catálogo de Revistas Culturales de la Argentina» (2001) y ha dado a conocer en revistas y diarios nacionales y extranjeros textos sobre la obra de Alberto Girri, H. A. Murena, Horacio Salas, Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg y la poesía argentina contemporánea, reunidos en «Versiones y apropiaciones» (2012), «Jorge Luis Borges: el escritor poeta» (2017) y «Reunión de Extraños: Borges, Buenos Aires, El café, Jack Kerouac y otras cuestiones» (2020). Así mismo, en su condición de cronista urbano concibió las obras «Librerías de valor patrimonial de Buenos Aires» (2003) y «Pizzerías de valor patrimonial de Buenos Aires» (2006), ambos volúmenes realizados junto al artista plástico Horacio Spinetto.

Conversan el poeta invitado Esteban Moore y el crítico y periodista cultural argentino Demian Paredes.

* * *

Quien lee Poemas 1982-1987 se queda entonces con la sensación de que algo ha comenzado y es a él, al lector, a quien le toca meditar para cerrar con su propio pensamiento el poema dentro de su conciencia.

Elizabeth Azcona Cranwell

*

Esta poesía nace de un compromiso a fondo con la existencia. La realidad y la experiencia personal se han conjugado dialécticamente hasta destilar un universo poético de rasgos propios cuya forma ha evolucionado desde un esquematismo riguroso hasta una densidad en expansión de rica imaginación metafórica. El lenguaje ha mantenido no sólo su identidad de acento sino un digno nivel de precisión.

Joaquín Gianuzzi

*

Desde los tempranos años 80, Esteban Moore viene manteniendo una sostenida actividad poética, apuntalada en numerosos libros, traducciones, un blog en el que sube asiduamente diversos materiales y, últimamente, tres novedades: Las promesas del día y otros poemas (Alción), Selección poética (una antología realizada por Jorge Rivelli publicada por La Porteña) y La escritura de la dorada eternidad, traducción (en colaboración con Patricia Ogan Rivadavia) de un poema en prosa de Jack Kerouac. Poeta de la ciudad y las orillas, con un lenguaje tallado con rigor en la poesía argentina presidida por Borges y también en los beatniks, Moore concibe la escritura como relectura y ensayo de un nuevo punto de vista. En esta entrevista repasa una trayectoria de enorme trabajo, siempre atento a todas las generaciones de poetas y a todo aquello concebido en la periferia de los grandes centros de cultura.

Demian Paredes

*

En la obra de un poeta es dable observar el germinar de sus núcleos de sentido, generalmente apenas esbozados en sus primeras publicaciones y los tropiezos y aciertos que arrostra al intentar dar cuenta de ellos posteriormente, al tiempo que afianza sus destrezas en el manejo de los recursos lingüísticos que lo llevarán al logro o el fracaso en la complicada tarea de obtener para sí una voz propia, distinguible del conjunto. Una voz que se va a destacar no sólo por la originalidad de esos núcleos de sentido o por la singularidad de su tratamiento, sino también —y no es esto lo menos importante— por su grado de aporte a la tradición poética. […] Examinar, siguiera sucintamente, cómo procede un poeta para concretar este señalado trabajo, es en mi opinión no sólo apasionante, sino además absolutamente necesario. Puntualmente, lo que veremos aquí es cómo arriba a este logro uno de los poetas más originales que han dado las últimas décadas en Argentina, autor del poemario Partes Mínimas 1,2, publicado hace unos pocos meses en este país. Se trata de Esteban Moore, nacido en Lobos, Provincia de Buenos Aires, en 1952.

Luis Benítez

* * *

Portadas de algunos libros de Esteban Moore

* * *

Tres poemas de Esteban Moore

CRÓNICA

en chile sarmiento arde de cuerpo entero
mientras decide las bondades de unos y otrosen santa ana do livramento con su guitarra josé hernández
entretiene en un despacho de bebidas al gauchaje triste
le nacen allí unos versos que no termina de comprenderquiroga bajo el sol de misiones redacta una carta
ruega a martínez estrada lo asista en su soledadlugones en un recreo del tigre
observando las mansas aguas del delta
decide escribir su último versoy… en buenos aires borges inaugura su ceguera
recorriendo los devastados anaqueles de una biblioteca pública

* * *


A RUMBO ABIERTO

Anduve la tendida llanura de la cuenca del Salado
sus rutas -sus caminos -sus canales hinchados de agua
Dormí bajo estrellas y lunas envueltas en bruma
En el valle del Río Negro me obsequiaron manzanas
                                   /del tamaño de una calabaza
Apagué mi sed en las heladas aguas del Ñiriguau
Todo esto recuerdo hoy aquí a la ribera del Paraná
y también
los gemidos de un moribundo en un hospital de campaña
la furia del viento en los grandes eucaliptos
el brillo ardiente de aquellos ojos claros
Todo esto recuerdo mientras observo los buques
                      /que navegan lentos contra la corriente
y celebro en silencio:
el buen sol -la brisa suave -el vino fresco
                                                       -la palabra mar


* * *


INSTANTÁNEAS DE FIN DE SIGLO


«Questi son gli occhi della nostra lingua
Francesco Petrarca



De los ojos -todos- el que perdura
en su brillo de agüitas
percibe de los sonidos el ofrecimiento
esta lengua que nos habla -lo propio
de los contrarios
alzados espectros flameándose en la aridez
del horizonte patagónico
paisajes
elementos en descomposición
excrementos -pedazos-restos-automóviles-
heladeras-
viejas máquinas inútiles
abandonadas en la frontera imprecisa
de las grandes ciudades
monóxidos carbonos-
relaciones de incertidumbre
Umnbestimmheit
fórmulas e.g. (Δ p. Δ q ≥ h /4 π)
(Donde p y q se leerán como ‘momento’ (en
ocasiones velocidad) y posición respectivamente
– o más exactamente, ‘coordenada instantánea del momento’
también ‘coordenada instantánea de la posicióne’.)en la que los símbolos
auguran visiones /músicas/
suma de cosas en la sombra -nombrándose
del eléctrico rolar de sus partículas
minima naturae -guijarros- corpusculum
corpúscula
la piedra
extendiendo de su golpe
suaves ondas en el agua quieta
círculos crecientes
presagios que vendrán-
el turbio ojo del temor
asomado a la mirada de Dédalo
mientras observamos a Ícaro
desplegarse en alturas-
cacareos
-ojos-
ésta nuestra ciudad
feble
esplendoroso espejismo
flotando el todavía opaco vapor
de las sombras
el gas de su veneno/
círculos violáceos
máculas -brote multiforme
estrellitas rosadas-
sarpullidos de ese otro cuerpo
apropiado en la profundidad de lo dado/
la mirada de vidrios de aquella mujer
blando pezón erguido
contemplando de su cielo la gradación del vacío
-ojos-
boquitas de pintura-
del peróxido el intenso rielo
en la cuidada cabellera de la rubia atléticaque solitaria macera
en el trabajado mármol de sus pechos
la leche agria del consuelo -la obsesión del tamaño
uñitas del esmalte-
-ojos-
las manos -el tacto de tus dedos
la tierna substancia de las esponjas
partes mínimas
sí…
y las palabras nunca y siempre
taladrando los muros del olvido
la voz extraviada de los cuerpos
lamentándose
en la madrugada que orea su escarcha
yuyos secos -ojos- aguas orinadas
las bocas unas con otras
el rumor de su búsqueda
unas a otras
voces que tantean en vano
las medidas de un cuerpo
que les quede
los cuerpos persiguiendo
de su nombre el lejano eco
la simple inscripción
en una lápida inexistente-
el deseo
radiante de él
aguardando a los verdugos
en el cadalso de la historia
bhutas
mutaciones
/la mierda de las palabras
/la máscara de tus labios/
los aromas del fuego
¿ anunciaciones ?
-ojos-
Heisemberg y Popper calzando guantes
en el círculo central
de un cuadrilátero sin demarcar
el grave trino de quién
anuncia a los contendientes:
«los Se…Ores Hissssember y Púper»
Pound, Eliot, ¿Valery? [Multiple choice
your choice based upon facts ????]
quién recuerda las reglas
del Marqués de Queensbury
su fecha de nacimiento
la luminosidad de la energía latente
en los cables que abrazan el foco encendido
quién predice la verificación de hechos
que jamás
serán registrados por la memoria de la especie
y… sí los ojos =siempre=
y de ellos ése que ante el iridiscente claroscuro
de fugaces estallidos
donde fluyen
en su representación tanta y multiplicada
todas las cosas
harto ‘de ver
por un espejo y obscuramente’
es seducido
de aquella abundancia

* * *

Jorge Luis Borges y Esteban Moore (1975)

Jorge Luis Borges y Esteban Moore (1975)
Pagina12.com.ar


#Música: Butcher Brown, «Grown Folk» (2015)

Butcher Brown – Grown Folk (2015 – Album)

8 jun 2022

Tracklist:

[00:00] 01. Grown Intro

Featuring – Marcus Tenney

[01:10] 02. Strollin’

[02:34] 03. Bedroom Time

[04:27] 04. Bailar

[06:16] 05. Knock One Back (For SG & Iggy Francs)

[08:02] 06. JheriCurlJuice

[11:28] 07. Studio 69

[13:14] 08. Pimp Cane

[15:11] 09. Tambourine Gypsy

[16:44] 10. Chester’s Black Benzo

[19:25] 11. Moist

[21:59] 12. Slippery Earlz

[23:20] 13. Stop Fighting , Start Loving

[25:40] 14. Neighborhood Watch

[28:16] 15. Lay It Back (Throw It Back)

[31:46] 16. Stroke

[33:20] 17. Eyyo Wassup (From Polytoned)

[35:16] 18. Bank Robbery

[36:48] 19. Shake It For Meh One Time

[37:25] 20. Morning After

Credits:

Artwork – Sollos Creative

Bass – Andrew Randazzo

Design – Sollos Creative

Drums – Corey Fonville

Engineer – DJ Harrison

Guitar – Keith Askey

Keyboards – DJ Harrison

Label – Thrash Flow

Layout – Sollos Creative

Percussion – Corey Fonville, DJ Harrison

Recorded By – Jellowstone Studios